Noticias en la página Axxón Página Axxón

06/Sep/05

Las aves utilizan la declinación de la Tierra para orientarse en zonas polares

(EFE) - Las aves utilizan la declinación de la Tierra —el ángulo formado entre el polo norte magnético y el norte geográfico— para obtener información longitudinal y poder orientarse en regiones árticas.

Así lo sugiere el experimento puesto en marcha por un equipo de investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) que han dado un paso más en cómo las aves navegan en las regiones árticas y cómo pueden determinar información longitudinal, explicó a Efe su directora, Susanne Akesson.

La investigación, que se publica mañana en la revista Current Biology, se basó en que los pájaros que migran a grandes distancias pueden determinar su latitud basándose en información geomagnética y celeste, pero su posición longitudinal es mucho más difícil de determinar.

Los resultados revelan que, en realidad, los pájaros pueden utilizar la declinación de la Tierrra para obtener información longitudinal.

Aves migratorias nocturnas

En su trabajo, los investigadores dirigidos por Akesson estudiaron cómo las aves, en concreto los gorriones de corona blanca, pueden definir su longitud en el alto ártico, donde los campos magnéticos son escarpados y la orientación por las estrellas es imposible gran parte del verano.

Los gorriones de corona blanca son aves migratorias nocturnas que se crían en el norte de Canadá y realizan largos desplazamientos de unos miles de kilómetros hasta el sur de Estados Unidos en invierno.

El equipo de Akesson capturó gorriones jóvenes y adultos con redes de niebla en Canadá durante los meses de julio y agosto y los transportó hasta la tundra, en el polo norte (la isla de Ellef Ringnes) donde grabaron su orientación en experimentos con jaulas.

Más información:
Más evidencias del debilitamiento del campo magnético terrestre
Las tortugas marinas se orientan con un mapa magnético
La fuerza del campo magnético terrestre ha disminuido un 10% en los últimos 160 años
Precisiones sobre la inversión de los polos magnéticos terrestres