Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

15/Mar/04




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Los límites de la precisión: Han conseguido medir eventos de 100 atosegundos

Investigadores europeos han conseguido medir el más pequeño intervalo de tiempo, que es de 100 atosegundos, observando los movimientos de un electrón dentro de un átomo. El experimento consolida una nueva ciencia, la atofísica, que no sólo permite observar estados cada vez más primarios de la realidad, sino que también pretende controlar los cambios que se producen en el interior mismo del átomo. Se abre así un nuevo universo de posibilidades respecto a la manipulación de la materia.

(Tendencias Científicas) El más pequeño intervalo posible de tiempo ha sido medido por científicos de la Universidad de Viena. Utilizando impulsos cortos de láser, vieron un electrón moviéndose dentro de un átomo y fueron capaces de medir sucesos de hasta 100 atosegundos. Los atosegundos representan la escala de tiempo en que se mueve la dinámica electrónica de los átomos. Para registrar en tiempo real estos movimientos atómicos hay que excitar y medir la duración de las transiciones que se producen a esta escala infinitesimal de la materia.

La observación reciente de impulsos lumínicos a la escala de femtosegundos (equivalentes a 10 elevado a potencia de -15 segundos) ha acelerado las técnicas de los registros atómicos, que han pasado a medirse en atosegundos (10 elevado a la potencia de -18 segundos).

El profesor Ferenc Krausz y su equipo del Instituto de Fotónica de la Universidad Técnica de Viena, han trabajado junto a investigadores del Instituto Max Planck de Óptica Cuántica de Garching y de la universidad de Bielefeld, para conseguir esta medición inédita, cuyo relato se publica en la revista Nature.

Rayos de 250 atosegundos

Los investigadores han demostrado que es posible generar y medir los impulsos de rayos X que duran 250 atosegundos. Estos impulsos proceden de un gas de neon cuyos átomos son ionizados por impulsos de un láser de una duración de 2,5 femtosegundos.

Los impulsos de rayos X excitan los átomos de un fotocátodo, elemento que convierte los fotones de rayos X en electrones. Estos electrones incidentes son de dos tipos, primarios y secundarios. Al pasar por una cámara, estos electrones dejan grabada una imagen "tomográfica" de sí mismos que es la que sirve para medir los impulsos regulares de los átomos de neón, a la velocidad de 250 atosegundos.

Gracias a este procedimiento es posible observar también a los electrones secundarios, más breves, que se mueven a la velocidad de 100 atosegundos, desvelando así las transiciones atómicas que se producen en el envoltorio electrónico de los átomos del fotocátodo.

El experimento consolida una nueva ciencia, la atofísica, que no sólo permite observar los intervalos de tiempo que se producen cuando los electrones se desplazan alrededor de sus átomos, sino que también pretende controlar los cambios que se producen en el interior mismo del átomo, lo que nos sitúa a las puertas de un nuevo universo de posibilidades respecto a la manipulación de la materia. Hace mucho tiempo que la ciencia persigue la observación y medida de estos fenómenos íntimos de la materia, pero no ha sido sino con la llegada de los láser que este conocimiento ha avanzado realmente.

Son precisamente rayos láser ultrarrápidos (también llamados láseres femtosegundos), hechos con pulsaciones ultracortas de rayos X, los que han permitido tomar esas fotos íntimas de la materia en sus procesos más elementales. El hecho es que, de la misma forma que los flashes de milésimas de segundo permiten fotografiar una bala de revólver en pleno vuelo, impulsos luminosos medidos en femtosegundos pueden capturar reacciones químicas entre grupos de átomos o moléculas. Sin embargo, para llegar a los movimientos que se producen en el interior del átomo, como las órbitas de los electrones, esos impulsos luminosos deben ser todavía más rápidos. El objetivo es llegar a capturar el tiempo utilizado por un electrón para rodear su protón en el átomo más pequeño, el de hidrógeno, cuya duración es de 24 atosegundos.


 

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002  Anteriores
Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com
Google
  Web http://axxon.com.ar