Noticias en la página Axxón Página Axxón

17/Oct/05

La NASA busca futuro para Stardust y Deep Impact

El futuro traerá nuevas tareas para un par de sondas espaciales de la NASA que han finalizado sus misiones primarias este año, cuando la Agencia anunciará formalmente la disponibilidad de ambas plataformas para la comunidad científica.

(Sondas Espaciales, Spaceflight) - Las sondas Deep Impact y Stardust son parte del programa Discovery de la NASA, que desarrolla misiones de alto rendimiento a bajo coste y en poco tiempo.

Un Anuncio de Oportunidad será dado a conocer este otoño aunque todo esto puede retrasarse hasta el invierno si no se completa a tiempo la solicitud para el Congreso. Tras ser publicado el anuncio los investigadores disponen de 120 días para hacer las propuestas y tras un par de meses se seleccionarán los proyectos ganadores.

Las misiones que parten de cero les cuestan a la NASA unos 450 millones de dólares. Estas misiones ampliadas deberán tener un coste máximo de 35 millones de dólares. El criterio de evaluación se hará teniendo en cuenta el mérito científico, la posibilidad de llevarlo a cabo y la complejidad técnica.

Las toberas de Deep Impact completaron una maniobra de corrección de la trayectoria el 20 de julio que colocaron a la sonda en una órbita de aparcamiento y el 9 de agosto la sonda fue colocada en modo "de sueño profundo". Ahora lleva un camino que la dirigirá hacia la Tierra para un sobrevuelo el 31 de diciembre de 2007. Esta maniobra mantendrá la sonda en la vecindad de los planetas interiores, lo que hará el seguimiento y las comunicaciones más fáciles.

Según los oficiales, la sonda será entregada "tal y como está". Los proponentes tendrán que ofrecer el control de la misión y las operaciones de vuelo en el total de fondos disponibles.

Por su parte Stardust está en la parte final de su viaje a la Tierra tras un paso veloz por el cometa Wild-2 a comienzos de 2004. Durante este encuentro a alta velocidad la sonda recolectó muestras microscópicas del polvo cometario que serán devueltas a la Tierra en una pequeña cápsula el próximo 15 de enero sobre el estado de Utah. La parte principal de la nave se quedará en órbita solar tras soltar la cápsula. Un pequeño encendido del motor impedirá que la sonda se queme en la atmósfera terrestre y a bordo quedarán unos 22 kilogramos de combustible, lo que hará que las propuestas deban ser muy ingeniosas para aprovechar la sonda.

Stardust ha estado en el espacio desde 1999, recorriendo unos 4.500 millones de kilómetros, mientras que Deep Impact fue lanzada hace 10 meses y ha realizado un viaje más corto hasta Tempel-1. Además el sistema de propulsión de Stardust es muy simple y tan solo usa hidracina, ya que la misión primaria de Stardust requería una trayectoria de poca energía y sin desviaciones. Las estimaciones indican que se usarán en enero unos 71 kilogramos de hidracina en Stardust quedando disponibles sólo una cuarta parte del original.

Los motores de Deep Impact aún tienen hidracina y originalmente sólo permitían un cambio en la velocidad de 200 metros por segundo. Actualmente le quedan unos 17 kilogramos de combustible lo que permite cambiar la velocidad en unos 70 metros por segundo.

Un posible destino para las cámaras y espectrómetros de Deep Impact podría ser el cometa Boethin, un cuerpo de la familia de cometas de Júpiter que orbita el Sol cada 11 años. La asistencia gravitatoria con la Tierra en el 2007 podría colocar la nave en una trayectoria hacia el cometa al que llegaría a finales del 2008. Esto entra en una propuesta que hará la Universidad de Maryland, que ha sido la responsable de la misión en el cometa Tempel-1.

Estos científicos han propuesto la creación de una misión similar pero dirigida a impactar contra un asteroide, y que sería llamada Deep Interior, para comparar resultados con la Deep Impact.

Más información:
Nota original
Espacio: La nave Stardust se encuentra con una sorpresa
La sonda espacial Stardust alcanzará al cometa Wil 2 el viernes
Se conocen algunos resultados de la misión Deep Impact