Noticias en la página Axxón Página Axxón

22/Jul/07

El ‘imperio" de los dinosaurios se fraguó en unos 20 millones de años

El imperio de los dinosaurios no surgió hace doscientos millones de años de forma repentina, fruto de una catástrofe o de un brusco cambio en el clima de la Tierra, como hasta ahora se creía.

El imperio de los dinosaurios sobre el planeta no fue un golpe de mano. No surgió hace 200 millones de años de forma repentina, fruto de una catástrofe o de un brusco cambio en el clima de la Tierra, como hasta ahora se creía. Los gigantes del Jurásico se fueron extendiendo por lo que entonces era un único continente, Pangea, de forma gradual al final de Triásico (hace unos 240 millones de años), a medida que desaparecerían lentamente sus antecesores, los arcosaurios o dinosauromorfos.

Así se desprende de los hallazgos de fósiles en la mina Hayden, en el Rancho Fantasma de Nuevo México. Investigadores de la Universidad de Berkeley (California) encontraron en este lugar restos de un nuevo predecesor de los dinosaurios, el Dromomeron romeni, junto con fósiles de animales que se creían ya extinguidos cuando éstos se extendieron. "La evidencia demuestra que debieron convivir 15 o 20 millones de años", señala Kevin Padian, paleontólogo que participó en este trabajo, publicado hoy en la revista 'Science'.

Los nuevos fósiles dan nuevos datos sobre la evolución de aquellos precursores, de los verdaderos dinosaurios y de su diversificación en numerosas especies. "El registro del Triásico encontrado en Argentina inducía a pensar en su rápida expansión, en una ruptura con lo anterior, pero este trabajo cambia el panorama", reconoce el paleontólogo José Luis Sanz, experto en grandes saurópodos.

"Este yacimiento confirma una transición entre arcosaurios, que eran los animales terrestres de entonces, y los dinosaurios. No entran en la causa, que pudo ser por cambios del clima y ambientales. Y no hay fósiles suficientes para saber si los segundos fueron ocupando el nicho ecológico de los primeros", puntualiza Sanz.

El caso es que Randall Irmis y Sterling Nesbitt, de Berkeley, se fueron a excavar el verano del 2006 a la mina Hayden, después de que Alex Down les motrara fósiles del lugar. Allí encontraron un tesoro de huesos: dinosaurios primitivos, cocodrilos, lagartos, tortugas y sapos de hace entre 235 y 200 millones de años. También hallaron los restos del D. romeni, un ejemplar bípedo de metro y medio de largo, y los de otro saurópodo (aún sin bautizar) cuadrúpedo, herbívoro y tres veces mayor que el anterior. "Todo el mundo pensaba que los precursores de los dinosaurios eran carnívoros y bípedos. Pero esta criatura no cumple estos requisitos, es de un tipo inesperado", explica Irmis. En total, han rescatado 1.300 fósiles de especímenes, aunque ningún esqueleto completo.

Fuente: El Mundo. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Aún falta descubrir el 71% de los dinosaurios
Fósil arroja nueva luz sobre dinosaurios
¿Estaban ya los dinosaurios en vías de desaparición antes del impacto del asteroide?
Estudio asegura que dinosaurios se extinguieron por envenenamiento