Noticias en la página Axxón Página Axxón

09/Jul/05

Un importante avance en la lucha contra el tabaquismo

Lo realizaron científicos franceses. Bloquean receptores en el cerebro que activan la dependencia de la nicotina. Es un logro para intentar nuevas terapias efectivas.

(La Razón) Un grupo de científicos de Francia, encabezado por Jean-Pierre Changeux, del Instituto Pasteur, descubrió cómo desactivar y después restaurar a ciertas proteínas de las células nerviosas del cerebro que ayudan a que la nicotina genere adicción. Se trata de un adelanto en la búsqueda de tratamientos que bloqueen la necesidad constante de fumar.

Según se explica en una informe que publica hoy la revista británica Nature, la nicotina logra pegarse a receptores llamados acetilcolina nicotínicos que están en la superficie de las células nerviosas del cerebro. Esos receptores están formados por varias subunidades. Ahora, los franceses, que trabajan para aclarar los mecanismos de la adicción, intervinieron en un área específica ubicada en la base del cerebro. Allí, descubrieron como actúan los receptores que activan el proceso de las adicciones y los desactivaron y volvieron a activar.

Las pruebas se realizaron en ratones y por medio de técnicas de ingeniería genética. Según explicaron los científicos, el descubrimiento cumpliría un rol fundamental para bloquear la adicción al cigarrillo.

Para Ramón Oscar Bernabeu, investigador del Conicet en el Instituto de Biología Celular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, "la meta de este tipo de estudio es desarrollar algún tipo de terapia que bloquee en el cerebro alguna de las vías específicas que contribuyen a la adicción".

Efectos colaterales

Según explicó el científico argentino, "algunas áreas del cerebro cumplen varias funciones simultáneamente. Entonces, se podría tener una droga que bloquee la adicción a la nicotina". Sin embargo, Bernabeu aclaró que como efecto colateral, el método podría volver depresivos o esquizofrénicos a los pacientes tratados.

La mayoría de los fumadores vivirán en promedio 10 años menos que los no fumadores. Cuando se fuma un cigarrillo, la nicotina se distribuye rápidamente por todo el cuerpo. Y llega al cerebro a los diez segundos de haber sido inhalada. Los investigadores intentan aclarar cuanto antes los mecanismos de la adicción porque según se prevé, el tabaquismo provocará la muerte de 100 millones de personas en el mundo durante este siglo.

Más información:
Una droga ayuda a bajar de peso y a dejar de fumar
Un estudio demuestra que la meditación retrasa el envejecimiento y reduce las tasas de mortalidad
Identifican los genes de la depresión