Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

13/Jun/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Pequeños fragmentos del genoma, claves en el proceso tumoral

Sólo representan el 1% del genoma, pero los microRNAs (unos minúsculos 'reguladores genéticos') podrían tener un papel más importante del que se les atribuía cuando a principios de los noventa comenzó a conocerse su existencia. Tres estudios independientes coinciden en las páginas de la revista 'Nature' al apuntar su influencia clave en el inicio del proceso tumoral.

(El Mundo Salud) A diferencia del ARN (ácido ribonucleico), que actúa llevando la información contenida en los genes a la maquinaria que fabrica las proteínas, estos nuevos 'microgenes' tienen una función distinta y todo indica que podrían ser «fuente inagotable de información» sobre la diferenciación celular y la formación de tumores.

Aunque se calcula que existen cientos de estos pequeños fragmentos, de momento sólo se habían caracterizado en profundidad unos pocos, de los que se sabía (en unos casos con más detalle que en otros) que estaban íntimamente ligados al proceso cíclico por el que las células se dividen: ordenadamente en condiciones normales o de forma incontrolada en el caso del cáncer.

Teniendo en cuenta, apuntan los autores, que esta enfermedad nace precisamente de una alteración de este ciclo, ya se sospechaba que su papel podía ser clave en la cascada de señales que dan lugar al tumor.

Especialmente activos

En el primero de los estudios, en el que han colaborado dos españoles que trabajan en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York (Estados Unidos), Eva Hernando y Carlos Cordón-Cardó, se describe la relación de un grupo de microRNAs con un cáncer del sistema hematopoyético: el linfoma de células B. Comparando muestras de tejido sano y enfermo se observó que estos genes estaban especialmente activos en las biopsias de tumores.

Como explica Hernando, estas pequeñas porciones de genoma son capaces de interferir en la actividad de otros genes clave: en unos casos se trata de unidades encargadas de la supresión tumoral; en otros, por el contrario, de genes que predisponen al cáncer. De esta manera, dependiendo a quién se unan, podrían ejercer un papel oncogénico o no.

En otro de los estudios, realizado en Massachusetts (Estados Unidos), se describe cómo estos pequeños elementos «varían drásticamente en los distintos tipos de cáncer». Es decir, en función del 'origen' de cada tumor, de las células que se alteran (leucemias frente a tumores sólidos, por ejemplo), los microRNAs adquieren un perfil característico que permite distinguirlos bien.

La importancia de este descubrimiento radica, tal y como explica el autor del comentario que analiza las tras investigaciones en Nature, Paul Meltzer, del Instituto de Investigación del Genoma Humano (Estados Unidos), en que "podría permitir un mejor diagnóstico de tumores de origen desconocido, posibilitando además tomar decisiones de tratamiento personalizadas". Y lo que es más, añade, eso será posible con sencillos análisis de laboratorio "que ya se usan actualmente en los hospitales de forma rutinaria".

El tercero de los documentos (de la Universidad Johns Hopkins, de Baltimore, Estados Unidos) analiza la 'cooperación' entre ciertos microRNAs y un gen cuyo papel en la formación de tumores ya se conocía, c-Myc, frecuentemente alterado en varios tipos de cáncer.

Hasta tal punto podría abrirse una nueva era de investigación genómica, capaz de ir a las raíces de la enfermedad (antes incluso de la aparición de los primeros síntomas en el paciente), que los tres trabajos dejan abierta la posibilidad de que estos fragmentos sean útiles en el futuro diagnóstico de tumores. E incluso también como dianas de nuevas terapias. Como destaca Paul Meltzer: "Son pequeños, pero pueden tener efectos a gran escala porque regulan simultáneamente una gran variedad de genes [algunos de ellos oncogenes, otros supresores tumorales]".

Y aunque admite que quedan cuestiones por resolver, y que habrá que seguir definiendo con más detalle su interacción con otros genes, Meltzer asegura que se abre así "una nueva perspectiva en el conocimiento de la genética del cáncer".

Más información:
Zapping 248: El cáncer... ¿Nuevo modelo?
Nanotecnología contra el cáncer
Sensor petrolero puede "oler" cáncer
Programa de computación para predecir cáncer de mamas

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002