Noticias en la página Axxón Página Axxón

12/Nov/08

Se vieron cambios misteriosos en un distante planeta enano

La superficie del planeta "plutoide" más grande conocido parece haber cambiado en los últimos años, de acuerdo con las nuevas mediciones de cómo se disponen los elementos en capas sobre su superficie helada. Pero los astrónomos no pueden explicar la causa del aparente cambio

La superficie helada del planeta enano
Eris puede haber cambiado en los últimos años.

Eris es el mayor objeto conocido más allá de la órbita de Neptuno, y pesa casi un tercio más que Plutón. Se desplaza sobre una trayectoria alargada alrededor del Sol que completa en aproximadamente 560 años.

Los astrónomos piensan que el mundo distante está cubierto por una capa de metano congelado y pequeñas cantidades de hielo de nitrógeno. Cuando está cerca del Sol, se cree que estos hielos se evaporan de las partes soleadas de la superficie y se condensan sobre las regiones en sombra.

Eris están ahora cerca de su punto más lejano del Sol, de modo que se espera que esté frío e inactivo. Pero un nuevo estudio sugiere que la superficie del planeta enano podría haber cambiado en los últimos años.

"Estamos realmente desconcertados", dice Stephen Tegler, de la Universidad Northern Arizona en Flagstaff.

Penetrar

Tegler y sus colegas sondaron la superficie supuestamente inactiva de Eris y midieron cómo absorbía la luz del Sol el hielo de metano.

El metano absorbe algunas longitudes de onda de luz con más potencia que otras. Por lo tanto, la luz absorbida puede penetrar débilmente la capa de metano y llegar a mayores profundidades bajo la superficie, aunque es difícil calcular la profundidad exacta.

Al estudiar las diferentes longitudes de onda -o "bandas"- de luz en el espectro de Eris por medio del observatorio MMT de 6,5 metros en Arizona, los investigadores llegaron a la conclusión de que la concentración de nitrógeno parecía aumentar con la profundidad.

Ese resultado, basado en las observaciones de cinco bandas de longitudes de onda en 2007, contradice las observaciones realizadas en 2005 con el William Herschel Telescope de 4,2 m en España. Las observaciones de 2005, que midieron dos bandas de luz, sugerían que el nitrógeno era más abundante más cerca de la superficie.

¿Clima helado?

Ambos conjuntos de observaciones son válidos, dicen los investigadores, pero todavía no pueden llegar a una explicación para la diferencia.

Una posibilidad es que Eris experimentara algún cambio reciente en el clima que modificó varios centímetros superiores de su superficie, dice Tegler.

Pero los cambios en el clima son difíciles de explicar cuando Eris están tan lejos del Sol. "Es muy difícil imaginar que esté ocurriendo algo tan dramático en una escala de tiempo relativamente corta", dice Mike Brown de Caltech, no involucrado en el estudio.

Otra posibilidad es que el metano y el vapor de nitrógeno entraron en erupción desde el interior de Eris, y que finalmente se condensó para constituir una nueva capa de hielo, dice William Grundy del Lowell Observatory en Flagstaff, Arizona.

Erupción volcánica

Nadie está seguro de si Eris es lo bastante caliente para tener esta clase de "crio-vulcanismo", pero "una erupción no es imposible", dijo Grundy a New Scientist.

La misión New Horizons de la NASA, programada para volar más allá de Plutón en 2015, podría ayudar a determinar si Plutón tuvo alguna vez erupciones similares. "Si un cuerpo pequeño como Plutón puede tenerlas, Eris también puede", dice Grundy.

Por otra parte, los dos equipos podrían haber observado diferentes partes del planeta enano. Las nuevas mediciones indican que Eris tienen un día casi terrestre, girando sobre su eje una vez cada 26 horas.

Las futuras observaciones podían seguir la apariencia del planeta a lo largo de múltiples rotaciones para determinar si Eris tienen una composición en parches, dice Grundy.

Fuente: New Scientist. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Artículo original (inglés)
Xena no se llama Xena, su nombre es Eris
Plutón ya ni siquiera es el de más masa de los planetas enanos
Ser o no ser un planeta