Noticias en la página Axxón Página Axxón

06/Nov/04

Islandia: volcán emerge

Una espectacular erupción volcánica bajo un glaciar de Islandia ha obligado a las aerolíneas internacionales a desviarse del camino para evitar las emisiones de gas de la explosión.

(BBCMundo) El volcán erupcionó el lunes y lanzó columnas de humo negro y ceniza hacia Europa continental.

Desde entonces el volcán Grímsvötn ha estado expulsando lava, con explosiones que han lanzado ceniza al aire a altitudes de hasta 12.000 metros.

Los científicos sospechan que el fenómeno se debe al drenaje de un lago por debajo del glaciar.

Las autoridades señalaron que la erupción del Grímsvötn no representa un peligro para la población porque el volcán se encuentra en una zona aislada de la isla.

Sin embargo la ceniza de la erupción que brota desde el glaciar de Vatnajökull, el más grande de Islandia, ha llegado hasta otros países escandinavos como Noruega, Suecia y Finlandia. La erupción también generó fuertes temblores.

La expansión de un lago podría haber generado la
erupción.Ovejas en peligro

La ceniza ha generado problemas en Islandia. Muchos estancieros se han visto obligado a resguardar sus ovejas bajo techo para impedir que pasten en tierras cubiertas por fragmentos filosos de roca volcánica depositados por la erupción.

El funcionario de la Oficina Meteorológica Islándica, Oli Thor Arnarsson, advirtió que las nubes de ceniza podrían llegar hasta Europa central.

Muchos vuelos transatlánticos que suelen pasar por Islandia han sido desvidados hacia el sur para evitar la nube de ceniza y los vuelos internos al nordeste de Islandia han sido suspendidos.

La aerolínea holandesa KLM informó que canceló 59 vuelos, con lo cual dejó varados a centenares de pasajeros en el Aeropuerto Schiphol de Amsterdam debido a la nube de ceniza.

"Debido a las normas de la empresa no podemos volar por debajo de la nube y tampoco por arriba", señaló el portavoz Frank Houben.

Partículas filosas

Además de los problemas de visibilidad las partículas filosas que han sido lanzadas al aire por el volcán podrían causar problemas en las turbinas de las aeronaves.

"Esto sería el equivalente a hacerle una limpieza al motor con un chorro de arena", señaló a la BBC el Dr. Matthew J Roberts de la Oficina Meteorológica Islándica en Reykjavik.

"Mientras la aeronave succiona grandes cantidades de aire las partículas suspendidas pueden ocasionar abrasiones en el interior del motor que podrían ocasionar una falla mecánica", agregó.

Esa preocupación ha sido comprobada en la vida real.

En 1989 un Boeing 747 pasó por una nube de ceniza lanzada por el volcán Redoubt, en Alaska, EE.UU. Los motores dejaron de funcionar y el avión perdió centenares de metros de altitud hasta que los pilotos lograron reencenderlos antes de que la aeronave se estrellara.

Advertencia

En estas últimas semanas un incremento en la actividad sísmica por debajo de la capa de hielo de Vatnajökull advirtió a los científicos de la posibilidad de una erupción.

A las 2010 GMT del lunes por la noche los científicos detectaron una serie de temblores del volcán Grímsvötn, por debajo del glaciar Vatnajökull, y enseguida emitieron una advertencia pública.

Los sismos fueron seguidos a las 2150 GMT por una serie de temblores volcánicos que confirmaron que había empezado una erupción. Poco después el radar doppler detectó la fumarola que había atravesado el hielo.

"El vaciamiento del lago liberó la presión y permitió que el magma se elevara a la superficie. Fue como si le hubieramos levantado la tapa a una olla de presión", señaló el Dr Matthew J Roberts, portavoz de la Oficina Meteorológica Islándica.

El Grímsvötn se ha mantenido activo en estos últimos años con erupciones en 1998, 1995 y 1993.