Noticias en la página Axxón Página Axxón

26/Jun/04

Publicaciones recibidas: Asimov Ciencia Ficción #9

Asimov 9El concepto de lo que es una "revista" en tiempos de Internet difiere drásticamente de lo que entendíamos por "revista" en la época de Más Allá, de Minotauro, de Nueva Dimensión, de El Péndulo... No es necesario que profundice aquí las razones de las diferencias; es suficiente con que se diga que la información, la columna vertebral de lo que entendíamos por "revista" hace dos décadas, ha quedado ligada a los sitios web y las revistas electrónicas por una mera cuestión de velocidad y tiene poca cabida aún en una publicación de periodicidad mensual.

¿Qué espacios aprovechables quedan para una revista editada en papel? De eso quiero hablarles. Porque contra todos los pronósticos la Asimov de Robel, la Asimov de Santos y compañía, no luce como una antología; es una revista. Tal vez por los editoriales, que trabajan sobre temas agudos y polémicos, por las cartas de los lectores, que reflejan el estado anímico de un fandom cada vez mejor informado (un poco por lo expuesto más arriba y otro poco porque la revista "motiva" al lector a participar de un modo que jamás podría hacer un libro) y también por los cuentos.

La selección de cuentos de la Asimov 9 me sorprendió gratamente. No hay dudas de que ante la posibilidad de elegir entre mucho se puede elegir bien... y se puede elegir mal. Por otra parte, si bien la revista se nutre con material aparecido en U.S.A. en los últimos tiempos, debemos tener en cuenta que en cada entrega se incluyen dos textos de la cantera hispana que no aparecieron en la edición norteamericana, de modo que es posible descartar por lo menos los dos relatos más flojos de cada mes y hasta tres o cuatro, si aceptamos que a disposición de los editores españoles está todo lo editado antes de octubre del 2003.

Entre elegir bien y elegir mal la Asimov de junio 2004 decanta hacia elegir bien.

Los puntos más altos del número son los trabajos de Ursula K. LeGuin, Mike Resnick y James Patrick Kelly, pero esto porque uno tiene el afán comparativo a flor de piel. Todos los relatos se dejan leer y, lo que todavía me hace sentir mejor, los relatos hispanos no desentonan.

Vayamos a los detalles. "Las niñas salvajes" es un LeGuin legítimo, de pura cepa. Sin excesiva preocupación por situar en tiempo y espacio una cultura extraña, la autora se centra en una situación local y enfoca la lente de gran aumento sobre un grupo de personajes sorprendidos en su hacer cotidiano. Ursula no juzga y casi no compara. Esto sucede, es así y asá. Marcas mínimas y pocos acontecimientos relevantes. Queda, para el lector, la grata tarea de llenar espacios dejados en blanco ex profeso e imaginar derivaciones posibles para estas criaturas en otros contextos especulativos. El formato de novela corta le sienta perfecto a lo que la autora se propuso narrar.

El otro texto largo, "El problema son los hombres", de James Patrick Kelly, comparte con el relato de LeGuin la particularidad de que no parece haber conflicto central. Unos invasores extraterrestres, llamados demonios por Kelly, han eliminado a todos los hombres de la faz de la Tierra sin que se explique la razón, aunque podríamos suponerla. Y el mundo de las mujeres, que lucha por sobrevivir adaptándose a lo que quedó en pie, se debate entre conflictos de roles, el drástico cambio de la vida diaria y el irresuelto problema de la maternidad. Otra vez estamos ante una historia que sólo apela al marco a través de enlaces parciales e incompletos. Es probable que Kelly haya escrito (o piense escribir en el futuro) otros textos en este escenario. "El problema son los hombres" es un trabajo imaginativo, duro y visceral, para nada pretencioso. La ciencia ficción que me gusta leer.

El aporte de Mike Resnick es un relato de enorme ternura acerca de un robot nodriza abandonado que busca una dignidad que no parece corresponderle. Sencillo y complejo a la vez (por lo que no dice) "Los robots no lloran" usa el humor y usa la emoción, como las buenas películas "de antes", cuando estaban hechas por personas y no por consolas...

Los demás, un paso atrás, pero en un nivel parejo. Jesús Cañadas toda una revelación. Gene Wolfe y su viñeta un tanto demasiado "profesional" (este mes tengo que escribir algo para la Asimov) me hizo añorar algunos cuentos y novelas del autor bastante más comprometidos. Un auspicioso descubrimiento las "Máquinas mortales" de Michael Bateman y tal vez un tanto sobrecargadas algunas situaciones de "Lo que cantan las sirenas" de Mary Rosenblum. Luis Vigil pudo haber sacado más jugo de su "¡Maldito ADN!" si en lugar de apoyar el remate en una situación paradójica hubiera trabajado la historia desde una perspectiva menos general, pero es el cuento de él, y no el mío. Es cierto que es incisivo y contundente y que la brevedad ayuda para que nos deje una sonrisa colgando de los labios...

Ya hablé del editorial en general. Yendo a lo particular. A mi me gustan las mujeres. Como escriben, quiero decir. He sido ferviente defensor de la cf de LeGuin, Octavia Butler, Alice Sheldon, Connie Willis, Carol Emshwiller, Zenna Henderson, Alice Glaser, Shirley Jackson, Margaret St. Clair, Kate Wilhelm, Pat Murphy (podría seguir, y cito de memoria) y nuestras Angélica Gorodischer, Magdalena Mouján Otaño, Ana María Shua, Norma Viti, Paula Ruggieri... (y aquí, si sigo, terminaré nombrando inevitablemente... y no queda nada bien). Me pareció fantástico que ese haya sido el tema del Editorial.

Las secciones están bien. Queda dicho que hoy por hoy una revista editada en papel podría soslayar los comentarios sobre libros y películas, habida cuenta que hay infinidad de sitios en los que aparecen informaciones y críticas. Pero está bien. Le sienta bien a la revista que existan. Y también la Reflexión de Robert Silverberg. No obstante debo detenerme en el otro pico indiscutible: las cartas de los lectores. Adoro las cartas de los lectores. Habría que hacer una revista sólo con cartas de los lectores. Lástima que a Stanislaw Lem no se le ocurrió escribir un libro de cartas de lectores comentando los cuentos y las secciones de revistas inexistentes...

Balance (como si hiciera falta): un número redondo. (Si el 9 es un número redondo, no me atrevo a imaginar qué será el 10).

Sergio Gaut vel Hartman para Axxón y Noticias Axxˇn.

Más información:
Asimov Ciencia Ficción #9
Ediciones Robel