Noticias en la página Axxón Página Axxón

13/May/05

Aromas: El cerebro de un homosexual reacciona igual que el de una mujer

Un compuesto de la transpiración de los hombres estimula el cerebro de los gays y atrae a las mujeres, pero no tiene ningún efecto en los hombres heterosexuales, según un estudio sueco publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

(Reuters, La Nación) Esto, para los investigadores del Hospital de la Universidad de Karolinska, en Estocolmo (Suecia), avalaría la presunción de que el cerebro de los homosexuales es diferente del de los hombres heterosexuales.

También, fortalece la evidencia de que los humanos responden a las feromonas, compuestos conocidos por afectar el comportamiento animal (en especial, durante el apareamiento), pero cuyo papel en la actividad humana ha sido cuestionado. La feromona masculina es un derivado de la testosterona, llamado 4,16-androstadien-3-uno (AND).

"El AND se detecta principalmente en el sudor de los hombres", escribieron los investigadores en la publicación. En un estudio previo, el doctor Ivanka Savic y sus colegas hallaron que cuando las mujeres huelen el AND y los hombres, la sustancia femenina correspondiente, el EST, se activa una región del hipotálamo.

El estudio comparó las reacciones de 12 mujeres, 12 hombres heterosexuales y 12 homosexuales. Les hicieron oler EST, AND y olores comunes, como lavanda, y registraron las respuestas cerebrales con tomografías por emisión de positrones.

"En contraste con los hombres heterosexuales y de manera similar a las mujeres heterosexuales, los hombres homosexuales desplegaron la activación del hipotálamo en respuesta al AND", escribió el equipo.

La región del cerebro que respondió con más fuerza fue el hipotálamo anterior, que en los animales está involucrada en el comportamiento sexual. Los otros olores, en cambio, fueron procesados en los tres grupos por igual.

"Estos descubrimientos muestran que el cerebro reacciona distinto frente a las dos feromonas sexuales en comparación con los olores comunes. Además, sugiere una conexión entre la orientación sexual y los procesos neuronales del hipotálamo", concluyó el equipo.