Página Axxón

Los perdurables misterios de los cometas   |    Las ondas de gravedad generan tornados   |    Crónicas del Apolo, Episodio I: Sombras Oscuras.   |    Un innovador laboratorio utiliza satélites para combatir enfermedades   |    Los anillos de Saturno están desapareciendo   |    El impacto ambiental del retorno a la Luna   |    Sorpresas desde Mercurio   |    Imágenes celestes: Últimas confesiones de una estrella moribunda   |    ¿Un nanomotor a fonones?   |    Una nueva teoría cósmica conecta las Fuerzas Oscuras   |   
19-May-2008

Los anillos de Júpiter creados en la sombra

Júpiter tiene un delgado conjunto de anillos casi imperceptibles con formaciones que han desconcertado a los científicos durante mucho tiempo. Un nuevo estudio muestra cómo la luz y las sombras funcionan allí, lo que ha resuelto varios misterios a la vez.

Los anillos de Júpiter, para nada tan visibles como los de Saturno, que están helados, son brillantes y contienen trozos grandes como casas, están compuestos principalmente por polvo oscuro. Fueron descubiertos en 1979 por la Voyager 1. Hasta que la sonda Galileo orbitó Júpiter de 1995 a 2003 los científicos no pudieron saber que los anillos estaban hechos de polvo esparcido a causa de meteoroides que impactaron en las lunas interiores de Júpiter.


Aún así, quedaban rarezas que no concordaban con las predicciones teóricas: los anillos sobresalían por fuera de la órbita de la luna Tebe, y parte del sistema de anillos está inclinado con respecto al plano principal de los anillos.

Los nuevos estudios muestran que estas anomalías están causadas por la alternancia de luz y sombra.

“Según orbitan el planeta, las partículas de polvo de los anillos se cargan y descargan alternativamente cuando pasan por la sombra del planeta”, explicó el astrónomo Douglas Hamilton de la Universidad de Maryland. “Estas variaciones sistemáticas en la carga eléctrica de las partículas de polvo interactúan con el poderoso campo magnético del planeta”.

Las pequeñas partículas de polvo son impulsadas más allá de lo que se esperaría que fueran las fronteras del anillo, y las motas más pequeñas “incluso cambian su inclinación, o su orientación orbital, con respecto al planeta”, dijo Hamilton.


¡Axxón en tu biblioteca!
Anuario I Axxón

256 páginas de
Ciencia Ficción

Las rarezas del anillo “se producen en la oscuridad”, bromeaba.

Los hallazgos se detallan en el número del 1 de mayo de la revista Nature.

Hamilton y su co-autor, el alemán Harald Kruger, estudiaron los datos de impactos, velocidad y orientación orbital de partículas de polvo tomados por la Galileo cuando cruzó los anillos, preparándose para su suicidio en el planeta. Kruger analizó el nuevo paquete de datos y Hamilton creó simulaciones de ordenador que relacionaban el polvo y los datos gráficos de los anillos de Júpiter, y explicaba las excentricidades observadas.

“Con nuestro modelo podemos explicar las estructuras principales del anillo de polvo que observamos”, dijo Kruger.

Este nuevo conocimiento también puede ser aplicado a los anillos de Saturno, Urano y Neptuno, pero los efectos son más acusados alrededor de Júpiter, dicen los investigadores.

“Las partículas heladas en los famosos anillos de Saturno son demasiado grandes y pesadas como para estar influidas de manera significativa por este proceso, y por esa causa no se ven anomalías similares allí”, dijo Hamilton. “Nuestro descubrimiento de los efectos de la sombra también podrían arrojar algo de luz sobre algunos aspectos de la formación planetaria, porque las partículas de polvo cargadas eléctricamente deben de unirse de alguna manera para formar cuerpos mayores, de los que se forman en última instancia los planetas y las lunas”.

Fuente: Astroseti
Traductor al español: Claudia Rodríguez Ruiz


Página Axxón