Noticias en la página Axxón Página Axxón

19/Dic/07

La NASA manda a la sonda Epoxi hacia el cometa Hartley 2

La NASA ha aprobado el envío de la misión Epoxi para el sobrevuelo del cometa Hartley 2 el 11 de octubre de 2010. Hartley 2 ha sido elegido como el destino de Epoxi tras comprobar que el objetivo inicial, el cometa Boethin, no ha podido ser encontrado. Los científicos piensan que el cometa Boethin podría haberse fragmentado en pedazos demasiado pequeños para su detección.

Dibujo de la sonda Deep Impact liberando al impactador, 24 horas antes de su impacto en julio de 2005. De izquierda a derecha, se ve al cometa Tempel 1, el impactador y la sonda. El impactador consiste en 370 kilogramos de masa con un sistema de guía. El sonda incluye un panel solar (a la derecha), una antena de alta ganancia (arriba), un escudo de desechos (a la izquierda), y los instrumentos ópticos de alta y mediana resolución de imagen, espectroscopía infrarroja y óptica de navegación (caja amarilla y cilindro naranja , abajo a la izquierda). La sonda mide unos 3,2 metros de largo, 1,7 metros de ancho, y 2,3 metros de alto. La carga útil pesa unos 1020 kg. Esta sonda se ha rebautizado como EPOXI. Crédito: NASA / JPL

La misión Epoxi consiste en dos investigaciones científicas: la Observación y Caracterización de Planetas Extrasolares (EpOCh) y la Investigación Extendida de Deep Impact (DIXI). Ambas investigaciones serán llevadas a cabo usando la sonda Deep Impact.

Además de investigar el cometa Hartley 2, la nave apuntará el mayor de sus dos telescopios a sistemas planetarios extrasolares previamente conocidos y cercanos a finales de enero de 2008. Entonces estudiará las propiedades físicas de los planetas gigantes y buscará anillos, lunas y planetas tan pequeños como tres veces la masa terrestre. Además observará a la Tierra como si fuera un planeta extrasolar para proporcionar datos que serán utilizados para caracterizar en el futuro a este tipo de planetas.

"La búsqueda de sistemas planetarios extrasolares es una de las exploraciones más intrigantes de nuestro tiempo", dice Drake Deming, investigador principal de Epoxi y perteneciente al centro Goddard de la NASA. "Con Epoxi tenemos el potencial de descubrir nuevos mundos e incluso de analizar la luz que emiten para quizás descubrir las atmósferas que poseen".

La mayor aproximación de la misión al pequeño cometa de 800 metros de tamaño será a una distancia de unos 1.000 kilómetros. La nave empleará los mismos dos instrumentos que la cuando Deep Impact tuvo su misión principal de guiar al impactador hacia el cometa Tempel 1 en julio de 2005.

Si las observaciones de Epoxi de Hartley 2 muestran que es similar a alguno de los otros cometas que ya han sido observados, esta nueva clase de cometas será definida por primera vez. Si el cometa muestra características diferentes ello profundizará el misterio de la diversidad cometaria.

"Cuando el cometa Boethin no pudo ser localizado, nos fuimos a por nuestro reserva, el cual es igual de interesante pero dos años más lejos en el recorrido", dice Tom Duxbury, director del proyecto del JPL.

Los controladores de la misión en el JPL comenzaron a dirigir a Epoxi hacia Hartley 2 el 1 de noviembre pasado. Enviaron comandos a la nave para realizar un encendido de sus motores de 3 minutos de duración que cambió la velocidad de la nave. La nueva trayectoria de Epoxi sienta las bases para tres sobrevuelos de la Tierra, el primero el 31 de diciembre de 2007. Esto colocará a la nave en una órbita 'de espera' hasta el momento para el encuentro óptimo en el año 2010.

"Hartle 2 es científicamente tan interesante como el cometa Boethin debido a que ambos tienen relativamente pequeños y activos núcleos", dice Michael A'Hearn, investigador principal de Epoxi de la Universidad de Maryland.

El coste de la misión Epoxi es de 40 millones de dólares gracias al uso de la antigua nave Deep Impact.

Fuente: www.sondasespaciales.com. Aportado por Marcelo Shulman

Más información:
Noticia original de la NASA