Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

20/Ene/05




Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Científicos vigilan posible colisión entre un iceberg y un glaciar en el Océano Antártico

(Reuters) Científicos vigilaban el lunes una posible colisión entre un iceberg gigante y un glaciar del Antártico, que podría elevar el nivel del mar y ayudar a los pingüinos a llegar hasta cruciales zonas de alimentación.

El iceberg B15-A, que mide unos 160 kilómetros y contiene la suficiente agua para abastecer al mundo durante varios meses, formó en el pasado parte de un iceberg aún mayor, el B15, que se partió en el borde de la Antártida hace cinco años.

El B15-A ha ido lentamente a la deriva durante varios meses hacia la zona donde está el glaciar flotante conocido como Lengua Glaciar Drygalski y los científicos creen ahora que la colisión es probable.

"Parece altamente probable, teniendo en cuenta como se ha movido en los últimos cuatro años", dijo el científico antártico australiano, Neal Young, a Reuters.

La Fundación Nacional de Ciencia (NSF, en sus siglas inglesas) de los Estados Unidos, había predicho que el choque ocurría antes de Navidad, mientras que la agencia espacial NASA sugirió que el impacto tendría lugar el 15 de enero.

Sin embargo Young, del Centro de Investigación Cooperativo del Ecosistema y del Clima Antártico, dijo el lunes que el iceberg estaba aún a tres millas (4,8 kilómetros) de la Lengua Glaciar Drygalski se y movía a una velocidad de una milla diaria (1,6 kilómetros).

Young señaló que aunque la colisión era probable, podría no ocurrir ya que las tormentas y las corrientes marinas podrían cambiar el curso del iceberg.

"No hay garantía de que vaya a ver una colisión, pero si ocurriera traería importantes consecuencias", dijo.

Dijo que un choque podría romper un trozo importante del iceberg, llevándolo a la deriva fuera de la zona de la isla Ross, algo que facilitaría a los rompehielos llegar a la Estación McMurdo. Nueva Zelanda también tiene una base en ese área.

También manifestó que daría a los pingüinos la posibilidad de realizar un viaje corto al mar para encontrar comida lo que daría un estímulo a las poblaciones de pingüinos locales.

"Si al final el B15-A se escapa creo que entonces es probable que toda la zona se haga accesible de nuevo, acabando con lo que hasta ahora ha sido una auténtica barrera", dijo.

Sin embargo, una colisión también podría desprender un trozo del Glaciar Drygalski, que podría llevar más hielo a las rutas marítimas hacia la base de investigación italiana en la Estación Mario Zucchelli.

El NSF ha dicho que el icerberg no supone ninguna amenaza para el abastecimiento o para el personal de la Estación McMurdo.

Young, que supervisa el iceberg a través de las imágenes de satélite de la NASA y de la Agencia Espacial Europea, dijo que la última vez que se desprendió un trozo del glaciar fue en 1956.

Los científicos están ahora entusiasmados con ver qué podría pasar si el iceberg y el glaciar finalmente colisionan.

"Esto es lo más grande que hemos visto desde hace mucho tiempo", dijo.


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002