Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

27/Nov/05



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Cronenberg: "Mis filmes no son moralizantes"

El director de "Una historia violenta", que protagoniza Viggo Mortensen, habla sobre la agresividad de la sociedad actual.

(Clarín) - Idolatrado por la crítica, David Cronenberg ingresó al que sería su encuentro con la prensa en Cannes vestido de negro, con su cabello entrecano peinado hacia atrás, lo que permitía advertir y contrastar el brillo en sus ojitos diáfanos. El director de Almuerzo desnudo y Videodrome acababa de presentar en la competencia oficial Una historia violenta, la película que el fin de semana pasado fue la más vista en los cines argentinos.

El relato se centra en Tom (Viggo Mortensen), quien tiene un bar en un tranquilo pueblo. Un día, llegan al lugar unos extraños personajes, que le cuestionan su identidad, y la vida del apacible Tom, su mujer y su hijo tendrá un giro, para muchos, inesperado.

No para David Cronenberg, quien con el filme regresa al cine después de tres años, cuando presentó Spider, no estrenada comercialmente en nuestro país. Y el realizador canadiense minimizó que siguiera una línea con su trayectoria.

"Cuando hago una película es como si tuviera un hijo. Uno puede creer que el niño va a ser de cierta manera, y luego resulta que es completamente diferente. Y como padre, lo único que uno puede hacer es darle lo necesario para que se realice como persona. Cuando me metí con esta película, sólo pensé en qué era necesario para ella, sin pensar en mi obra ni si tenía algún punto en común con ella", dijo con sequedad.

Bueno, pero el tema de la doble personalidad lo viene acompañando desde hace años...

No niego que no haya sido el tema que exploraba en La mosca, aunque para muchos ésa era sólo una película de ciencia ficción. Es una película de tono muy realista, he decidido manejarme dentro de un tono ambiguo, como el final, desde luego.

¿Le preocupa la violencia?

A mí me preocupa ver cómo es la condición humana. Cada día leemos en los diarios hechos delictivos, de violencia inusitada en todas partes del mundo. Me interesa analizar al hombre pero viéndolo desde una perspectiva racional para preguntarnos: ¿cómo es posible que provoquemos esos actos?

"Una historia violenta" se basa en una novela gráfica. ¿Le interesa esa estética?

Para serle sincero, cuando leí por primera vez el guión, ni siquiera sabía que estaba basado en una novela gráfica.

¿Cómo se le ocurrió poner a William Hurt en un personaje tan distinto a los que el actor está acostumbrado a hacer?

El personaje es siniestro y divertido. Yo intento pensar en los actores y en qué puedo pedir de ellos, independientemente de lo que hayan hecho previamente. Desde hace tiempo quería trabajar con él, y pensé que ésta era la mejor ocasión.

Usted suele introducir personas con personalidades torturadas, como en Scanners.

Mi película tiene que ver con la violencia cotidiana, la que se esconde detrás de los personajes y que emerge así, como de la nada, pero que tiene su profundidad. Todos tenemos algo que esconder. Pero no está en mí juzgarla ni condenarla. Mi cine no es ni moralizante ni toma partido por nada o nadie. Nunca, nunca. Hay mucha violencia en nuestras vidas, y antes que juzgarla, yo prefiero ver cómo reaccionamos ante ella. La violencia está como inmersa en nuestro código genético. No es fácil controlar la agresividad, hay pruebas a diario.

¿Por qué abandonó la costumbre de dirigir guiones propios?

Me gusta escribir, pero a veces lo que escribo, cuando lo termino, me deja de entusiasmar, y no lo llevo al cine. O no consigo la financiación. Con Una historia violenta me pasó que reescribí el libreto prácticamente. Y muchos de los diálogos que has oído allí, son míos. El personaje que lleva adelante Will (por Hurt), con su relación con Tom, lo reescribí. Antes eran hampones, ahora son hermanos...

Viggo, el Gary Cooper actual

El protagonisa, Tom, tiene una carga de honor y un sentido de la violencia sutil. "Yo quería alguien que tuviera la presencia de un ícono norteamericano, como es Gary Cooper. OK, Viggo en algo se le parece", bromea el director, al referirse a Mortensen. En verdad, el actor de El Señor de los Anillos leyó el guión antes de saber que era Cronenberg quien iba a dirigirla.

"Elegí a Viggo por una serie de motivos. Primero, contaba con la edad adecuada, la presencia sexual adecuada y también, era americano. Son elementos que para componer algunos personajes no siempre se respetan. A veces para ayudar a tu película necesitás una estrella, que puede ser muy barata para los estándares de Hollywood, pero que podía ser carísima para una película mía. Viggo tiene todo para ser exitoso como galán, pero también un estilo de interpretar personajes inquietantes, de carácter entre volcánico e impetuoso. Suele apoderarse de los personajes.

Aportado por Alejandro Alonso


            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002