Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

16/Ene/05




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



El Universo conserva las huellas de las primeras ondas sonoras

Los astrónomos anunciaron recientemente que cuando el Universo era joven, vibró con el sonido de incontables campanas cósmicas, que llenaron la oscuridad primordial con ondulaciones como la superficie de un estanque golpeado por piedras. Los frentes de onda luego dieron cimientos a la diseminación de galaxias.

El efecto ya había sido predicho por la teoría. Los investigadores hallaron esta impronta en el cielo mediante dos estudios independientes y amplios, presentados en una reunión de la American Astronomical Society.

Los hallazgos les aportaron a los científicos la confianza de que su limitado entendimiento de la estructura del universo, así como sus contenidos y evolución, va por una buena pista.

Las ondas de sonido en el espacio pueden sonar algo improbable. He aquí lo que teorizaban los astrónomos de los '60:

El Universo era inicialmente una densa y caliente sopa que capturaba luz. Unos 350 mil años después del Big Bang —el comienzo teórico de todo, unos 13.700 millones de años atrás— las cosas se aclararon y quedó una impronta de las condiciones primigenias en el cosmos entero. Los científicos detectaron previamente esta impronta como el Fondo Cósmico de Microondas. Esto está en todas partes en el espacio y encierra numerosas claves acerca de la estructura del Universo naciente.

Algo similar debió suceder con el sonido, explicó Daniel Eisenstein, de la Universidad de Arizona, líder de uno de los estudios, basado en el trabajo sobre el Cielo Digital de Sloan.

En la era oscura, si uno apretaba una bolsa de gas caliente, éste se resistiría a comprimirse y volvía a su sitio.

"Toda la cosa se queda allí fija y suena como una campana", dijo Eisenstein. La sopa densa y caliente transmitiría ondas de sonido, de la misma manera que lo hacen el aire y el agua. Al dispersarse la niebla, las ondas de sonido permanecerían como incontables ondulaciones de material.

Aquí va más claro:

Piense en una piedra arrojada a un estanque, sugiere Eisenstein. Las ondulaciones son áreas donde se acumula agua extra. En el cosmos primigenio, las ondas de sonido habrían tenido áreas donde se acumularía materia extra, y se habrían formado más galaxias en esas acumulaciones de las ondas que en otras partes.

"Lo notable es que la materia extra que es representada por la piedra también ayudó a formar galaxias", dijo.

Vayamos más lejos. Si todo esto ocurrió, el Universo se expandió unas 1000 veces. Entonces, la ubicación de cada "piedra" y sus ondas asociadas deberían estar separadas en unos 500 millones de años luz.

Si esto ocurrió realmente, entonces debería haber más galaxias separadas por esa distancia que por otros valores. Y precisamente el estudio de Sloan y el estudio 2dF sobre el cielo sugieren eso.

"Este último anillo [de la onda en expansión] se hace más silencioso y de tono más profundo para siempre a medida que el Universo se expande", dijo Idit Zehavi, de la Universidad de Arizona. "Ahora es tan débil que sólo pueden detectarlo los análisis más sensibles".

El efecto es sutil también en otro sentido, porque las campanas cósmicas que retañen (las piedras de nuestra analogía) fueron ubicuas. Entonces, más que una roca arrojada a un estanque, "Fue más bien como un puñado de gravilla", dijo Eisenstein. "Con lo cual se obtienen ondulaciones superpuestas".

Este descubrimiento combinado provee un criterio para medir otras propiedades del cosmos, dijo Richard Ellis, un profesor del Caltech que participó del estudio 2dF.

Y los resultados confirman otras investigaciones que encontraron que el Universo se compone de sólo un 4 por ciento de materia regular (los átomos que conforman todas las cosas, desde la gente hasta las nubes de estrellas), 25 por ciento de materia oscura (una sustancia misteriosa que debe estar allí pero no puede ser vista), y el resto es energía oscura, una aún más misteriosa fuerza que está impulsando al Universo a expandirse a un ritmo incansable.

Fuente: space.com - Traducido por Laura Siri


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002