Noticias en la página Axxón Página Axxón

20/Jul/07

"Luna de miel en el infierno, y otros cuentos de marcianos", de Fredric Brown, en Gigamesh

Cada época tiene sus formatos, y cada formato, sus maestros. Fredric Brown fue sin duda uno de los maestros fundadores del cuento de ciencia ficción


Ficha técnica:
Fredric Brown, Luna de miel en el Infierno, y otros cuentos de marcianos (From These Ashes, 2000)
Ciencia ficción completa/2 Gigamesh Ficción, núm. 30
Colección dirigida por Alejo Cuervo
Traducción de Núria Gres y Máximo Miguel
Prólogo de César Mallorquí
Ilustración de portada de Juan Miguel Aguilera
ISBN 978-84-96208-04-9
P.V.P. 17,95 €
528 págs

Cada época tiene sus formatos, y cada formato, sus maestros. Fredric Brown fue sin duda uno de los maestros fundadores del cuento de ciencia ficción, pero en los años en los que empezaban a popularizarse los formatos más largos con el auge de las ediciones de bolsillo, Brown hizo suyo uno muy peculiar del que se erigió en maestro absoluto: el cuento ultracorto.

Con este segundo volumen se completa la narrativa breve de ciencia ficción de Fredric Brown, incluyendo multitud de ultracortos inolvidables. Publicados entre 1950 y 1965, constituyen uno de los legados más singulares que ha dado la ciencia ficción.

«Los relatos breves de Fredric Brown están a la altura de la ficción literaria más interesante del siglo XX por la mirada irónica, la calidad de las invenciones y su intensidad expresiva.» — José María Merino

Más barato, emocionante y divertido que una luna de miel en el mismo Infierno.

Hilarantes, trepidantes, sorprendentes, absorbentes, impactantes, pero sobre todo escritas con un estilo impecable y tremendamente seductor: releer con frecuencia las pequeñas obras maestras que se recogen en este libro es un ejercicio tan saludable para la mente como para el cuerpo. Detrás del tono socarrón que impregna muchos de los relatos, el lector puede advertir un trasfondo ominoso, incluso macabro, que convierte la lectura en un viaje en una montaña rusa y en algo aún más inquietante: una odisea sin retorno con destino a las profundidades más recónditas del ser humano.

En estos cuentos, algunos de los cuales fueron escritos en colaboración con Mack Reynolds y con Carl Onspaugh, Brown despliega el amplísimo abanico de su talento, baqueteado en numerosas publicaciones pulp. La obra de «Papá» Brown, como a veces se lo recuerda con cariño, ayudó a sentar las bases sobre las que se construyó un género que, en aquel entonces, ofrecía las estrellas a su público. Brown, un escritor que supo no defraudar nunca a sus lectores, nos legó más de cien relatos de ciencia ficción que, reunidos por primera vez en una recopilación sistemática, han fascinado a varias generaciones.

El escritor que nos enseñó a amar los cuentos de marcianos.

EL AUTOR

Fredric Brown (1906–1972) nació en Cincinnati (Ohio, EE.UU.) y se licenció en periodismo. En 1937 aparecen sus primeros relatos policíacos, y debuta en la ciencia ficción en 1941. Su primera novela, La trampa fabulosa, que le valió el premio Edgar, precedió a Universo de locos. Maestro del relato breve y precursor de muchos temas de la CF actual, su estilo aúna la seducción de la literatura popular con una mirada fascinante, descarnada y encantadoramente sarcástica, que refleja un conocimiento profundo de la naturaleza humana. Su delicada salud, agravada por problemas con el alcohol, lo llevó a trasladarse a Nuevo México y después a California, donde colaboró como guionista televisivo.

PRESENTACIÓN

Hay escritores cuyo talento reside en la prosa, la composición de personajes o la arquitectura narrativa. El talento de Fredric Brown (Cincinnati, 1906-1972), su descomunal talento, radicaba en el ingenio. No carecía de esas otras virtudes, ni mucho menos. Su prosa, de engañosa sencillez, posee tal grado de sobriedad y precisión que al leerlo sentimos que no sobran ni faltan palabras (algo, créanme, extremadamente difícil de lograr). En cuanto a los personajes, sus protagonistas jamás son los héroes de una pieza del pulp, sino seres humanos corrientes enfrentados a situaciones extraordinarias de las que no siempre logran salir airosos. Y respecto a la estructura narrativa, sus relatos están construidos con precisión de relojero.

