Noticias en la página Axxón Página Axxón

06/Ago/05

Científicos norteamericanos lograron las mejores imágenes 3D de una momia

Los investigadores consiguieron imágenes sin precedentes y consideradas las más sofisticadas del cuerpo de una niña egipcia cuyos restos momificados se conservaron en perfecto estado hasta hoy.

(AP, EFE, Terra) Científicos de la Universidad de Stanford y Silicon Graphics revelaron gracias a un escáner los secretos de una momia egipcia de 2.000 años sin romper sus vendajes ni sacarla de su sarcófago.

Los investigadores consiguieron imágenes sin precedentes y consideradas las más sofisticadas del cuerpo de una niña egipcia cuyos restos momificados se conservaron en perfecto estado hasta hoy.

El estudio de la momia se llevó a cabo en las instalaciones de Silicon Graphics en Mountain View, California, y recopiló cerca de 60 mil imágenes de la momia. En ellas pueden apreciarse con total claridad sus huesos, órganos y cavidades internas, así como su rostro e incluso sus dientes de leche.

Entre las conclusiones que se obtuvieron están que la niña tenía entre 4 y 6 años y que fue amamantada hasta poco antes de su muerte.

Los investigadores también descubrieron la pintura de una esfinge en la cubierta de la máscara que cubre su rostro momificado. Además, pudieron ver su cara virtualmente detrás de los vendajes impregnados con resina.

Esta no es la primera vez que los egiptólogos utilizan tecnología de alto nivel para investigar los rituales de la momificación, pero sí es la ocasión en que se han obtenido las mejores imágenes 3-D del interior de una momia.

La momia y sus imágenes computacionales estarán en exhibición en el Planteario y Museo Egipcio de San José durante todo el presente mes.

Exploración de una calidad extraordinaria

El grado de detalle es tal, que los investigadores han llegado a saber, gracias al examen del agujero por el que se extrajeron los órganos de la momia, que la persona encargada de embalsamarla era diestra.

También se sabe que Sherit (o "la pequeña" en egipcio antiguo, como han apodado a esta momia), fue amamantada hasta poco antes de su muerte, seguramente a los cinco años, y que hasta ese momento había disfrutado de una vida activa.

Para hacerse con esta información, los científicos de la Universidad de Stanford no tuvieron necesidad de separar el pequeño cuerpo de su mortaja.

Toda esta información, expuesta desde el sábado en el museo Rosicrucian, en San José (California), se consiguió a partir de un sofisticado escáner que tomó más de 60.000 imágenes del interior de la momia y creó una reproducción tridimensional.

Aunque obviamente ésta no es la primera vez que los egiptólogos se adentran en este enigmático mundo, este análisis ha producido una cantidad ingente de material de alta calidad que en el pasado nunca habría podido recogerse sin haber abierto físicamente a la momia.

La hazaña es relevante porque, al margen de Sherit, sienta un precedente para la utilización de tecnología similar en aplicaciones médicas y para la resolución de crímenes.

"Las mismas herramientas que nos permitieron mirar hacia atrás nos permitirán ir hacia adelante", dijo Bob Bishop, presidente de la compañía de tecnología Silicon Graphics, con sede en California.

Según Bishop, las autopsias virtuales "nos permitirán estudiar los cuerpos con exactitud de una manera menos agresiva".

Los científicos tienen ahora mucho trabajo por delante para, por ejemplo, averiguar el significado de los jeroglíficos en una pequeña tablilla que podría contener el nombre real de la pequeña y otros detalles como las ocupaciones de sus padres.

"Estamos muy cerca. Sabré el nombre de la pequeña en unos pocos años", dijo Lisa Schwappach-Shirriff, a cargo del museo que precisamente este sábado celebra su 75 aniversario.

Los análisis efectuados hasta el momento revelan que Sherit tenía más de cuatro años pero no más de seis, ya que todavía no le habían salido los molares propios de esa edad.

"Parece que tenía una sonrisa muy bonita", dijo Eric Herbranson, un dentista que trabaja con el equipo de Stanford. "Sin embargo, si esta niña hubiera nacido hoy, estaría utilizando un aparato de ortodoncia desde los 12 años", señaló Herbranson.

Los científicos creen que Sherit procedía de una familia acaudalada, ya que el proceso de momificación es de la más alta calidad.

La familia podría haber pertenecido a la clase noble pero no a la realeza, ya que se utilizó pintura de oro en lugar de oro puro en el sarcófago exterior.

En cuanto a las causas de su muerte, lo más probable es que se tratase de disentería u otro parásito intestinal.

La mortalidad en el valle del Nilo entre los niños de 3 a 5 años -cuando dejaban de consumir leche materna- era muy alta, del 50 por ciento. Si sobrepasaban esa edad, señalan los expertos, era muy probable que alcanzasen los 50 ó 60 años.

Las imágenes muestran que la fosa nasal izquierda de la momia está ahuecada, ya que a través de ella se extrajo la masa cerebral de la pequeña.

Esa masa reposa, junto a sus órganos internos, en un pequeño recipiente entre sus piernas, que habría de acompañarla en su largo viaje.

Schwappach-Shirriff se mostró satisfecha de haber dado a Sherit una identidad después de 2.000 años de anonimato.

"La hemos resucitado, sus padres estarían muy contentos", dijo Schwappach-Shirriff, haciendo caso omiso de las películas de terror que advierten de las terribles consecuencias de profanar la paz de los muertos.

Más información:
Nota completa e imágenes adicionales
Tecnología que revela el interior de las momias
Encuentran rastros de mal de Chagas en momia de 9.000 años
Científicos británicos habrían encontrado momia de Nefertiti