Noticias en la página Axxón

1/Dic/03




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Hogar inteligente para ancianos

Para las personas mayores, vivir sin compañía en su propia casa no resulta siempre fácil. Para aquellas que no desean vivir en una residencia o recibir cuidados específicos, un grupo de ingenieros y científicos de la University of Florida han diseñado un hogar "inteligente" experimental que proporciona, automáticamente, mucha de la asistencia que necesitarán de forma habitual.

(Noticias de la Ciencia y la Tecnología) El prototipo de este curioso y avanzado hogar inteligente está habitado por una sola persona llamada Matilda, de 85 años, aunque en realidad no es un ser vivo real, sino un maniquí.

La "casa" posee una sala de estar completamente amueblada, cocina, dormitorio y baño. Ocupa la mayor parte de la cuarta planta donde se halla el laboratorio de informática de la UF. No es un espacio muy grande, pero sí suficiente para una hipotética persona que viviera sola o junto a un compañero de edad semejante.

¿Qué podemos encontrar en este hogar inteligente? Muchísimos elementos ausentes de las casas tradicionales, como un microondas que reconoce el tipo de plato que se le introduce y que por tanto no necesita que se le diga el tiempo de cocción, o una serie de sensores que vigilan constantemente los movimientos del anciano. Tales dispositivos, y muchos otros, están interconectados a través de una red informática, permitiendo el diálogo entre ellos y entre los dispositivos y el usuario.

Según Sumi Helal, participante en el proyecto, asistimos a la evolución lógica de los dispositivos de ayuda, dejando paso a los entornos que asisten por sí mismos.

El objetivo es hacer la vida más fácil a los ocupantes de la casa. Así, si se produce una fuga de agua que llega al suelo, los sensores la detectarán y nos informarán, incluso por teléfono móvil (en caso de que no estemos en casa). Si nos visita alguien, los sensores determinarán en qué habitación nos encontramos y una cámara nos enviará la imagen del recién llegado. Para abrir la puerta, el propio visitante podrá hacerlo a través de una llamada telefónica que incluirá un código de seguridad. El anciano no tendrá que moverse de su posición si no lo desea o no puede hacerlo.

Actualmente se estima que sólo un 10 por ciento de las personas que han superado los 60 años necesita asistencia exterior en su vida diaria. Sin embargo, casi el 50 por ciento de los hombres y mujeres que pasan de los 80 sí la precisan.

La sociedad envejece, de modo que el cuidado de todas las personas que alcanzan esta fase de su vida provocará un incremento exponencial de los costes de asistencia domiciliaria durante los próximos 20 años. Es posible que si dedicamos parte de este dinero a dotar a los hogares de sistemas más automatizados, los gastos bajen.

Existe el estereotipo de que las personas mayores rechazan la tecnología, pero se ha demostrado que esto no es así. Sólo deben tenerse en cuenta factores tales como la facilidad de uso. Un sistema capaz de reconocer la voz humana podría ser usado para múltiples tareas, como encender las luces, el equipo de música, la televisión, mover las cortinas o cualquier otra cosa. La asistencia médica a distancia, con sensores aplicados al cuerpo de los usuarios que informarán a los doctores del estado del paciente, será otro importante campo a tener en cuenta. Para quienes sufran de pérdidas de memoria, ¿qué mejor solución que una casa que nos recuerda dónde dejamos las cosas?

En la casa inteligente de la UF, los ingenieros tienen un espacio para probar sus ideas y para evaluar si podrán aplicarse en un futuro próximo.

Más información:
Nota original


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002