No obstante, lo que convierte a Brown en un escritor extraordinario es el ingenio. En sus cuentos siempre hay un final sorpresa, un giro inesperado, una última vuelta de tuerca que altera radicalmente el sentido del texto. Esos imprevisibles cambios de perspectiva generan tal placer intelectual que el lector llega a plantearse no ya que esas historias puedan ser reales, sino que deberían serlo, pues la vida ganaría mucho con ellas. De hecho, varios relatos de Brown han abandonado el reducto de lo literario para ingresar en la mitología moderna de las leyendas urbanas; por ejemplo, dos de sus «pesadillas», “Pesadilla en amarillo” y “Pesadilla en gris”, corren de boca en boca como si fueran historias verídicas.

Brown es, junto con Robert Sheckley, el máximo exponente del humorismo en la CF, aunque existen grandes diferencias entre ambos autores. Con frecuencia se los cataloga como escritores satíricos y, si bien esto es cierto en el caso de Sheckley, no lo es tanto en el de Brown. En realidad, las únicas obras enteramente satíricas de Brown son su primera novela de CF, Universo de locos (1949), y la tercera, Marciano, vete a casa (1955) (ambas, por cierto, parodias del propio género), pero el humor que preside el resto de su producción discurre por el camino de la ironía y la mordacidad.

El estilo de Brown es casi siempre realista (incluso hiperrealista, en la tradición del cuento fantástico posromántico), lo cual le permite proyectar una mirada corrosiva y crítica sobre la sociedad. En ese aspecto se detecta su doble condición de escritor de literatura fantástica y policíaca, pues con frecuencia el tono pesimista y desencantado de la gran novela negra americana impregna sus obras de CF. Brown tenía muy poca fe en la humanidad, como demuestran, por ejemplo, “Pi en el cielo” o “El centinela”.

Brown, resulta tópico afirmarlo, es el gran maestro del relato corto de CF; sin embargo, también escribió novelas. Veintitrés pertenecen al género policíaco y sólo cinco se enclavan en el campo de la CF, pero cuatro de ellas son excelentes. Aparte de las ya citadas, cabe destacar El ser mente (1961), un vigoroso cóctel de novela negra, CF y terror psicológico, y Por sendas estrelladas (1953), una visión desencantada y otoñal de la carrera espacial. Vagabundo del espacio (1957) es su obra menos lograda, pero este borrón no hace más que realzar la gran calidad del resto de sus trabajos.

Brown es, sin duda, uno de los grandes escritores de literatura fantástica de todos los tiempos; no obstante, es un autor olvidado (de hecho, su prestigio es mucho mayor en el campo de la novela negra que en el de la CF). Por desgracia, sus obras apenas han sido reeditadas, no sólo en España, sino también en Estados Unidos. Quizá este olvido obedezca a que se lo considera un advenedizo, un autor de novela negra que de vez en cuando se adentraba en el fantástico, aunque en mi opinión era exactamente lo contrario: un vocacional del fantástico que se ganaba mejor la vida con el policíaco. Creo que la razón reside en el carácter atípico de su obra: a Brown no le interesaban las sociedades futuras y le importaban un bledo la ciencia y la tecnología. En el fondo, era un moralista desengañado, un pesimista cuya visión escéptica de la vida lo llevaba a criticar, no sólo los aspectos más deshonrosos de la condición humana, sino también el carácter muchas veces infantiloide y masturbatorio de la CF, género al que podemos amar con locura, pero también odiar con idéntica intensidad.

No hace mucho, le oí comentar a José María Merino (quizá el mejor narrador español de literatura fantástica) que, mientras las antologías de Julio Cortázar podían adquirirse en cualquier librería, resultaba casi imposible encontrar los relatos de Brown, un autor, en su opinión, tan valioso como el argentino. Afortunadamente, las presentes recopilaciones de todos los relatos fantásticos de Fredric Brown reparan tal injusticia y, además, lo hacen acompañada por un inesperado regalo. Como hemos visto, Brown era un reputado escritor policíaco, en cuyo haber figura la magistral La noche a través del espejo. Pues bien, el último relato del volumen anterior, “No mires atrás” (1947), es serie negra en estado puro. Quizá no sea el mejor policíaco de la historia (aunque está cerca de serlo), pero sin lugar a dudas sí es el más original y sorprendente.

