Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

08/Sep/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Publicaciones recibidas: Señales de lluvia, de Kim Stanley Robinson

Reseñamos la última novela de Kim Stanley Robinson, cuyos puntos de contacto con nuestra realidad son más que inquietantes.



Titulo:
Señales de lluvia

Título original: Forty Signs of Rain (2004)

Autor: Kim Stanley Robinson

Traducción: Estela Gutierrez

Colección: Biblioteca de autor Robinson

Editorial: Minotauro

Fecha de publicación: 17 de Mayo de 2005.

Páginas: 336

 

Ya desde la portada —muy cuidada, como en toda edición de Minotauro— empiezan a perseguirnos rayos y centellas de un cielo negro y amenazante. La contratapa nos advierte que "en un futuro cercano, las consecuencias del cambio climático constituyen una grave amenaza inmediata para la humanidad".

Sin embargo, quien se sumerja en este libro de Kim Stanley Robinson esperando asistir a la destrucción del mundo a manos de un cataclismo climático, una especie de versión literaria —y quizá más profunda— de El día después de mañana, se llevará una profunda decepción.

No estamos ante un libro catástrofe. No hay tormentas, destrucción, muerte anónima. Por el contrario, nos encontramos con una serie de científicos, personajes muy reales, trajinando en un mundo tan cotidiano que incluye anécdotas al parecer insignificantes, como un cambio de pañales o las compras en el supermercado. De hecho, cuando el lector se da cuenta, ya ha consumido las primeras cien páginas y aún está esperando que pase algo.

Pero aunque suene extraño, éste es el mayor mérito del libro. Porque este lector, que se siente defraudado, buceará desesperado entre líneas, intentando descubrir cuál es el conflicto. Y de repente se dará cuenta de que ya está ahí, rodeándolo: y en ese sentido, el libro entero se convierte en una perfecta metáfora de la realidad. Aunque mal le pese a unos cuantos, el mundo no se va a terminar de repente, en medio de explosiones y fuegos artificiales hollywoodenses. Los verdaderos desastres no ocurren un día determinado y en todo el mundo a la vez, sino que van creciendo de a poco, hasta convertirse —lamentablemente— en algo cotidiano.

Eso es lo que Señales de lluvia nos cuenta: el fin del mundo ya empezó, ocurre todos los días en que no hacemos algo para remediar los efectos del cambio climático. Y no le corresponde a nuestros hijos o nietos reparar lo que nosotros hacemos hoy. Para entonces será muy tarde.

Con un estilo simple y directo —y a pesar de unos cuantos errores de traducción—, Kim Stanley Robinson nos introduce en el mundo de la ciencia de hoy, donde descubrimos la manera en que los vericuetos de la política y la burocracia impiden que sus avances tengan una aplicación real, a menos que sea rentable. La solución de todos nuestros problemas está ahí, al alcance de la mano, pero si no sopla viento a favor —a favor de las acciones de algún inversor— nunca verá la luz del día. La historia se convierte en una fútil odisea personal, para que la ciencia abandone su pasividad frente al capitalismo que la gobierna.

Hace unos años, los nombres de huracanes eran elegidos con cuidado, como si de hijos se tratara. Hoy su paso por la pantalla de los noticieros se parece más bien a un desfile, donde aún no ha desaparecido uno cuando ya comienza a cobrar fama el siguiente. Por eso, a pesar de que la novela original data de hace más de veinte años, Señales de lluvia es más que oportuna, sobre todo con los efectos de Katrina aún haciéndose sentir. Para cuando las fuerzas naturales se desatan alrededor de los protagonistas, la sensación de indefensión realmente hace que uno desee salir corriendo a comprarse un bote de goma.

A pesar de ello, más de uno se hará esta pregunta: ¿es ciencia ficción?

Bueno, está publicada en Minotauro. Además, tiene ciencia, tiene ficción, y —de nuevo— mucha ciencia. Sin embargo, por momentos la novela respira más bien un atmósfera televisiva, casi como la que tendría un reality de científicos. De hecho, todo eso podría estar ocurriendo hoy, en un laboratorio de los Estados Unidos, en una de sus agencias gubernamentales, en cualquier sede de sus partidos políticos.

De hecho, según la página de fans del autor, Señales de lluvia forma parte de un trío de libros —llamado "Capital Code"— que toca temas relacionados con el calentamiento global, la ciencia y la política. Para 2005 está prevista la publicación en los Estados Unidos de Science in the Capital, que es la segunda parte de este trío.

Así que bienvenidos al mundo real. Un lugar donde el mañana es hoy.

Por Hernán Domínguez Nimo para Axxón y Garrafex News.

Más información:
Señales de lluvia en Minotauro
Publicaciones reseñadas: Tiempos de arroz y sal, de Kim Stanley Robinson
Fuimos a ver El día después del mañana

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002
Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com
Google
  Web http://axxon.com.ar