Noticias en la página Axxón Página Axxón

09/Jul/07

Una sonda buscará los orígenes del Sistema Solar en Vesta y Ceres

'Dawn', que partirá el lunes, tiene previsto llegar al cinturón de asteroides en el 2011. La nave de la NASA se acercará hasta 25 kilómetros de ambos cuerpos rocosos

Vesta y Ceres, los objetos más masivos del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, se formaron casi simultáneamente en los albores del Sistema Solar, hace 4.600 millones de años, pero su composición difiere de forma sorprendente. A Vesta, que tiene una forma irregular, se le supone un núcleo metálico y una superficie basáltica, herencia de una antigua actividad volcánica. Ceres, en cambio, es un cuerpo esférico rodeado de hielo y posiblemente con una fina atmósfera de vapor de agua. ¿Por qué? Pues no se sabe del todo, pero una sonda de la NASA tratará de averiguar este y otros misterios en una larga y atractiva misión que se inicia el lunes. La sonda se llama Dawn, en inglés aurora.

La ventana óptima de lanzamiento en Cabo Cañaveral (Florida) va de 18.56 a 19.26 horas. Si no es posible por motivos meteorológicos, el despegue se reintentará el miércoles.

Dawn es una especie de cilindro que mide 1,2 metros de ancho y 1,6 de largo y pesa 1.237 kilos. Técnicamente, lo más novedoso es la propulsión, basada en un motor iónico alimentado por energía solar. El sistema de aceleración es lento, pero constante, lo que permite que con poco combustible de origen (273 litros) se acaben alcanzando velocidad espectaculares. Claro que al cabo de varios años: Dawn entrará en órbita alrededor de Vesta en otoño del 2011 y allí permanecerá ocho meses antes de proseguir hacia Ceres, donde llegará en el 2015. Serán en total 5.100 millones de kilómetros. La misión ha costado unos 330 millones de euros.

Instrumental

Ahondar en la composición y estructura de Ceres y Vesta ayudará, dice la NASA, a descifrar los orígenes del sistema solar y la formación de asteroides y planetas. La sonda —que lleva una cámara de alta resolución y dos espectrómetros— aportará detalles sobre la masa, volumen, rotación, componentes químicos y gravedad. También suministrará fotos. En el momento de máxima aproximación, Dawn se situará a 25 kilómetros de la superficie de Vesta y Ceres, por lo que es una incógnita cómo reaccionará la sonda ante el campo gravitatorio.

El asteroide Ceres fue recatalogado en el 2006 como planeta enano debido a la nueva frontera imaginaria creada por la Asociación Astronómica Internacional, pero Vesta no coló. Las dimensiones, sin embargo, no difieren tanto. Ceres, descubierto en 1801, mide 957 kilómetros de diámetro máximo, mientras que Vesta, descubierto en 1807, se queda en 530. Para más información, web del Jet Propulsion Laboratory de la NASA (http://dawn.jpl.nasa.gov).

Fuente: El Periódico. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Misión de la NASA al cinturón de asteroides
Dawn mostrará las diferencias entre dos asteroides
Ceres, un pequeño mundo rico en hielo de agua
Vesta