Pergeñando una frase singularmente afortunada, Brown dijo en cierta ocasión que odiaba escribir, pero adoraba haber escrito. Estoy seguro de que, tras adentrarse en sus extraordinarios relatos, el lector también adorará que el genial autor de Cincinnati haya escrito; así que vuelvan la página, contengan el aliento y adéntrense en el mágico, cáustico e ingenioso universo Brown.

César Mallorquí

NOTA A LA EDICIÓN ESPAÑOLA

Ven y enloquece, y otros cuentos de marcianos y Luna de miel en el Infierno, y otros cuentos de marcianos son los dos primeros volúmenes de la ciencia ficción completa de Fredric Brown, a los que añadiremos más adelante Universo de locos, y otras novelas de marcianos y Vagabundo del espacio, y otras novelas de marcianos.

La edición original (From These Ashes) fue publicada por NESFA Press. La New England Science Fiction Association articula las actividades del fandom de Massachusetts: organiza reuniones y convenciones, convoca los premios Skylark y Jack Gaughan, elabora listados de lecturas recomendadas, edita el fanzine Instant Message y publica numerosos libros de ensayo y ficción. Para mayor información se puede consultar su página web oficial: http://www.nesfa.org.

From These Ashes fue preparada por Ben Yalow con el propósito de agrupar todos los relatos de ciencia ficción de Fredric Brown. Los criterios de la selección fueron los siguientes: en primer lugar, contiene todos los cuentos que el autor incluyó en las recopilaciones de ciencia ficción aparecidas a lo largo de su carrera (independientemente de que, en algunos casos, la adscripción genérica no estuviera clara); y en segundo lugar, los relatos aparecidos en revistas de ciencia ficción que no se habían reeditado en aquellas. Todo este material se presenta por orden cronológico de su primera edición y, en el caso de los relatos del primer grupo, si existen variantes de título o correcciones de contenido, se considera edición preferente la aparecida en las recopilaciones.

Así pues, From These Ashes ofrece bastantes garantías de incluir la totalidad de los relatos de ciencia ficción que publicó Fredric Brown, pero eso no significa que recoja todos sus cuentos fantásticos. Brown cultivó el policíaco con tanta o más asiduidad que la ciencia ficción, y cabría investigar entre el material publicado originalmente en las revistas de este otro género para localizar aquellos relatos que contienen al mismo tiempo elementos fantásticos.

Como complemento de la edición original, hemos confeccionado un apéndice bibliográfico. Para su elaboración, han resultado especialmente útiles la base de datos de la revista estadounidense Locus (http://www.locusmag.com/index/s103.html), el “Index to Science Fiction Anthologies and Collections, Combined Edition”, de William G. Contento (http://www.contento.best.vwb.net), y “Fredric Brown. An Index to His Writings That Have Been Published in English”, de Frank Paccassi. También queremos hacer constar nuestro agradecimiento a Josep Ors, Frank Paccassi, Luis Pestarini, Juan Carlos Planells, José Carlos Somoza y Ben Yalow por su ayuda. Este trabajo ha permitido localizar y corregir algunas discrepancias en la ordenación original de los relatos.

La ciencia ficción completa de
Fredric Brown:

1. Ven y enloquece, y otros cuentos de marcianos
2. Luna de miel en el infierno, y otros cuentos de marcianos
3. Universo de locos, y otras novelas de marcianos
4. Vagabundo del espacio, y otras novelas de marcianos

Más información sobre el autor

Fuente: Gacetilla. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Minotauro nos presenta en sus novedades de este mes algunos clásicos de la CF
"Sherlock Holmes y la boca del infierno", de Rodolfo Martínez, en Bibliópolis Fantástica
Junto al Rey del Sueño, Neil Gaiman

Cuentos Relacionados:
CUENTA REGRESIVA I - Autores Varios
AXXÓN 100x100 - Primera Serie - varios autores
FICCION BREVE (SEIS) - varios