Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

15/Sep/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



"Santa" alias 2003 EL61, uno de los nuevos planetoides, objeto de disputa

(El Mundo) - Dos astrónomos, el español José Luis Ortiz y el estadounidense Michael Brown, protagonizan desde hace días una agria disputa por un hallazgo espectacular: la existencia de una enorme masa de hielo flotando en el Sistema Solar.

Las discrepancias científicas se resuelven, por lo general, en las revistas especializadas y las "armas" que usan los rivales se reducen a aportar más datos y mostrar pruebas certificadas, aunque en este caso la polémica ha superado ese ámbito.

El astrónomo Michael Brown, del Instituto Tecnológico de California (Caltech), y su colega José Luis Ortiz, del Instituto Astrofísico de Andalucía (IAA), protagonizan una discordia en la que han entrado en juego métodos más propios de la policía que de la reservada a la comunidad científica.

El objeto de la discordia es de hielo, se denomina 2003EL61, está situado más allá de Neptuno y se le calcula un diámetro que podía alcanzar los 1.500 kilómetros.

Ese cuerpo, muy brillante y por tanto al alcance de telescopios de aficionados, forma parte del Cinturón de Kuiper, una región que alberga objetos helados y que incluye a Plutón, el más pequeño de los planetas del Sistema Solar.

El astrónomo español anunció el descubrimiento de la gran masa helada el 28 de julio, y con ello al astrónomo Brown se le pusieron los pelos de punta: su grupo de investigadores había perseguido el objeto durante meses, pero sin contárselo a nadie.

Brown asegura que el 28 de diciembre del pasado año él y su equipo lo habían descubierto y bautizado de forma provisional como Santa, pero decidieron retrasar la presentación pública del hallazgo hasta tener datos suficientes para determinar su tamaño con precisión.

Es fácil imaginar la contrariedad que debió causar a los norteamericanos el adelanto de los españoles, pero aceptaron que habían sido superados poco antes de llegar a la meta.

Acusaciones de 'espionaje astronómico'

"No hay duda de que el grupo español es correctamente acreditado con el descubrimiento", escribió Brown en su sitio en Internet, nada más tener noticias del anuncio español. "Incluso si han descubierto el objeto en este año y anunciaron su existencia, deben seguir siendo considerados los legítimos descubridores", precisó.

Sin embargo, en semanas posteriores el asunto fue adquiriendo aires más propios de una película de intriga, con sospechas de acceso subrepticio a archivos electrónicos y el consiguiente rastreo de actividades en la red cibernética, lo que explica en un amplio artículo The New York Times en su suplemento de ciencia.

Los norteamericanos alegan que hallaron pruebas de que ordenadores ajenos al sistema de telescopios situado en Cerro Tololo (Chile), que utilizaba el equipo de Brown, accedieron en ocho ocasiones a datos contenidos en su sitio en Internet, entre el 20 y el 28 de julio.

El rastreo determinó que los misteriosos usuarios navegaban con destreza hasta llegar a las páginas donde se describían las observaciones del grupo de Brown, incluso apenas un día y medio antes de que Ortiz anunciara su hallazgo.

Una investigación más profunda estableció que los números de protocolo que Internet asigna a cada computadora coincidían con otros que aparecían en mensajes electrónicos que el investigador español y su alumno, Pablo Santos-Sanz, enviaron días atrás.

El astrónomo norteamericano solicitó de inmediato una explicación al científico español, pero este alegó en un mensaje electrónico que estaba de vacaciones y se ocuparía del asunto a su vuelta.

No obstante, recriminó al doctor Brown que todo el embrollo generado se debía únicamente a que su equipo no publicó el descubrimiento a tiempo, explica el diario neoyorquino.

No está claro por el momento si es posible que los españoles accedieran a los datos para contrastar su hallazgo con lo investigado hasta ese momento por Brown o si se aprovecharon de información para hallar el deslumbrante cuerpo helado.

Hasta conocer los derroteros que toma la historia, lo que parece claro es que Internet es cada vez más un campo en el que casi nadie está a salvo de ser visitado en los momentos menos oportunos.

El astrónomo José Luis Ortiz es uno de los científicos titulares del Instituto de Astrofísica de Andalucía, donde realiza sus investigaciones desde el año 1991. Entre sus trabajos destacan la observación de la sonda Galileo en la órbita de Júpiter, de la colisión del cometa Shoemaker-Levy 9 contra Júpiter o de diversos planetoides en el Cinturón de Kuiper.

Más información:
"Santa" es un "cigarro" cósmico que gira a una velocidad asombrosa
Comprueban un nuevo objeto que podría tener tamaño planetario en el Sistema Solar y anuncian otro
¿Un nuevo planeta o un intruso desahuciado?
Astrónomos y aficionados propusieron Perséfone, Pax, Galileo y Mickey Mouse para el décimo "planeta"
Hallan un décimo planeta en el Sistema Solar

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002