Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

27/May/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Manchas oscuras en la Luna: recuerdo de un cataclismo entre planetas

Científicos del Southwest Research Institute dicen que las manchas oscuras en la Luna apuntan a la existencia de un cataclismo en las órbitas de los planetas del Sistema Solar, producido mucho después de su formación.

(Southwest Research Institute —SwRI— News) Mucha gente ha sentido curiosidad por las manchas oscuras que salpican la Luna. Las misiones Apolo permitieron saber que se trata de enormes cuencas de impacto que fueron inundadas por lava.

Fue una sorpresa descubrir que estas cuencas se formaron relativamente tarde en la historia del Sistema Solar primitivo, unos 700 millones de años después de la formación de la Tierra y la Luna. Muchos científicos creen que fueron producidos en una época de intenso bombardeo que sufrieron los planetas, cuya causa es desconocida y permanece como uno de los secretos más persistentes en la historia del Sistema Solar.

En una serie de tres artículos publicados por la revista Nature, un equipo internacional de científicos planetarios ha propuesto una solución que resuelve este misterio y explica muchas de las características de los planetas del Sistema Solar exterior.

Según el nuevo modelo, los cuatro planetas gigantes, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, se formaron con una configuración orbital muy compacta, rodeados por un disco de pequeños objetos compuestos de hielo y roca (conocidos como planetesimales).

Las simulaciones muestran que algunos de estos planetesimales escaparon lentamente del disco debido a la acción gravitatoria de los planetas. Así, los planetas dispersaron estos objetos más pequeños por todo el Sistema Solar, a veces hacia el Sol, otras en dirección contraria.

Según la tercera ley de Newton, toda acción conlleva un a reacción igual en magnitud y de sentido contrario, por lo que cuando un planeta lanza un planetesimal hacia las afueras del Sistema Solar, el planeta se desplaza un poquito hacia el Sol, para compensar. Y al revés, cuando el planeta lanza el planetesimal hacia el Sol, el planeta se aleja de él un poquito.

Las simulaciones numéricas muestran que, en promedio, Júpiter se desplazó en dirección al Sol, mientras que los demás se alejaron. Pero 700 millones de años después, Saturno se colocó en un punto en el que su período orbital era justo el doble del de Júpiter, lo que provocó que las órbitas de Júpiter y Saturno se volvieran de repente elípticas. Esto alteró de forma caótica las órbitas de Urano y Neptuno, que se volvieron muy excéntricas.

Los científicos creen que esta alteración de las órbitas de Urano y Neptuno fue la responsable de la época de intenso bombardeo que afectó a los planetas interiores.

Según las simulaciones, estos planetas penetraron en el disco de planetesimales, dispersando objetos por todo el sistema solar. Muchos de ellos llenaron la Tierra y la Luna de impactos. Además, desestabilizaron las órbitas de los asteroides, que también contribuyeron al bombardeo. Finalmente, los efectos gravitatorios del disco de planetesimales hizo que Urano y Neptuno se colocaran en sus órbitas actuales.

Más información:
Lunar "dark spots" point to an upheaval in planetary orbits long after the formation of the solar system

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002