Noticias en la página Axxón Página Axxón

08/Nov/05

Venus: la atmósfera y el agua, dos preguntas para la misión

(El Universal) - Venus Express, la primera misión espacial europea a ese planeta, pretende en los próximos dos años recopilar información que entre otras cosas aclare cómo funciona su sistema de nubes, qué procesos rigen el estado químico de la atmósfera, cuál es el rol del efecto invernadero en la evolución global del clima venusiano, si hay ciclos de agua, dióxido de carbono o ácido sulfúrico, o qué modificó hace 500 millones de años la superficie global.

La sonda, cuyo lanzamiento con el Soyuz el 26 de octubre pasado se pospuso tras hallarse contaminación en el combustible del cohete, tiene 163 días para llegar a la órbita del planeta, donde después de integrarse estará unos 500 días terrestres en operación (apenas dos días venusianos), que serán monitoreados y controlados desde las estaciones terrestres de Cebreros, en España; New Norcia, en Australia, y Kouru, en Guyana Francesa.

La astrónoma Julia Espresate, quien prevé que se tardará años en procesar los datos de las investigaciones de la misión, espera como científica que la misión esclarezca eventualmente aspectos como qué le está haciendo el viento solar a Venus, que no cuenta con la protección de un campo magnético en su interior, para entender así lo que le podría ocurrir a la Tierra.

Otra cuestión es saber qué pasó con los rayos en Venus, pues cuando las naves rusas Venera llegaron en los 60 y 70 al planeta reportaron una intensa actividad eléctrica en la atmósfera, pero los últimos informes de los 90 de la sonda Magallanes ya no la registran.

"Qué es lo que propicia que haya actividad eléctrica en un planeta o que no la haya. Los reportes que mande Venus Express y los que ya hay se pueden comparar", expone.

Sobre todo, Espresate espera que Venus Express pueda medir la cantidad de hidrógeno en la atmósfera venusiana, aunque esté en otro compuesto, pues con ello explica se puede saber cuánta agua hubo en ese planeta y si es cierto que había en grandes cantidades, y a partir de ahí qué pasó con esa agua. "A mí que me expliquen si estuvo en forma de agua, cuánto se tiene que evaporar para desencadenar un efecto invernadero desbocado, sin control, como el que tiene la atmósfera de Venus", plantea la astrónoma.

Además, recuerda una característica peculiar de la atmósfera de Venus: en las capas altas se registran ráfagas de más de 300 kilómetros por hora, pero en las inferiores no parece haber actividad. "¿Cómo se mueve, por qué las capas más cercanas a la superficie están como desconectadas de las capas exteriores? ¿Es por la temperatura o por diferencia de presiones o que las de más abajo son más densas y nada las mueve?", se pregunta.

Para recabar datos y eventualmente responder a esa y otras cuestiones, Venus Express incluye una serie de instrumentos reciclados de las misiones Marte Express y Roseta. Entre ellos, están el ASPERA o Analizador de Plasma Espacial y Atómos Energéticos, que investigará la interacción entre el viento solar y la atmósfera de Venus. O el MAG (Magnetómetro Venus Express), que estudiará el único campo magnético externo del planeta, que se forma por la interacción del viento solar y la atmósfera.

Otro instrumento es el Espectómetro Planetario de Fourier (PFS), que medirá la temperatura atmosférica con muy alta resolución y la temperatura superficial; además, buscará actividad volcánica e indagará cuál es la composición de la atmósfera.

Sobre la actividad volcánica, Julia Espresate explica que se puede rastrear si Venus Express encuentra en la atmósfera los aerosoles típicos que sólo se observan en las erupciones volcánicas y que se la pasan flotando en la atmósfera durante años.

"Si un volcán hizo erupción hace poco en términos geológicos, es decir, millones de años en esa atmósfera tan densa que todo lo guarda, la sonda lo va a detectar. Pero entonces eso generaría un problema, porque tendríamos que explicar por qué está saliendo magma del interior si ese bicho raro que es Venus no tiene campo magnético. ¿Cómo se forman los campos magnéticos? ¿Qué tiene Venus en su interior?", plantea la especialista.

Otro aparato, un espectómetro de rayos ultravioleta e infrarrojos (SPICAV/SOIR), buscará las pequeñas cantidades de agua que se presume hay en la atmósfera venusiana.

Contará con un espectómetro más, el VIRTIS, que estudiará la composición de la baja atmósfera dentro de los 40 kilómetros de altitud hasta la superficie. Además, habrá una cámara de alta definición que tomará imágenes del planeta en luz visible, infrarroja y ultravioleta, y asistirá a la identificación de fenómenos detectados por otros instrumentos.

Así, con apenas un peso de 1.270 kilogramos, Venus Express se suma a las misiones al planeta gemelo de la Tierra, que empezaron en 1962 con el Mariner, de Estados Unidos, que se acercó a 35 mil kilómetros, para detectar la ausencia de campo magnético.

Aportado por Alejandro Alonso

Información relacionada:
La Venus Express será lanzada el 9 de noviembre