Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

23/Mar/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Paul Davies:"Hay motivos para pensar que la vida empezó en Marte, y no en la Tierra"

Este profesor e investigador del Instituto Australiano de Astrobiología está entre las mentes más brillantes del siglo XX y las preguntas que se plantea han conseguido cambiar la forma que teníamos de ver el Universo en que vivimos

Paul Davies(ABC) —Hace algún tiempo, Stephen Hawking afirmó que la Física estaba a punto de agotarse como ciencia, ya que pronto no le quedará nada por explicar. ¿Qué opina usted?

—Hawking dijo eso por primera vez en su conferencia inaugural de la Universidad de Cambridge. Fue una frase muy comentada. En las décadas que precedieron al cambio de milenio, hubo muchos que dijeron que la Física, que quizá toda la Ciencia, estaba llegando a su fin. Creo que fue una especie de locura debida al cambio de milenio... No, en serio, los proyectos que pretenden conocer el universo físico comenzaron hace más de 2.500 años, en la antigua Grecia. Ellos ya tenían la idea de que es posible entender el Universo en términos de componentes sencillos. Y es posible que, si trabajamos lo suficiente, podamos identificar esos componentes últimos del Universo. En este sentido es posible que el fin de la Física, por lo menos de la teórica, esté a la vuelta de la esquina. Pero el simple hecho de identificar esos componentes, en mi opinión, no lo explicará todo.

—¿Surgirán nuevas preguntas?

—Quizás sí, pero lo que quiero decir es que no va a ser tan fácil explicar algunos fenómenos complejos, como la vida o la consciencia.

—¿Cuáles son, a día de hoy, las principales preguntas que quedan por responder sobre el Universo?

—Hay muchas, pero yo me quedaría con un puñado de ellas. ¿Qué ocurrió antes del Big Bang, si es que ocurrió algo? ¿Qué es la materia oscura? ¿Cuál es la naturaleza de la energía oscura? ¿Cómo podremos combinar la gravedad con la Física Cuántica? Y una de las que más me interesan: ¿Estamos solos en el Universo?

—¿Y en qué punto están las respuestas a esas cuestiones?

—En cuanto a la materia y la energía oscuras, creo que nos estamos acercando bastante a su comprensión. Al contrario que la vida fuera de la Tierra, que es un misterio. Puede que la descubramos pronto, o que no la encontremos nunca. Sobre lo que había antes del Big Bang es muy posible que nunca se pueda demostrar. Tendremos que limitarnos a formular teorías y a mantener debates sobre ello, pero no se puede demostrar algo que está fuera de nuestro propio Universo. Y en cuanto a la unificación de la gravedad, creo que se puede decir que ya se ha conseguido gracias a la teoría de las cuerdas, que aún es controvertida, pero alrededor de la cual deberíamos haber llegado a un consenso en diez años. Entonces tendremos esa respuesta.

—¿Piensa entonces que diez años es el plazo para conseguir la tan esperada unificación de todas las fuerzas de la Naturaleza?

—Si los que trabajan en la teoría de las cuerdas están en lo cierto, entonces sí. El paso siguiente es el de encontrar la manera de poner a prueba esas ideas.Si no hacemos eso, sólo tendremos un montón de matemáticas. Es una tarea difícil, pero no imposible.

—¿La vida es un fenómeno aislado?

—Yo soy una persona abierta. No se si la vida surgió de un accidente o no, y tampoco si puede estar o no en todas partes. Podrían ser ambas cosas. Lo importante es que tengamos unos principios científicos que sean capaces de guiarnos hacia una respuesta. Lo que puedo decirle es lo que me gustaría que fuera un Universo lleno de vida. Pero eso es algo emotivo, no científico.

—A la luz de las pruebas aportadas por las sondas automáticas, ¿diría que es probable terminar encontrando vida en nuestro propio Sistema Solar, en Marte o en Titán?

—Tengo mucha confianza en ello. Si hubo alguna vez, o hay todavía, vida en Marte, entonces la encontraremos. Con mis colegas del Centro de Astrobiología Australiano estamos diseñando nuevos experimentos para ser capaces de detectar vida. Creo también que existe una nada desdeñable posibilidad de que la vida haya podido "saltar" de Marte a la Tierra y viceversa. Pienso que es inevitable que haya habido vida en Marte, y que la vida podría haber llegado allí desde la Tierra. Pero tengo motivos para pensar que fue al revés, que la vida comenzó en Marte y luego llegó a la Tierra. La vida puede viajar en ambas direcciones. El medio de transporte que utiliza la vida son rocas, piedras que son lanzadas al espacio por el impacto de cometas o asteroides. Es como un gran juego de billar.

