Noticias en la página Axxón Página Axxón

18/May/04

Publicaciones reseñadas: Coraline de Neil Gaiman

Al día siguiente de mudarse de casa, Coraline explora las catorce puertas de su nuevo hogar. Trece se pueden abrir con normalidad, pero la decimocuarta está cerrada y tapiada. Cuando por fin consigue abrirla, la niña se encuentra con un pasadizo secreto que la conduce a otra casa tan parecida a la suya que resulta escalofriante.

 


Título:
Coraline
Autor:
Neil Gaiman
Ilustraciones:
Dave McKean
Traducción:
Raquel Vázquez Ramil
Editorial:
Salamandra
Precio (Argentina):
$32.00



Coraline es un sorprendente libro escrito por Neil Gaiman. Sorprendente, porque cuesta creer que el guionista de la famosa historieta Sandman haya hecho esta obra para niños (y no es la única). Lo primero que destaca es la edición prolija de Salamandra, en tapa dura (un lujo), indispensable para captar la atención de los pequeños lectores. Seguramente será mejor valorado por aquellos que tengan entre siete y doce años, aunque no es un rango excluyente en lo absoluto.

Gracias a la cuidada redacción, es de lectura sencilla y atractiva. El argumento pone el foco sobre una niña de 10 años (la que le da nombre a la novela). A lo largo del relato, nos encontramos con numerosos elementos oscuros, personajes desopilantes y situaciones extrañas, pero todo es visto con naturalidad, y tal vez esto tenga que ver con el punto de vista que eligió Gaiman (la tercera persona).

Los ocupados padres de la protagonista, que apenas dedican tiempo o le dan gustos, deciden la mudanza a la casa de la difunta abuela de Coraline, recibida como herencia. La mudanza representa para Coraline un nuevo territorio de exploración. Ella se considera a sí misma como exploradora, lo que la llevará a recorrer la casa y sus alrededores, conociendo al resto de los inquilinos y al gato negro que vive en el fondo.

Pero pronto se encuentra con una puerta, la mas antigua de la casa, tapiada con ladrillos. Una noche Coraline es despertada por una sombra, y tratando de averiguar qué es, descubre que la puerta está abierta y que un oscuro pasillo la transporta a otro lugar, a otra casa igual, ubicada en un reducido universo, donde otros padres tientan a Coraline con ricos alimentos, atenciones y juguetes para que se quede con ellos.

El primer cuarto del libro es cautivante, el segundo se hace más lento, retomando fuerza después de la mitad. Pero no es un libro largo. El final es definitivo, sin ser "happy end", como para que los lectores precoces no se queden preguntándonos "¿y ahora qué va a pasar, papá?".

Un detalle muy agradable es el "arte de tapa" y las ilustraciones interiores en blanco y negro, realizadas por McKean, que vine acompañando a Gaiman desde los ochenta. La simpatía y el carácter de esos dibujos delinean situaciones y personajes de una forma muy llamativa.

Resumen: Muy recomendable, pero que sea para niños no quiere decir que no la vayan a disfrutar los adultos también. Piensen en que sería un excelente regalo para sus sobrinos, pero cómprenlo unos días antes para poder leerlo.

Omar G. L. Munarriz para Axxón y Garrafex News.

Más información:
Coraline En Librerías Santa Fe