Página Axxón

Científicos de la NASA descubren el agujero negro más pequeño conocido   |    Las ondas de gravedad generan tornados   |    Toque el cielo invisible: Explorando el cosmos en braille   |    Un innovador laboratorio utiliza satélites para combatir enfermedades   |    Los anillos de Saturno están desapareciendo   |    El impacto ambiental del retorno a la Luna   |    ¿Un agujero negro y radiación Hawking en una fibra óptica?   |    Imágenes celestes: Últimas confesiones de una estrella moribunda   |    ¿Quién está orbitando la Luna?   |    Una nueva teoría cósmica conecta las Fuerzas Oscuras   |   
21-Abr-2008

La Gran Carrera de Vehículos Lunares de 2008

Estudiantes universitarios y de escuelas secundarias de varios países crearon vehículos lunares y compitieron sorteando obstáculos simulados tales como cráteres, cordilleras de lava sólida y terreno lunar.

Ninguno de los participantes de la Carrera de Vehículos Lunares de la NASA, que se llevó a cabo en 2008, tenía la edad suficiente como para haber visto la película de 1969, Those Daring Young Men in Their Jaunty Jalopies (El rally de Montecarlo y toda su zarabanda). Sin embargo, todos los competidores parecían ser las estrellas de aquella película mientras cruzaban a toda velocidad la pista sobre el terreno lunar simulado en una gran variedad de raros vehículos.

Estos estudiantes de escuelas secundarias y de universidades, que representaron a 20 estados de Estados Unidos, Puerto Rico, Canadá, Alemania e India, lo pasaron muy bien en sus vehículos lunares caseros. Atravesaron el "polvo lunar" y también hicieron retumbar los motores en los "cráteres" recreados en el Centro de Cohetes y del Espacio de Estados Unidos, ubicado en Huntsville, Alabama, durante el 4 y 5 de abril. Allí compitieron para completar el recorrido de 1,1 km (0,7 millas) más rápido que los otros equipos.


Estos estudiantes de la Universidad Carleton, de Ottawa, Ontario, en Canadá, obtuvieron el tercer puesto en la división universitaria de la 15ta. Gran Carrera Anual de Vehículos Lunares de la NASA. [Más información]

Como parte de la carrera, los equipos integrados por dos personas tuvieron que armar su singular medio de transporte antes de arrancar desde la línea de partida y competir contra reloj en una carrera individual. Los desafíos del trayecto incluyeron obstáculos tales como cráteres, rocas, cordilleras de lava sólida, pendientes, terreno lunar y (algo que nunca se ha visto en la Luna) un fuerte aguacero. Increíblemente, la mayoría de los vehículos se mantuvieron en pie para completar su recorrido y, de hecho, algunos de los equipos lo hicieron sin cometer ninguna falta, pasando a toda velocidad a través de áreas de arena, entre otras cosas, con tanta pericia como los pilotos de aquella película de 1969 que nunca vieron.

Mientras esperaban su turno para realizar el recorrido, los equipos trabajaron en sus vehículos, en el estacionamiento. Un equipo de Fairhope, Alabama, elevó el uso de la cinta adhesiva a niveles artísticos, asegurando de ese modo todas las partes necesarias (radios simulados, cámaras simuladas, baterias simuladas, etc.) en su lugar.


INDICE DE NOTICIAS

"Nuestro vehículo no es tan extraordinario como el de otros, pero estamos orgullosos de él", dijo uno de los tripulantes de Fairhope: fotografía. De hecho, su vehículo realizó un recorrido aceptable, y de un tirón. (¿Hay alguna duda?)

El Dr. Paul Shiue, asesor del equipo de la Universidad de los Hermanos Cristianos de Memphis, Tennessee, estuvo apoyando al equipo muy de cerca. Entre risas, Shiue mencionó que la cinta adhesiva era su "mejor herramienta de ingeniería".

Muchos de los equipos basaron la construcción de sus vehículos en piezas de chatarra, lo cual dio como resultado (y como se esperaba) resistentes medios de transporte: "Al vehículo de uno de los equipos de la escuela secundaria se le torcieron severamente ambas llantas de un lado al saltar el obstáculo número 3, luego el tubular central salió volando y golpeó violentamente una de esas ruedas, algunos obstáculos más adelante", describe Dennis Gallagher, espectador y físico de la NASA. A pesar de todo eso, "ellos se las arreglaron para terminar la carrera".


El vehículo de una pareja de pilotos de la Escuela Secundaria Puerto Rico, de Fajardo, Puerto Rico, volcó. Los dos competidores se recuperaron lo suficientemente rápido como para establecer la marca más veloz entre los novatos de la carrera y ganaron el "Premio al novato" de 2008. [Más información]

"Mientras tanto, un equipo de la India se las ingenió sin partes vitales, las cuales se encontraban en el equipaje que nunca llegó", continúa. "También olvidaron los cascos de seguridad, las gafas protectoras y los guantes, pero otro equipo les donó los suyos. Uno de los puntos a destacar de este evento es que los equipos estuvieron dispuestos a compartir su conocimiento, sus herramientas y sus piezas".

La cooperación, el ingenio y una responsable destreza relacionada con la ingeniería también estuvieron presentes —como hace más de 30 años cuando los ingenieros de la NASA crearon el Vehículo de Exploración Lunar original para el programa Apollo.

El vehículo lunar de aquella época tuvo que viajar en un impresionante vacío a través de un polvoriento y accidentado paisaje, con temperaturas superiores a los 93 grados centígrados (200 grados Fahrenheit) y muy poca gravedad (1/6 g) que lo mantuviera en el piso. Con un peso de apenas alrededor de 200 kg en la Tierra (450 libras), o lo que equivale a alrededor de 34 kg (75 libras) en la Luna, el vehículo lunar podía transportar hasta 453 kg (100 libras) de la Tierra, más del doble de su propio peso. Como si eso no fuera suficiente, también debía caber en el reducido espacio de la nave que se posó en la Luna. Sus diseñadores lo hicieron plegable (como si fuera un juguete Transformer) para su viaje hacia la Luna y fácilmente desplegable para que pudiera llevar a cabo su aventura, cuando la nave descendiera en la superficie lunar. A final de cuentas, el vehículo lunar original ofreció un lindo paseo.

Aquí en la Tierra, en la Gran Carrera de Vehículos Lunares de 2008, todos los hombres y mujeres, ganadores y perdedores por igual, parecieron divertirse y sus vehículos fueron extraordinariamente bien construídos. El equipo II de la Escuela Secundaria Erie, de Eire, Kansas, ganó la carrera del nivel que correspondía a las escuelas secundarias y completó el recorrido en tan sólo 3 minutos y 17 segundos. El equipo ganador del nivel universitario fue el de la Universidad Evansville, de Evansville, Indiana, con un tiempo impresionante de 4 minutos y 25 segundos.

Y ni siquiera usaron tanta cinta adhesiva.

Fuente: Ciencia@NASA
Traductor al español: Daniel Tafoya


Página Axxón