Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

22/Abr/04




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



La 30ª Feria del Libro abrió al calor de la reactivación editorial

En el acto hablaron autoridades nacionales, de la Cámara del Libro y el escritor Abelardo Castillo, quien recibió una gran ovación. Desde hoy y hasta el 9 de mayo, estará abierta al público.

(Clarín, 16/4/2004) ¿Qué es cualquier libro de poemas, cualquier novela, cualquier tratado filosófico, si no un hombre que habla con otro hombre?", se preguntó ayer, frente a mil quinientos "otros hombres" el escritor Abelardo Castillo. Otros hombres y mujeres que estaban ahí por asuntos vinculados a los libros: en el predio de la Rural se inauguró ayer la 30ª edición de la Feria del Libro.

Después de mucho tiempo, este año sonó en la apertura de la Feria la palabra "reactivación", en boca del presidente de la Fundación El Libro, Alberto Pazos, y hubo varios funcionarios en el escenario: el ministro de Educación, Daniel Filmus; el secretario de Cultura, Torcuato Di Tella, y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Aníbal Ibarra.

Para empezar, se entregó el premio a la trayectoria editorial y el elegido fue Gregorio Weinberg, editor desde los años 50 de la colección "El pasado argentino".

Luego China Zorrilla leyó fragmentos del Martín Fierro de José Hernández, del Facundo de Domingo Faustino Sarmiento y un texto de Jorge Luis Borges.

El gran lugar de la noche estaba reservado a Abelardo Castillo, que hiló su discurso contando varios cuentos. "La literatura es anterior a la escritura", dijo. Porque "los libros, lo que hoy llamamos libros, se inventaban y luego se recordaban y se cantaban y se transmitían a través de las generaciones".

Memoria de escritor y de argentino, en esta Feria número 30 Castillo recordó la primera: "Era, en algún sentido, más entrañable que ésta. Tenía más aspecto de campamento de gitanos que de Feria del Libro. Cualquiera que haya estado en ella recordará, antes que a Borges, Sabato o Mujica Láinez, el imperioso olor de los chorizos asados, aquella especie de calle de tierra al fondo, cerca de la vía, los chicos que se les perdían a sus madres".

Pero no todo era entrañable: "Lo que no sé si todos recordarán es que esa primera Feria estuvo a punto de no inaugurarse. Era 1975, eran los días de las Tres A, eran los asesinatos de intelectuales y dirigentes obreros en las calles de Buenos Aires".

Castillo fue ovacionado.

Entonces fue el turno de Alberto Pazos. Pazos destacó que la industria se está recuperando de la crisis pero que la tarea "es difícil" porque "no sólo debemos luchar contra la piratería y la reprografía ilegal, sino que actualmente no tenemos un apoyo financiero, como siempre lo hubo". Un insumo fundamental para el sector, el papel, "tiene precios exorbitantes debido a aumentos que son injustificados", dijo Pazos, quien reclamó "líneas especiales de financiación" para poder aumentar las tiradas y bajar precios.

En ese sentido, agregó que junto a la Secretaría de Cultura de la Nación se impulsarán proyectos para atenuar el impacto del IVA en la industria del libro. Pazos señaló otro problema que afecta a la industria: los derechos de autor pagan el impuesto a las ganancias, "lo que desalienta la creación y debe modificarse".

Torcuato Di Tella —también autor de varios libros— se refirió a la "creatividad de la sociedad civil argentina" y, a continuación, tomó la palabra Daniel Filmus, que traía un mensaje del presidente de la Nación. "Kirchner manda su profundo dolor por no poder estar", dijo. Y recordó que la Feria fue un lugar de resistencia "también la década del 90, cuando el Estado abandonó todo papel activo en la defensa de la cultura".

Haciendo juego con las preocupaciones de la actualidad, Aníbal Ibarra subrayó que "una sociedad que lee será siempre más libre y más segura".

Más allá de los 1.384 expositores distribuidos en 400 stands, más allá de los 1.000 actos culturales de la Feria, hay hechos que no trascienden tanto pero son un buen indicador de cómo está la actividad. Es el caso del lanzamiento del "Portal del Libro Argentino" (libros.ar) que fue anunciado anoche por Pazos y estará funcionando a pleno desde mayo: habrá 170.000 títulos en la red y será posible localizar obras publicadas en los últimos 24 años. Como explicó Pazos, el Portal del Libro Argentino "difundirá en el país y en el exterior la oferta editorial argentina". Desde mayo estarán disponibles las primeras 4.200 tapas de libros, con datos de contenido y 3.000 resúmenes e índices.

