Noticias en la página Axxón Página Axxón

28/Feb/05

Científicos españoles detectan un alga invasora en el Mediteráneo que crece un centímetro al día

Un grupo de investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) ha detectado que la Caulerpa racemosa, una especie de alga invasora del fondo marino del litoral del sur de Europa y el norte de Africa, experimenta un crecimiento de un centímetro diario durante el verano y el otoño.

Caulerpa Racemosa(EFE, El Mundo) Según informó la Universidad de las Islas Baleares (UIB), institución académica que integra el Imedea junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), este hallazgo es uno de los resultados más significativos de un estudio que desarrolla un modelo de predicción del crecimiento vegetativo y la expansión en el Mediterráneo de las especies invasoras Caulerpa taxifolia y Caulerpa racemosa y la autóctona Caulerpa prolifera.

Los investigadores Nuria Marbá, Jorge Terrados, Salud Deudero y Toni Box también analizan las consecuencias sobre la cadena nutricional que se derivan del crecimiento de estas algas, en una labor con cuyos resultados pretenden "definir medidas de gestión eficaces" para controlar esta expansión.

Entre las especies analizadas la Caulerpa racemosa es la que presenta tasas más elevadas de crecimiento, aunque éste es estacional y se produce de forma especial en verano y otoño, cuando experimenta una evolución de un centímetro diario, frente a los 2,5 milímetros por jornada que durante todo el año registra la "taxifolia".

Los investigadores también analizan dos de las causas que podrían explicar la rápida proliferación de las especies de "Caulerpa", como son la hipótesis de que son pocos los animales herbívoros que se alimentan de estas algas y la posibilidad de que utilicen carbono orgánico para su metabolismo.

La Caulerpa taxifolia fue introducida en el Mediterráneo por medio de un vertido fortuito de un acuario del Centro Oceanográfico de Mónaco en 1984 y registró su mayor expansión a partir de 1991.

En 1999, unas 3.000 hectáreas de las costas del Mediterráneo se encontraban colonizadas por esta especie, mientras que en Baleares se contabilizaba la presencia de la "taxifolia" en 63 hectáreas en 2001, después de que el Govern autonómico hubiera adoptado las primeras medidas para su erradicación.