Página Axxón
 
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

29/may/02




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Evolution Robotics podría estar dando un gran salto en la historia de los robots con la creación del ER1, un robot capaz de reconocer el medio ambiente en el que se encuentra. Esta innovación significa un importante avance en la búsqueda de la autonomía robótica.

Un robot que sabe a dónde va

Uno de los modelos de ER1.(Wired News, Reuters, desde Los Angeles) Un grupo de personas que se encontraban en la Electronic Entertainment Expo estaba buscando las últimas novedades en videojuegos cuando, de pronto, se encontraron con un robot de 60 cm de alto que sostenía una cerveza, leía libros infantiles y escuchaba música.

A decir verdad, el nuevo robot móvil de Evolution Robotics no es demasiado atractivo: es poco más que una laptop Pentium con chasis de aluminio y rueditas, un brazo de 30 cm de largo con una garra, y una cámara digital USB. Sin embargo, el ER1 podría ser el primero de una nueva generación de robots semiautónomos.

Lo novedoso es que este robot posee un programa especial de software que le permite aprender con rapidez y andar por lugares nuevos por su cuenta.

"Hasta ahora, los robots se reducen a los sistemas que controlan automóviles, pero para que valgan la pena, es necesario que sean autónomos", comentó Bill Gross, presidente de Evolution Robotics. Al final del día, Gross hizo la demostración del funcionamiento del robot —que duraba 10 minutos— una y otra vez, apenas tomándose unos segundos para hacer una pausa.

Pantalla del programa ER1 Software Control Center.Mediante el uso de un programa especializado de software llamado EvoVision, capaz de almacenar hasta 10.000 imágenes digitales, la computadora permite que el robot reconozca el medio ambiente en que se encuentra —y que cambia constantemente—, a través de una serie compleja de imágenes ópticas computarizadas. Basta con impartir una orden simple en voz alta, como "Tráeme una cerveza", para que el ER1 se ponga en movimiento.

Para enseñarle al robot a encontrar la cocina, por ejemplo, lo único que tiene que hacer el usuario es llevar el robot a la cocina (o guiarlo a través de comandos de voz), decirle que saque una foto y luego explicarle qué es esa foto.

Pero cabe preguntarse por qué el robot estaba en la exposición de videojuegos. Hace ya mucho tiempo que los videojuegos atraen a las mentes más brillantes en el campo de la ingeniería y Gross quería sacar provecho de la capacidad que tienen estos genios de ver posibilidades donde otros sólo ven obstáculos.

"Pensamos que los desarrolladores de juegos lo entenderían porque ellos siempre están en la búsqueda de novedades que amplíen el horizonte —señaló Gross, también fundador del incubador tecnológico Idealab—. Ahora que la computadora cuenta con información sensorial podemos cambiar el modo en que vivimos."

La nota completa y links en...

http://wired.terra.com.ar/wired/tecnologia/02/05/24/tec_44363.html

 

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2016  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002