Noticias en la página Axxón Página Axxón

01/Jun/05

Publicaciones recibidas: Esencia Divina, de Joan Antoni Fernandez

Reseñamos la obra de Joan Antoni Fernández, editada por Espiral.

Esencia Divina


Título:
Esencia Divina
Autor:
Joan Antoni Fernández
Colección:
Espiral Ciencia Ficción n° 34
266 páginas.


 

Este libro es lo primero que leo de Joan Antoni Fernández, quien a juzgar por lo que dicen la solapa, la presentación y lo que pude encontrar en Internet, es un miembro medianamente conspicuo del grupo de autores españoles actuales.

Habiendo llegado a ser finalista del UPC, con varios premios y tres novelas publicadas, además de aparición en varias antologías y fanzines, considero que este libro no debería ser un gran hito en su carrera.

La edición es bastante modesta, tapa blanda con una discreta ilustración de tapa, sin colores brillantes y 268 páginas de texto que merecería mayor revisión.

El libro agrupa dos novelas cortas y un cuento que se dejan leer con cierto interés, aunque prometiendo mucho más de lo que entregan. Los epígrafes de los tres son ambiciosos e invitantes: Rafael Alberti hablando del tallo de jazmín en "Esencia Divina", centrada en el tema olfativo; una paradoja zen abre "Alas de mariposa", basado en paradojas temporales; y Jorge Guillén en el último cuento, "El que responde", hablando de la masa humana y la mezcla de la uniformidad del rebaño.

La primera novelette se resiente de un estilo plagado de adjetivación y adverbios. Parece que el deseo de llenarlo de imágenes poéticas y sensoriales conspiró contra un estilo más sobrio y económico. Pongo aquí un breve ejemplo del principio:

"Ella, siempre ella, una omnipresente sombra cernida sobre mi ánimo maltrecho, agazapada en lo más profundo de mi ser, aguardando con suma paciencia a que yo muestre el menor síntoma de debilidad para salir de nuevo a flote, atormentándome, burlándose de mí. Sé que estoy en su poder de forma irremisible, no hay lugar en todo el Universo lo bastante lejano como para liberarme de su dominio. Soy su desesperanzado prisionero; y en el fondo, aunque me horrorice pensar en ello, semejante situación me atrae.

Pero esta noche la punzante sensación resulta todavía más intensa. Una lejana llamada despierta en mi alma ecos extraños, removiendo la pesada losa donde yace sepultada mi memoria. Asustado y confundido, me despierto con brusquedad. Estoy cubierto de sudor y con la ropa empapada, pegada a mi trémulo cuerpo cual fría mortaja. El corazón me golpetea frenético en el pecho y todo mi retorcido ser parece asfixiarse, tembloroso e impotente, los poros de la piel abiertos en un desesperado intento por captar una leve fragancia inexistente. La sangre corre por entre mis inflamadas venas, turbia y acelerada, martilleándome la cabeza con dolorosa insistencia. Entonces trato de huir del lecho y me apoyo con dolor en mis sarmentosas y atrofiadas manos, tambaleándome como un borracho."

Esto me hizo bastante difícil pasar las primeras páginas, luego disminuye este barroquismo y aumenta un poco el ritmo de la acción, alternando un largo relato en flash back con secuencias breves en el presente del personaje central. Por cierto, lejos estamos del "estilo narrativo en la línea de Jack Vance o Philip J. Farmer" que anuncia la contraportada.

No quiero dejar la impresión de que todo es negativo. Fernández expone ideas muy poderosas en estas tres obras, ideas muy interesantes y dilemas profundos en ocasiones. También debo reconocer que de alguna manera, logra captar el interés del lector. Aunque me molestó su estilo y escritura, rara vez deseé dejar de lado su lectura.

Sin embargo, la impresión que me dejó después de la lectura es la de un montón de oportunidades desaprovechadas. Las mejores ideas quedan opacadas por situaciones dramáticas mal planteadas o irresueltas, finales altamente previsibles, escaso desarrollo de los personajes, errores científicos o de lenguaje.

En "Esencia divina" se toma un núcleo muy interesante, el poder de las sensaciones olfativas (como en la famosa novela El Perfume, de Patrick Süskind). Se arma un personaje al que se coloca en una situación comprometida con bastante acierto, pero luego se acumulan situaciones y coincidencias increíbles, al estilo de una película donde todo sucede al servicio de la trama. Además, se muestra una ecología muy difícil de tragar en un asteroide, la parte científica hace agua por todos los costados y el relato se derrumba entre peripecias y estados emocionales del protagonista, hacia un final fácil de anticipar que plasma una suerte de leit motiv, mencionado en la solapa: "Tal vez nunca alcancemos lo que anhelamos, pero podemos llegar a obtener algo incluso mejor".

En "Alas de mariposa" tenemos un comienzo enigmático e interesante, pero rápidamente aparece una sociedad con castas que recuerda demasiado a Un mundo Feliz de Huxley y otras distopías de ultra derecha. Y luego se transforma en una más de paradojas temporales, un tópico remanido sobre el que el autor no aporta nada nuevo. Creo que el mayor logro de esta novela corta es darle suficiente ritmo a la acción como para que el lector no se aburra.

Finalmente, "El que responde" presenta otra distopía clásica mostrando un problema social bastante cercano, la distribución de riquezas que nos separa en pobres cada vez más pobres y ricos más ricos, que hasta pueden tener como esclavo, juguete y símbolo de status un humano hecho a medida, con un cerebro rudimentario y controlado remotamente por su dueño. La idea está bien descripta, aunque nuevamente es difícil de creer desde un punto de vista científico. Aquí hay un planteo muy ingenuo del personaje, que se complementa con declamaciones y mensajes ideológicos explícitos, desbarráncandose nuevamente al final.

Todos estos aspectos negativos que indiqué, son una expresión de cierta molestia y tristeza por el desperdicio que veo en este libro. Creo que Fernández es un escritor muy prometedor, con excelentes ideas y que con un poco más de trabajo debe poder producir cosas de notable calidad. Lamentablemente, y en esto creo que también hay una falla del editor, aquí no se ha exigido ese trabajo.

Carlos Ferro para Axxón y Garrafex News.

Más información:
Esencia Divina en Espiral