Esta edición de la Feria del Libro contará con la visita de Fernando Savater, David Lodge y Arturo Pérez Reverte, entre otros escritores extranjeros, en una lista a la que se suman también Antonio Lobo Antunes, Carlos Monsiváis, Laura Restrepo, Elisabeth Roudinesco, Antonio Skármeta y Slavoj Zizek. Pero el predominio lo tendrán los escritores locales. En las sesiones de firma de ejemplares estarán, entre otros, Osvaldo Bayer, Martín Caparrós, Roberto Fontanarrosa, Guillermo Saccomano y Héctor Tizón.


 

Postales que dejó el primer fin de semana en la Feria del Libro

(La Nación) Dos imágenes dominaron ayer el primer fin de semana de la Feria del Libro. Una, la multitud que colmó ayer los pasillos, que llenó de optimismo a editores y libreros por las ventas. La segunda, que la muestra ya no es sólo de libros.

Son las cinco y la cola se extiende unos treinta metros en el pabellón amarillo de la Feria del Libro. Es extraño, pero aquí los minutos parecen pasar al ritmo de un gotero de botella. Y es que en este sector más de 50 personas aguardan su turno, pero no para comprar el último best seller que le recomendaron, sino... para tomar un trago gratis en el stand de Fernet Branca.

Más allá, en el mismo pabellón amarillo, un hombre de rasgos orientales contorsiona su cuerpo. Dice que está practicando falum dafa, un antiguo sistema chino de "cultivación" de la propia naturaleza y vida a través del estudio de los principios universales zhen, shan y ren (verdad, benevolencia y tolerancia), en un juego de ejercicios físicos.

Tras un comienzo tranquilo, la Feria se colmó ayer de familias que recorrieron los 410 stands, preguntaron precios, caminaron, caminaron... y, finalmente, se animaron a comprar su libro favorito.

Los responsables de los stands ya auguran un buen comienzo y ensayan una explicación para calmar la ansiedad de ventas: dicen que, como este año la feria se prolongará durante 27 días —una semana más que la edición anterior—, la gente se toma su tiempo para comprar.

"La verdad es que el viernes estuvo un poco flojo, porque llovió. Pero el sábado y el domingo repuntó. Tuvimos buenas ventas. Creo que la gente está más madura, sabe lo que quiere y antes de comprar recorre y pregunta precios", dice a LA NACION el responsable del puesto de Editorial Sudamericana, Javier Villafañe.

*-*

A unos metros de ese stand, las Chicas Superpoderosas juegan con un grupo de niños: pintan paisajes, colorean libros y leen cuentos.

"Vengo todos los años, y esta vez encontré una feria un poco más desorganizada —dice Beatriz Calabrés, mamá de un nene empeñado en dibujar el ratón Mickey—. Antes había un rincón para los chicos que permitía a los padres dejarlos allí y luego recorrer el predio. Ahora, cada stand quiere imponer su actividad infantil y uno tiene que estar pendiente de los chicos durante todo el recorrido."

Lejos, junto a una mesa repleta de ejemplares, dos monjas preguntan el precio del libro de cocina de la hermana Bernarda. A unos metros, un puesto sobre artes marciales exhibe en su vidriera una colección de videos que tratan de cómo convertirse en un policía (bueno), cómo conseguir el mejor sistema de seguridad y cómo ser un karateca exitoso.

La cola sigue creciendo en el stand de Fernet Branca. Y ya son más de 70 las personas que hacen fila. "Estamos dando entre 2000 y 2500 medidas diarias de nuestra bebida", dice uno de los encargados del puesto, y le sirve "dos dedos" a una pareja que hizo la fila por segunda vez.

En el pabellón Azul, al ritmo de Shakira, un juego de luces de colores atrae a la gente. No es un puesto de libros, sino el stand de Musimundo, que ofrece desde equipos musicales hasta discos compactos. Otros stands ofrecen juguetes de madera, acuarelas, cuadros y muñecos de "El señor de los anillos", tazas, y mucho merchandising.

En la Sala Adolfo Bioy Casares, mientras tanto, la Fundación Manuel Mujica Lainez presentaba un CD con la obra completa de "Manucho". "Editamos 25 CD con las obras completas. Cada disco contiene un libro, las notas del autor y las críticas de esa obra publicadas en los periódicos y revistas más importantes de la época", dice a LA NACION Inés de Allende de Goyanes, presidenta de la fundación. Y añade: "El año pasado recibimos a unos 20 investigadores de distintos países para consultar sus manuscritos y notas. Ahora, con estos discos, la obra de Mujica Lainez se vuelve accesible para todos".


 

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002  Anteriores
Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com
Google
  Web http://axxon.com.ar