Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias de Axxón ] [ Página principal ] [ Zapping ]

30/May/06



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Libros recibidos: "La hija del dragón de hierro" de Michael Swanwick

La magia y la tecnología se cruzan en este provocador relato de Swanwick sobre una chica y un dragón, pero no es lo que parece.

La hija del dragón de hierro
Título original: The Iron Dragon's Daughter (1993)
Autor: Michael Swanwick
Traductor: Manuel de los Reyes
Ilustración de cubierta: Steve Stone
Diseño de cubierta: Alejandro Terán
Diseño de colección: Alberto Cairo
Colección: Bibliópolis Fantástica n° 43
Editorial: Bibliópolis, 2006
Páginas: 320

Es un libro osado, que rompe varios cánones. Un libro que sacude constantemente al lector, burlándose de sus expectativas y preconceptos. Es un libro engañoso, tramposo e incitante: cada vez que uno cree que el autor se está ajustando a un carril determinado y conocido de antemano, gira bruscamente y nos sorprende. Swanwick repite este truco o juego varias veces en el libro, como un hábil prestidigitador señala hacia un lado para distraernos, y descubrimos poco más tarde que no sólo él iba hacia otro lado, sino que comenzó a caminar a paso firme por lo que el lector creía que era una pared. La maestría del autor se refleja en que este truco funcione más de una vez, y la lectura siga siendo agradable, desafiante y entretenida.

Es un libro con cierto grado de experimentación y juegos de lenguaje, pero siempre está primero la historia. Y la historia es interesante. Habría que ver de cuál historia estamos hablando porque, como les dije, la historia cambia varias veces. Pero es siempre interesante.

Al principio del libro conocemos a Jane, la niña humana esclavizada junto con muchos otros niños feéricos en una fábrica que es un sueño steampunk, donde la magia y la tecnología se unen, se imbrican, se potencian e interrelacionan de una manera compleja, pero detrás de la que se ve un esquema racional y sobre todo, creíble (lo más importante en la fantasía) y consistente. Hay un trabajo impresionante de Swanwick para mostrar esto a través del lenguaje, mezclando y resignificando los términos habituales del género fantástico y un vocabulario técnico moderno.

La fábrica produce los dragones de hierro, una especie de arma definitiva, cruza de dragón que escupe fuego con bombardero atómico e inteligencia artificial. Uno de estos dragones, escondido para evitar su desguace, contacta a la protagonista. Desde Anne McCaffrey, estamos acostumbrados a los contactos entre niñas y dragones; pues Swanwick se ríe de todo eso. La relación entre este dragón y su conductor es uno de los ejes del libro y es compleja, cambiante y muy humana. Es todo menos una relación de obediencia.

Rápidamente logran escapar de la fábrica, y el lector cree ver para dónde va el libro. Se equivoca. Las cosas rápidamente toman un rumbo diferente. No quiero anticipar mucho sobre esto, porque es un camino que debe hacer cada uno, pero el libro avanza de giro en giro, de sorpresa en sorpresa, y se introduce en una veta bastante oscura para acompañar a Jane en su paso de la infancia a una difícil adolescencia, y más allá.

Aparecen unos cuantos personajes secundarios bien retratados, escenarios tétricos muy bien logrados y conflictos de todo tipo, a través de los que debe consolidarse la identidad de Jane (es difícil llamarla "heroína" en un libro como éste).

Mientras tanto, las pinceladas de Swanwick siguen trazando con maestría los paisajes de este mundo de hadas y elfos, tan distinto de todos los que estamos acostumbrados a ver. Siguen delineando relaciones entre magia, física cuántica, sexo y tecnología. Siguen hablando de temas tan disímiles como la lucha de clases y razas, los problemas de las primeras relaciones sexuales, la amistad, los estudios…

No todo fue disfrute en la lectura del libro, sin embargo. Algunos pasajes me resultaron escabrosos, ya sea por su contenido o su forma. Pero las casi 320 páginas pasaron muy rápidamente, dejándome con ganas de una relectura y un balance final muy positivo.

El libro es un ejemplar valioso de algo cada vez más escaso: una obra original, diferente, inteligente y entretenida. Es difícil no salir enriquecido por su lectura y creo que todo aficionado a la fantasía debería intentarla.

Carlos Ferro para Axxón y Garrafex News

Más información:
La hija del dragón de hierro en Bibliópolis
Nuevo libro de Michael Swanwick
Hemos recibido: La hija del dragón de hierro de Michael Swanwick
Las cincuenta obras fantásticas que todo socialista debería leer, según China Miéville

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002