Noticias en la página Axxón Página Axxón

04/Abr/05

Astrofísica: Júpiter nos habla del Sol

Utilizando el telescopio XMM-Newton de rayos-X de la Agencia Espacial Europea, un grupo de astrónomos ha descubierto que, observando Júpiter, es posible obtener información sobre la actividad que está produciéndose en la otra cara del Sol.

La imagen de Júpiter EPIC-pn tomada por el XMM-Newton , levemente borrosa, muestra la distribución de energías de rayos X: menores energías en rojo y la smás altas en azul. La retícula muestra la orientación y las líneas de latitud y longitud de Júpiter. (Branduardi-Raymont et al. 2004)(Noticias de la Ciencia y la Tecnología) Este sorprendente resultado tiene una rápida explicación: Júpiter brilla en los rayos-X debido a aquellos procedentes del Sol que se reflejan en la atmósfera del planeta.

Júpiter tiene un aspecto curioso cuando lo observamos en esta longitud de onda. Posee auroras espectaculares de rayos-X en los polos, y un resplandor variable cerca del ecuador. Hace tiempo que los científicos sospechaban que estos rayos-X en forma de disco ecuatorial estaban controlados por el Sol.

En noviembre de 2003, durante un período de elevada actividad solar, observaron Júpiter y constataron que los rayos-X del disco estaban sincronizados con las emisiones de nuestra estrella, explica Anil Bhardwaj, del Marshall Space Flight Centre y autor principal del trabajo. Así, un estallido solar moderado se vio correspondido por un aumento del brillo del disco de rayos-X en Júpiter.

El fenómeno es interesante porque, indirectamente, permite estudiar al Sol. Ya hay diversos vehículos que se ocupan de observarlo (como el SOHO), pero hay zonas de la estrella que no son visibles siempre. Cuando Júpiter se encuentra en una zona de su órbita que lo sitúa por detrás del Sol respecto a nuestro punto de vista, podemos averiguar lo que ocurre en su cara invisible observando la respuesta del planeta en los rayos-X. Por ejemplo, si estalla una protuberancia en la cara que no vemos, su actividad podría verse reflejada en Júpiter, lo cual nos permitiría descubrirla antes de que la rotación solar nos otorgara un acceso directo a la zona.

Un aviso temprano es importante, porque algunos de los fenómenos solares pueden afectar a las comunicaciones y líneas eléctricas terrestres, así como a los satélites.

La atmósfera de Júpiter no es un espejo perfecto para la luz solar en los rayos-X (sólo uno de entre cada varios miles de fotones se ve reflejado), pero cuanto más energéticos son estos últimos, un mayor número es reflejado al espacio, lo que aporta información sobre su naturaleza y la del fenómeno que los ha producido.

Más información:
Nota original y links
Jupiter: A cloudy mirror for the Sun?
Más noticias sobre Ciencia en Axxón