Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

26/Ago/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Científicos buscan datos de experiencias en las que se siente que se sale del cuerpo

Las experiencias extracorpóreas (en inglés se usan las siglas OBE, de "Out of Body Experience") se pueden tomar como fenómenos paranormales, pero también interesan a los centíficos, que intentan desentrañar los mecanismos psicológicos que producen estas sensaciones.

(News in Science, EurekAlert) - Hay gente que dice "sentirse fuera del cuerpo", flotar o que se ven a sí mismos desde "arriba". De estas experiencias, algunas veces ocurridas en salas de operaciones o en habitaciones de enfermos, se habla intensa y variadamente en Internet. Hay desde los que las toman como fenómenos paranormales, diciendo que la mente humana —el alma u otro tipo de "energía"— puede ingresar a una especie de plano no-físico en el que la conciencia se desconecta del cuerpo, a los que las consideran una patología. De lo primero hay todo un cuerpo de libros entretenidos pero no muy técnicos que se basan en el tema de los "cuerpos astrales" y los "cordones" que los atan a la carne.

La sensación de extracorporiedad es una experiencia relativamente común, registrada en un rango de ocurrencia que va entre el 10 y (a decir de algunos sitios) el 20 % de las personas. No es tan raro, entonces, que alguien la haya vivido, en mayor o menor intensidad.

Visiones científicas del asunto indican que se trata de una experiencia causada por actividad cerebral que se "desconecta" del sistema perceptivo, creando una alucinación, como sucede, por ejemplo, en las experiencias cercanas a la muerte. Las OBEs, vistas desde la neurofísica, se deberían a interferencias en la unión temporo-parietal del cerebro.

Un equipo de psicólogos de la Universidad de Manchester está llevando a cabo una investigación sobre las OBEs, con fondos de la fundación portuguesa Bial. El equipo, dirigido por el Dr. David Wilde, desea ir un paso más allá de lo que se ha avanzado en los trabajos sobre estas experiencias.

"Hay varias teorías sobre por qué la gente tiene OBEs. Un punto común en ellas es la idea de que en ciertas circunstancias el cerebro pierde de alguna manera contacto con la información sensorial proveniente del cuerpo. Esto dispara una serie de mecanismos psicológicos que pueden conducir a algunos a tener la OBE. En este estudio queremos llevar la teoría a un siguiente paso, investigando la forma en que la gente ve y experimenta su propio cuerpo y cómo —a través de procesos psicológicos completamente convencionales— estas imágenes y experiencias pueden crear la impresión de estar viendo su cuerpo desde el exterior", dice Wilde.

Para ello han colocado un cuestionario en Internet, que puede rellenar cualquier persona que tenga algo que relatar, haya o no experimentado una OBE. Para hacerlo se debe ingresar aquí.

Investigando lo paranormal

Un experto australiano en la historia de la filosofía de la psicología y la psiquiatría, el dr. Hans Pols de la Universidad de Sydney, dice que los estudios tales como esta recopilación del grupo de Manchester son muy útiles para hacerse una idea sobre qué tipo de expriencies extracorporales tiene la gente.

Pero, dice, no se entra en la cuestión del principal interrogante: si estas OBEs son fenómenos objetivos o subjetivos. "Es una manera de encararlo típica de la psicología clínica, que trata de hacer una correlación de las experiencias extracorporales con un fenómeno clínico conocido", dice Pols.

Pols dice que los parapsicólogos afirman que pueden probar que las OBEs son fenómenos objetivos, pero sus experimientos no convencen a los escépticos.

Uno de los problemas, dice, es que es difícil de probar que las OBEs existen debido a que son poco comunes y a que por lo general están relacionadas con experiencias emocionales que son difíciles de reproducir en condiciones de laboratorio.

¿Enfermo o en contacto con las emociones?

Pols cree, además, que existe cierto grado de "pensamiento circular" en los cuestionarios que usan los psicólogos para estudiar las OBEs, que asumen que la creencia en algo sobrenatural es una evidencia de que existe una patología. Esto lleva inevitablemente a los psicólogos a diagnosticar a la gente que tiene experiencias sobrenaturales como que está enferma, dice.

Pero los parapsicólogos rechazan lo que ellos ven como una "patologización" de la sensibilidad a los fenómenos espirituales, y ha creado su propia escala. "En esa escala, la gente que reporta experiencias sobrenaturales es, generalmente, la que está abierta a la experiencia, y la que no tiene la mente estrecha, es excesivamente racionalista y no se abre a sus emociones", dice Pols.

En última instancia, dice Pols, los científicos y los otros no deben ser demasiado cerrados en cosas que la ciencia no puede explicar. "La naturaleza de la experiencia humana es mucho más diversa e interesante de lo que los científicos o psicólogos o médicos pueden investigar en base al conocimiento actual", dice. "Si los investigadores no pueden explicarnos la naturaleza del amor, no es una razón para solicitar el divorcio".

Más información:
En Londres se inicia un debate sobre la telepatía
Invasión a la mente
Un libro explora el 'deja vu' y los confines de la memoria humana
Personas que detectan mentiras

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002