Noticias en la página Axxón Página Axxón

18/Ene/06

El MIT diseña un auto comunitario agrupable y revolucionario

El grupo Smart Cities del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) está investigando el problema de la congestión de tráfico en la ciudad con un auto "agrupable" que podría ser usado en un programa de transporte público, parecido a los programas para compartir bicicletas en Europa.

(The Guardian) - No todos los días un diseño de auto reescribe las reglas de más de 100 años de industria automovilística. Este auto que desarrolla desde hace cuatro años un equipo de arquitectos e ingenieros dirigidos por William Mitchell, quien está a la cabeza de la escuela de arquitectura en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) como parte del grupo de diseño Smart Cities (Ciudades Inteligentes), marca el nacimiento de una completa revolución de pensamiento sobre la relación de la gente con sus autos en las ciudades del futuro, que sin duda no dejarán de crecer.

El profesor Mitchell imagina que compartiremos unos autos que serán más fáciles de manejar en ciudades congestionadas, que no generarán polución y a los que se podrá personalizar a gusto.

"Estamos interesados, en primer lugar, en la vida urbana", dice Ryan Chin, arquitecto e ingeniero del laboratorio de medios del MIT y miembro del grupo de desarrollo del profesor Mitchell. "Todo queda pequeño ante lo que pensamos que será una ciudad del futuro".

El grupo Smart Cities se enfocó en cuál es la mejor forma de adaptar los autos para encarar los problemas familiares de la vida en la ciudad, como la congestión, la polución y el estacionamiento. Las compañías automotrices tienen bien presentes estos asuntos. Pero el grupo siente que las empresas han perdido el rumbo, incluso con el icónico auto de dos pasajeros que presentaron Swatch y Mercedes en 1998.

"Tenemos que pensar en los coches de ciudad no sólo como vehículos pequeños que se puedan meter en espacios apretados sino también en unos que puedan trabajar [moviéndose] juntos y también que sean un parásito que se alimenta de los sistemas de tránsito masivo", dijo Chin. Mientras Smart cambia la manera en que la gente piensa sobre el estacionamiento y el tamaño, los ingenieros del MIT sienten que si esas ideas no se adoptan ampliamente y se logra que los problemas de congestión y contaminación se reduzcan, su éxito habrá sido limitado.

Así que el equipo del MIT empezó de cero para crear su propio diseño de un auto apilable, que se pueda compartir, eléctrico y de dos pasajeros. "Visualice un carro de supermercado —un vehículo que se puede "apilar"—; usted podría tomar el primer vehículo de un apilamiento así y llevarlo", dijo Chin. "Esas pilas estarían puestas por toda la ciudad. Un buen lugar podría ser a la salida de una estación de subte o una línea de ómnibus o un aeropuerto, lugares donde hay convergencia de líneas de transporte y gente".

El antecedente de estos tipos de transporte personal compartidos tiene una demostración en los esquemas de compartir bicicletas en las ciudades europeas y en los proyectos ZipCar y FlexCar en las costas este y oeste de EEUU, respectivamente.

El diseño de auto del MIT representa un cambio completo de pensamento en la tecnología de vehículos. Para empezar, no existe un motor, al menos no en el sentido tradicional. La energía viene de unos artefactos llamados ruedas robot. "Son unidades autocontenidas de ruedas que tienen un motor eléctrico dentro", dice Chin. "Lo interesante es que la rueda puede girar 360 grados, de modo que usted puede hacer movimientos omnidireccionales. Usted pueder girar el auto mientras se está moviendo; cualquier dirección puede ser el frente o atrás y usted puede hacer cosas como moverse hacia los lados. Es lo más parecido a estar manejando una silla de oficina [con ruedas]".

Las ruedas robot, completas con su propia suspensión, evitan la necesidad de un eje de comando e incluso el bloque de motor, liberando a los diseñadores para darle un nuevo uso al espacio en el auto.

"En esencia, el auto va a consistir de cuatro ruedas robot más un chassis personalizable", dijo Chin. "La estructura se puede construir específicamente para cada usuario".

Agréguese displays programables ultradelgados que cubren el interior y exterior del auto como una capa de pintura, y usted tiene un vehículo que se puede personalizar a gusto. "Se pueden imaginar señas de conductor que no sean luces estáticas sino algo más dinámico", dijo Chin, quien sugiere que se use la palabra "retrocediendo" o "girando a la izquierda" en una banda circulante por el cuerpo del auto para indicar las intenciones del conductor. "Desde el punto de vista de la calefacción y refrigeración, usted puede querer que su auto sea oscuro o claro dependiendo del clima. En el interior, usted puede personalizar su tablero para cada persona. Si soy una persona anciana, probablemente desee tener un velocímetro bien grande, para poder verlo bien; y si soy un corredor de autos, posiblemente quiera un tacómetro".

La proximidad de los autos en las ciudad aumenta el riesgo de accidentes, y el autor del MIT tiene un paquete de ideas radicales para enfrentarse con este problema. Ente las principales características de seguridad se incluyen asientos capaces de responder a la situación, que eliminan la necesidad de correas de seguridad y de bolsas de aire: se basan en una espina dorsal en la parte posterior del asiento, que posee una cantidad de "dedos" que abrazan al pasajero y lo sostienens si el coche detecta que está implicado en un accidente. Y la cabina absorbería los impactos de choques usando nuevos materiales. "Hay un nuevo desarrollo de líquidos que pueden ser magnetizados de modo que pasen de ser un líquido a estado sólido en un nanosegundo. Uno se puede imaginar el uso de estos líquidos como manera de absorber energía en un impacto".

En los próximos meses el equipo del MIT terminará el diseño y presentará sus resultados a General Motors, que construirá el primer prototipo. Más allá de eso, Chin está intentando organizar una prueba pública en el lejano oriente. "Puede ser que lo hagamos en Hong Kong o en Singapur", dice. "El interés en esos lugares es porque están muy densamente poblados, tienen tránsito masivo y un rango limitado. Una isla como Hong Kong sería un lugar perfecto para pruebas porque se tienen todas esas condiciones".

Esta por verse si el diseño de coche de ciudad aparecerá en forma comunitaria, tal como fue diseñado por Smart Cities, o si estas tecnologías serán adoptadas individualmente. Chin dice que el grupo estaría feliz con cualquier resultado que se dé.

Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Robot car: streets ahead in cities of the future
Nissan Pivo: el coche ecológico del futuro
Moovie: un proyecto de automóvil para el futuro
Los automóviles del futuro