Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

19/Mar/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Fuimos a ver: "Crash / Vidas cruzadas"

No es una película de género, pero algunos elementos de la trama nos dan una buena excusa para reseñar esta estupenda obra de Paul Haggis.

Título: Vidas cruzadas
Título original: Crash
Dirección: Paul Haggis
Género: Drama
Duración: 100 min.
Guión: Paul Haggis y Bobby Moresco, basado en un argumento de Paul Haggis
Música: Mark Isham
Producción: Cathy Schulman, Don Cheadle, Bob Yari, Mark R. Harris, Bobby Moresco y Paul Haggis Dirección artística: Brandee Dell' Aringa
Intérpretes: Sandra Bullock (Jean Cabot), Don Cheadle (Detective Graham)
Matt Dillon (Sargento Jack Ryan), Jennifer Esposito (Ria)
William Fichtner (Jake Flanagan), Brendan Fraser (Fiscal del distrito Rick Cabot)
Terrence Dashon (Cameron Thayer), Thandie Newton (Christine Thayer)
Chris 'Ludacris' Bridges (Anthony), Ryan Phillippe (Hansen)
Larenz Tate (Peter)
Origen y año:Estados Unidos, 2004.

[Nota del reseñador: Si bien tienen el mismo nombre, esta película no hace referencia a la novela de J.G. Ballard, que tuvo su versión fílmica en 1996, de la mano de David Cronenberg.]

De un tiempo a esta parte, Hollywood viene recibiendo con beneplácito un género cinematográfico que bien podría denominarse como de "vidas cruzadas", y que podría definirse como un drama coral, con numerosas líneas argumentales no necesariamente convergentes. En esta clase de película, las pequeñas historias de cada personaje central —generalmente rondan la media docena, aunque ésta es una cifra arbitraria— se entretejen y se afectan mutuamente, desencadenando crisis, cambios, redenciones personales. La forma de contar esta compleja trama —nunca mejor aplicada la palabrita— es mediante fragmentos que, si bien al principio aparecen desconectados, luego se tocan y a menudo vuelven a divergir.

El mosaico resultante no siempre guarda una moraleja o un mensaje. La realización, el placer del espectador, se da en la verificación de las intersecciones azarosas de los hilos de la trama y en la redención (o no) de los personajes.

Los Angeles parece ser el escenario favorito de esta clase de películas, acaso por la progresiva soledad existencial que, casi a modo de cliché, caracteriza a sus habitantes. La película que nos ocupa se ubica en esta categoría y, como era de esperar, transcurre en Los Angeles. No es un producto descolgado. Casi naturalmente, a los pocos minutos de comenzada la película, surgen en la mente del espectador dos antecedentes significativos: Grand Canyon, el alma de la ciudad de Lawrence Kasdan y la muy premiada Pulp Fiction de Quentin Tarantino. [Tienta aquí citar la genial parodia que Los Simpsons hicieron de esta clase de filmes, en "Trilogy of Error", pero sería excesivo.]

A esta altura del comentario, el lector se estará preguntando si ésta es una película de género (fantástico); esto es: ¿qué justifica la reseña de la película en Axxón? Paciencia, todo llega.

En Crash, Paul Haggis (director y guionista del film, también guionista de la ganadora del Oscar Million Dollar Baby y con una amplia experiencia en la elaboración de series y películas para TV) transforma ese mosaico de vidas cruzadas en un dispositivo de relojería. Es una obra mucho más ambiciosa —al menos en cantidad de personajes y en el propósito dramático— que sus antecedentes.

El detonante de los sucesos que se narran en la película es el robo de una vehículo de lujo. La onda expansiva comienza involucrando a dos pandilleros, un fiscal y su mujer —este último papel a cargo de Sandra Bullock, muy lejos del personaje simpático en el que estamos acostumbrados a verla—, un policía que se desquita maltratando negros, otro policía que no aprueba este comportamiento, el detective afroamericano —magistralmente encarnado por Don Cheadle, probablemente el personaje que más nos conmueve—, su compañera latina, un director de cine y su mujer, un cerrajero hispano y su hija, una familia iraní que regentea una tienda, una pareja china, políticos, burócratas…

Como en el caso de Pulp Fiction, aquí también hay un hecho sobrenatural, que permite añadir una dimensión adicional a la interpretación que el espectador puede hacer sobre lo que está viendo. Como si la trama que engarza a los personajes pudiera ser en realidad el juego retorcido de potestades sobrenaturales que disponen a su capricho de los destinos individuales. La película puede prescindir de esta interpretación, pero es una buena escusa para reseñarla aquí.

La película combina explosivamente y con bastante acierto las historias personales —presentando personajes complejos y conflictos que salen del estereotipo—, la tensión dramática, y los golpes de efecto —algunos de gruesa ironía—. Las vueltas de la vida —en la trama— dejan al descubierto un azaroso e impredecible juego de redenciones y condenas, que el espectador seguramente disfrutará.

La película mereció tres premios de la Academia: mejor película, mejor guión original y mejor montaje.

Alejandro Alonso para Axxón y Garrafex News.

Aportado por Alejandro Alonso

Más información:
Crash

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002