Noticias en la página Axxón Página Axxón

22/Jul/07

Una hormona ayuda a las plantas a protegerse del peligro

Una hormona llamada jasmonato ayuda a las plantas a protegerse de los peligros de los hongos y los insectos mediante un complejo mecanismo molecular que ha sido develado por un equipo de científicos españoles.

El trabajo, que se publica en Nature, es de gran relevancia porque puede facilitar el desarrollo de plantas que se adapten a las necesidades de la agricultura o al desafío del cambio climático. También podría ser de gran utilidad para las investigaciones sobre el cáncer, pues se ha descubierto que esta proteína tiene efectos antitumorales.

El jasmonato es una hormona que las plantas emplean como señal de peligro cuando se sienten atacadas por patógenos como los hongos, insectos e incluso por mordeduras de herbívoros. Esta función ya se conocía, pero no se sabía cómo se llevaba a cabo. El grupo de Roberto Solano, del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC) y sus colegas de la Universidad Miguel Hernández (Elche) han descubierto el proceso de transmisión por el cual esta hormona pone en marcha una serie de genes de defensa.

Solano lo explica con claridad: "Igual que los animales tienen un sistema inmune, las plantas se defienden por señales hormonales. El jasmonato detecta los patógenos del suelo a través de la raíz y hace que las células activen genes que producen proteínas de defensa. Lo que hemos descubierto son todos los eslabones moleculares de ese proceso y eso permtie entender cómo se activan esos genes".

La planta que han utilizado es la Arabidopsis thaliana, el modelo vegetal más utilizado en la ciencia porque es pequeña, están secuenciados todos sus genes y tiene poco ADN basura, según explica Solano. Pero, de esos 30.000 genes, sólo hay un 30% de los que se conoce una función.

Los investigadores españoles trabajaron con ejemplares que tenían mutaciones genéticas, con objeto de comprobar el papel de los genes. Sabían que entre las funciones del jasmonato, aparte de la defensiva, estaba el acortamiento de las raíces, así que utilizaron esta propiedad para crear plantas que no respondieran a la hormona de este modo porque les fallaba algún gen. "Hicimos un mapeo genético y vimos que había un gen, el JAI3, que era el que está implicado en la activación de las defensas de las plantas", explica el biólogo.

Puesto que el jasmonato está implicado en la adaptación al medio, conocer cómo funciona puede ser de gran utilidad para desarrollar plantas que se protejan mejor de los peligros. "Podrían desarrollarse plantas resistentes a los patógenos utilizando esta estrategia molecular. Y es algo fundamental, porque los principales daños para la agricultura son las plagas de insectos y los hongos", argumenta Roberto Solano. Respecto a la utilidad de este trabajo en el cáncer, Solano recuerda que ya se sabe que esta hormona tiene un efecto antitumoral, por lo que está siendo investigada en muchos laboratorios. "Conocer cómo funciona a nivel molecular puede ser de una gran ayuda para futuros productos farmacéuticos", concluye el investigador.

Fuente: El Mundo. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:
Develan el mecanismo molecular que permite a las plantas crecer
Insectos plaga: Las plantas se avisan entre sí del ataque de insectos
Insectos plaga: nuevo método centrado en señales químicas de las plantas
Para que crezcan vegetales en Marte deberán reducir su estrés