Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

13/Sep/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Ceres, un pequeño mundo rico en hielo de agua

Aunque es el asteroide más grande del cinturón de asteroides, se pensaba que era un simple trozo de roca, como otros tantos.

(Astroenlazador) - Las observaciones del asteroide Ceres llevadas a cabo con el Telescopio Espacial Hubble han mostrado que este objeto, el mayor asteroide conocido hasta la fecha en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, puede contener grandes cantidades de hielo de agua puro por debajo de su corteza. Los datos obtenidos por el Hubble también revelan que Ceres comparte características similares a los planetas rocosos como la Tierra: su forma es redondeada, lo cual sugiere que el asteroide presenta un interior diferenciado en capas, con un núcleo interno rocoso y una corteza externa delgada y polvorienta.

Los resultados de este estudio se han publicado en el número del 8 de septiembre de la revista Nature, siendo el líder del proyecto el Dr. Peter C. Thomas, del Centro de Radiofísica e Investigación Espacial de la Universidad de Cornell.


El telescopio espacial Hubble tomó estas imágenes
del asteroide Ceres durante dos horas y veinte minutos.
El día de Ceres dura 9 horas.

Ceres es un cuerpo de aproximadamente 930 km de diámetro, situado a 2,77 UA del Sol (414 millones de km) junto a decenas de miles de objetos similares en el cinturón de asteroides, entre las órbitas de los planetas Marte y Júpiter. Estos objetos se consideran fragmentos primitivos del Sistema Solar que nunca llegaron a acumularse para formar un planeta. La masa de Ceres comprende un 25% de la masa total del cinturón de asteroides. Puede parecer un cuerpo considerablemente grande, pero el planeta más pequeño conocido, Plutón (hasta ahora), es 14 veces más masivo que Ceres.

El equipo de astrónomos, empleando la cámara avanzada de rastreo del Hubble (ACS o Advanced Camera for Surveys) han estudiado Ceres durante un total de nueve horas, aproximadamente el tiempo que tarda este objeto en completar una rotación en torno a su eje. En total, el Hubble obtuvo 267 imágenes de Ceres, determinándose a partir de ellas que este objeto tiene una forma prácticamente circular y que el diámetro de su ecuador es ligeramente superior al de sus polos.

Los modelos informáticos muestran que éste presenta un interior diferenciado, con materiales más densos en el núcleo que en la corteza. Esto no es en absoluto extraño, pues se cree que todos los planetas terrestres han pasado en un momento de su pasado por esta etapa de diferenciación. No obstante, aquellos asteroides de tamaño considerablemente inferior a Ceres no presentan esta característica, debido a su pequeño tamaño y a que su velocidad de enfriamiento debió ser más rápida que la de los cuerpos mayores, impidiendo a los materiales más densos hundirse hacia el núcleo y a los más ligeros ascender hacia la corteza.

En el Sistema Solar también existen otros cuerpos —satélites menores de los planetas gigantes— que no han sufrido diferenciación en el transcurso de su historia e incluso se cree este proceso en algunas de las lunas de dichos planetas pudo haberse interrumpido bruscamente (satélites mayores de Urano).

Los astrónomos creen que existe hielo de agua enterrado bajo la corteza de Ceres, ya que la densidad del mismo es inferior a la de la corteza terrestre y debido a que los estudios espectrales de la superficie muestran indicios de minerales hidratados, es decir, minerales que contienen moléculas de agua en su estructura atómica.

Las estimaciones de los científicos no dejan de ser sorprendentes: si un 25% de la masa del asteroide Ceres consistiese en agua helada, la cantidad de esta sustancia sería superior a la de todo el agua líquida dulce existente en nuestro planeta. El agua de Ceres, a diferencia de la terrestre, se localizaría en su manto, rodeando al núcleo sólido.

A pesar de que parte de la estructura interna de Ceres pueda consistir en agua sólida, este objeto no presenta rasgos similares a los cuerpos cometarios. Los asteroides están formados fundamentalmente por materiales rocosos, mientras que los cometas están constituidos mayoritariamente por polvo y hielo. Existen algunos cuerpos de composición intermedia entre cometas y asteroides, aunque situados en torno a la región del cinturón de Kuiper, a distancias mucho más lejanas del Sol en comparación con el cinturón principal de asteroides.

Los estudios sobre Ceres realizados con el Telescopio Espacial Hubble tienen la finalidad de obtener datos sobre este cuerpo con vistas a la misión de la sonda espacial Dawn, que despegará el 17 de junio de 2006 en dirección hacia dos de los mayores asteroides del cinturón principal, Ceres y Vesta. El propósito de Dawn es investigar con detalle estos dos protoplanetas para caracterizar las condiciones y procesos que tuvieron lugar durante las etapas iniciales de la formación de nuestro Sistema Solar, pues se considera que tanto Ceres como Vesta han permanecido prácticamente inalterados desde su formación.

Más información:
Se produce el máximo acercamiento de un raro asteroide
El asteroide que nos visitará en el 2029 podría dar una vuelta y luego impactarnos
Hallan otro enorme asteroide en los confines del Sistema Solar
El asteroide 3753 Cruithne, un curioso compañero de la Tierra

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002