—¿Se refiere a los famosos "meteoritos marcianos"?

—En la Tierra hay, que se sepa, una veintena de rocas marcianas que han llegado hasta aquí de esta forma. Hace años hubo gran excitación alrededor de la posibilidad de la existencia de microorganismos fósiles en alguna de estas piedras, pero eso ya se descartó. Aunque eso no elimina el hecho de que, efectivamente, llegan a la Tierra rocas procedentes de Marte y que, si alguna vez hubo vida en Marte, esa vida podría haber "decidido" subirse al tren de esa roca y venir hasta aquí.

—¿Por qué piensa que el origen de la vida fue en Marte y no en la Tierra?

—Porque Marte es un planeta más pequeño, se enfrió mucho antes que la Tierra y estuvo, por consiguiente, preparado mucho antes para la vida. Y aunque hoy Marte no sea un buen lugar para vivir, al principio de la historia del Sistema Solar, hace varios miles de millones de años, tenía condiciones más favorables para la vida que la Tierra. Su atmósfera, en aquellos momentos, probablemente era mucho mejor que la de la Tierra.

—¿Por qué podemos viajar en el espacio, pero no en el tiempo?

—No podemos viajar al pasado, pero sí hacia el futuro. Hace cien años, Einstein mostró cómo se podían hacer estos viajes. Y los efectos que él describió se han probado muchas veces, y siempre con éxito. Hasta ahora se han podido medir desfases temporales de milisegundos, pero eso es porque no podemos viajar a una velocidad cercana a la de la luz. Si pudiéramos, entonces el ser humano también podría saltar varios años hacia el futuro de personas que no se movieran a esas velocidades.

—¿Y los viajes al pasado?

—Lo de viajar al pasado es más problemático. Aunque no hay nada en la Teoría General de la Relatividad de Einstein que prohiba esta clase de viajes. En 1949, un amigo de Einstein, Kurt Gödel, dio a las ecuaciones de Einstein una solución que incluía los viajes hacia atrás en el tiempo. A Einstein esto no le gustó nada. Gödel basaba su solución en un Universo en rotación, cosa que ahora creemos poco realista, pero hay otros métodos que permiten retroceder en el tiempo sin violar ley alguna. Por ejemplo los agujeros de gusano, que serían una especie de túneles espaciotemporales uniendo dos puntos remotos del Universo. Si se encontrara algo así, sería como tener una auténtica máquina del tiempo. La Teoría General de la Relatividad de Einstein permite este tipo de objetos, pero quizá otros aspectos de la Física intervengan impidiendo que se pueda viajar al pasado. La Física Cuántica, de hecho, parece estar amenazando el buen funcionamiento de esa máquina del tiempo.

—¿Dónde se une el estudio de lo infinitamente grande con el de lo infinitamente pequeño?

—Es cierto, ambas cosas se unen. Aplicar la Mecánica Cuántica al Universo es hacer una extrapolación extrema de la teoría. Pero debemos recordar que el Universo está en expansión, y que en el pasado la región del espacio que podemos ver hoy era más pequeña. Si pasáramos hacia atrás la película de la vida del Universo, es muy probable que llegáramos a un momento en el que todo el universo observable fuera tan pequeño como para estar sujeto a las reglas cuánticas.

—¿En qué trabaja ahora mismo?

—Estoy trabajando en la posibilidad de que la vida comenzara en la Tierra más de una vez. Creo que es posible que haya habido más de un Génesis, quizá muchos.

—¿Se refiere a ciclos de vida y extinción en nuestro planeta?

—Es una posibilidad. Pero puede ser también que haya habido, o haya en la Tierra, formas distintas de vida existiendo al mismo tiempo. Y es posible que incluso existan microbios que constituyan, aquí, entre nosotros, una forma de vida alternativa, con un origen diferente...

—¿Extremófilos?

—Quizás, sí... Una posibilidad es que la vida tal y como la conocemos esté limitada a un rango determinado de condiciones físicas externas, pero puede haber otras formas de vida que puedan prosperar en condiciones más extremas. Lo que sugiero es que exploremos hábitats incluso más extremos que hasta ahora, y que hagamos al mismo tiempo experimentos de laboratorio para ver si podemos cultivar organismos en medios que no sean adecuados para ningún otro tipo de vida conocida. Por ejemplo, si la vida volviera a aparecer y a basarse en ácidos nucléicos y proteínas, hay un 50% de posibilidades de que las moléculas que utilizara esta vida fueran las mismas que usamos nosotros. Pero podría no ser así.

Más información:
Más noticias sobre Ciencia en Axxón

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002