Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias (antes 2009) ] [Noticias (desde 2009) ] [ Página principal ] [ Revista de Ciencia Ficción ] [ Zapping ]

30/Jun/07



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



Publicaciones recibidas: "Metropol" de Walter Jon Williams

En la Ciudad Infinita que rodea el Mundo, la joven Aiah descubre un yacimiento de Plasma, fuente de poder casi absoluto. Con ese Plasma y la ayuda del Metropol Constantine buscará hacer sus sueños realidad... aunque el costo sea hacer pedazos su vida.

Título en español: Metropol
Autor: Walter Jon Williams
Título original: Metropolitan (1995)
Traductor: Antonio Rivas
Novela Finalista del Premio Nebula Editorial: Bibliópolis
Colección: Bibliópolis Fantástica n°37
Madrid, 2006
288 páginas

En el comentario de El Río de los Dioses había presentado a su autor con el estilo de un excelente chef. Aquí tenemos un hábil escultor y ebanista, que se tomó la paciencia de tallar el interior de una catedral barroca.

En Metropol, Walter Jon Williams plantea una obra en dos niveles.

A un nivel macro, se tiene un impresionante fresco, un escenario tremendamente vasto y complejo: la Ciudad que Rodea el Mundo, que es el personaje que está presente en cada párrafo y renglón, por acción o por omisión. Elemento fundamental de esa Ciudad es el Plasma, un recurso muy hábilmente planteado que tiene características místicas y mágicas, pero que responde a reglas físicas como la electricidad estática o la corriente continua, y puede manipularse a escala industrial.

Como si de un detalle de la catedral se tratara, en un nivel micro hay una historia con personajes. Esa historia hace comprensible el nivel macro, bajándolo a escala humana, sin quitarle grandiosidad. Los personajes la desarrollan, pero siempre con la Ciudad de telón de fondo, algo que le da al libro una consistencia muy grande.

Para aquellos que les gusten los escenarios, las descripciones del autor son generosas y exactas. Al leer Metropol se siente la humedad de las paredes, el frío del asfalto, el polvo de ladrillo, el cielo gris. Si algún día se decide hacer una película con esta obra, la producción no necesitaría contratar creativo alguno, solo tener este libro a mano para plantear cada escena. El autor consigue que se esté ahí, se viva lo que ocurre, y que se lo crea.

Las atmósferas, las situaciones, son también trabajadas con mucho oficio y tremendamente reales. En particular a mí me impactó lo bien que describe la Oficina Pública donde trabaja Aiah, pues casualmente tenía un trabajo en ese ambiente mientras leía esta obra. Montones de veces me reía porque las sensaciones, las personas, los gestos y las actitudes eran tal cual lo que estaba viendo y viviendo en ese momento. Estas descripciones tan familiares son una técnica impresionante para generar una complicidad con el lector, algo nada fácil y que consigue con creces.

El personaje de Aiah está soberbiamente logrado porque es una mujer creíble, y esto en CF y Fantasía es raro porque la mujer, por lo general, es una mera entidad que cumple un rol, y solo las autoras mujeres se toman el trabajo de proporcionarle actitudes reales y verosímiles. En particular, Williams consigue en Aiah corporizar la fortaleza, dureza y capacidad de aguante que tiene cualquier mujer, una fuerza que los hombres no poseen. Aiah no solo está viva, sino que es "viva", con carácter, y tiene bien claro que tiene su propia vida. El autor consigue hacerla lo suficientemente real como para sospechar que uno puede cruzársela en cualquier momento, en cualquier esquina.

Resumiendo en pocas palabras, en este libro, para el que quiera observar, hay oficio y estilo, un trabajo casi obsesivo como de artesano en cada detalle, cada escena, cada diálogo, y en especial en cómo cada elemento mantiene su lugar y coherencia dentro de un todo. Cada elemento deja claro que está vivo y que existe, algo que da al conjunto un peso y presencia que no se olvidan.

Lo único que se le puede criticar a esta obra es que con tamaña puesta en escena que tiene, con tanta primorosidad en el relieve de los personajes, la historia parece no estar a la misma altura. Pero esto, estimo, tiene una buena razón: Metropol tiene una continuación, llamada City on Fire. En ese sentido, los cabos sueltos y preguntas sin respuesta que puedan quedar cuando se termina este libro, cumplen también con un papel, dejar sabor a poco... ¡y ganas de buscar la continuación!

Jorge Korzan, para Axxón y Garrafex News.

Fuente: Jorge Korzan. Aportado por Alejandro Alonso

Más información:
Metropol en Bibliópolis

Cuentos Relacionados:
KAISHAKU, de Yoss
CRONOPLASMA, de Ricardo Castrilli

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002