Noticias en la página Axxón Página Axxón
[Noticias (antes 2009) ] [Noticias (desde 2009) ] [ Página principal ] [ Revista de Ciencia Ficción ] [ Zapping ]

07/Nov/08



Revista Axxón

Axxón en
facebook


Lectores de Axxón en facebook



Haz clic aquí para suscribirte a Axxon



La Phoenix se encuentra bloqueada en modo 'Lázaro'

Phoenix, actualmente en el sol 159 (4 de noviembre), está funcionando en el ‘modo Lázaro" desde que entró en el sol 153.

Los controladores de la misión han podido confirmar la recepción de una señal diaria procedente de Phoenix en todos los soles desde el sol 153, excepto en el sol 158. Según Barry Goldstein, responsable del proyecto Phoenix, hay varias razones que explican la ausencia de señal en dicho sol.

A medida que el Sol se va poniendo en el sitio de Phoenix y acecha la penumbra polar, la sonda no será capaz de mantener la carga de sus baterías y se apagará definitivamente. Mas tarde, en el invierno, la sonda quedará cubierta por el hielo.

El modo 'Lázaro' se activa cuando Phoenix agota completamente sus baterías, lo que está ocurriendo ahora cada tarde. La situación es que en algún momento de la siguiente mañana, cuando los paneles solares empiezan a generar la suficiente energía, Phoenix se reinicia e intenta establecer comunicación por radio durante dos horas. En teoría, en la situación actual, después de esto se debería quedar inactivo, agotando de nuevo sus baterías por la tarde por la falta de energía para volver a repetir este ciclo continuamente.

Sin embargo, lo que realmente esta pasando es que cuando intenta reiniciarse, debido a la poca energía procedente de sus paneles, agota en ese mismo instante sus baterías para, al poco tiempo, volver de nuevo con otro intento de reinicio, repitiendo este ciclo hasta que, en el transcurso de la mañana, los paneles generan la suficiente potencia y el ordenador de a bordo logra, finalmente, un reinicio completo.

En el modo 'Lázaro' la sonda se queda en situación inactiva durante 19 horas, para despertarse e intentar durante dos horas la comunicación con algún orbitador y volver a quedarse inactiva de nuevo y repitiendo el ciclo. Este ciclo de 21 horas está diseñado de forma que la ventana de dos horas de intento de comunicación va rotando a lo largo de los días marcianos, con la esperanza de que coincida en algún día con el pase de algún orbitador por la zona de Phoenix. Sin embargo, Phoenix no esta operando de esta manera, debido a que este ciclo de 21 horas se interrumpe cada tarde al agotarse las baterías, reseteándose desde cero cada mañana cuando logra reiniciarse completamente.

Esto significa que, en estos momentos, Phoenix está intentando sesiones de comunicación sólo por las mañanas, que es justo el peor momento para intentar comunicar con los orbitadores, debido a que a esas horas la geometría de sus órbitas hacen que desde el punto de vista de Phoenix estén demasiado bajos en el horizonte.

El quipo de Phoenix había anticipado que se produciría este funcionamiento para el final de la misión, pero no pensaban que sería tan pronto. Preveían que empezase unas tres semanas mas tarde, pero este adelanto lo ha provocado la tormenta de arena que se formó en el sol 151, justo en un momento en que el consumo eléctrico de Phoenix era más intensivo de lo normal, debido al uso de uno de los hornos TEGA. Tan pronto como el equipo supo que se acercaba la tormenta, se movilizó intentado ejecutar órdenes para desconectar rápidamente algunos calentadores antes de que se agotasen las baterías, pero no se llegó a tiempo.

Ahora, el equipo esta preparando una secuencia de comandos que permitirán a Phoenix situarse en un modo de 'ciencia terminal', en el que podrá realizar algunas mínimas actividades científicas compatibles con su disponibilidad de energía. Comprende una lista priorizada de actividades que Phoenix debe ejecutar hasta que agote sus baterías, intentando enviar la información hacia la Tierra (vía los orbitadores) a un ritmo mas o menos parecido al que la va adquiriendo. La información prioritaria sería la meteorológica (presiones y temperaturas), seguida por la de la sonda de conductividad térmica y eléctrica. Después, seguramente se intentaría captar alguna imagen con la cámara del brazo robótico, para ver si se está depositando algo de rocío helado alrededor de Phoenix. En el siguiente lugar, quizás se adquiriría alguna imagen de la cámara del mástil, primero para conocer la posición en que ha quedado apuntada la cámara, seguido de una toma de imagen. La lista continúa con otras actividades priorizadas, ordenadas de menor a mayor consumo.

Cuando se consiga contactar con Phoenix y enviar esta secuencia, se espera que la sonda realice estas actividades científicas en la medida que le permita su energía disponible, hasta que se agoten sus baterías para que, a la mañana siguiente, después de reiniciarse con éxito, vuelva a reejecutar las actividades científicas desde el principio.

Alrededor del sol 146, se realizó un intento de uso de la cámara MARDI, incluyendo su micrófono, pero no respondió, quizás debido a que no hubo suficiente tiempo para que el instrumento se calentase lo suficiente antes de adquirir datos. Barry comentaba que un aliciente que tenían para intentar poner en marcha el micrófono era un mensaje que recibieron de una persona ciega a través del Twitter, que decía que como no había podido observar las imágenes de Marte, el escuchar su sonido le hubiera permitido experimentar por primera vez alguna sensación de otro planeta. El equipo ha incluído el uso del micrófono dentro de los comandos del modo de 'ciencia terminal'.

Barry tiene esperanzas de que consigan sacar a Phoenix del modo 'Lázaro' y cambiarla al modo de 'ciencia terminal', para lo cual deben finalizar la definición de las secuencias de comandos y conseguir una buena sesión de comunicación con la sonda, cosa que no se consigue todos los días. El sol 158 (lunes pasado) no hubo una comunicación con éxito, el sol 157 no pasó de ser una simple señal de salud. El último día de comunicaciones fue el sol 156 (sabado), en el que se recibieron datos importantes sobre la salud de la sonda (datos internos de temperaturas).

Fuente: Sondas espaciales. Aportado por Gustavo A. Courault

Más información:
Más noticias del Espacio en Axxón
Phoenix excava y analiza el suelo mientras avanza la oscuridad
La sonda 'Phoenix' está a punto de llegar al polo Norte de Marte
Sonda Phoenix en Marte: Aparecen grietas en Snow Queen
La Phoenix de la NASA empieza a raspar la capa congelada

            

Noticias anteriores, por tema
Ciencia Cine Espacio Espectáculos Historietas Internet Juegos Libros Literatura Revistas Sociedad Tecnología Televisión

Noticias anteriores, por año
2017  2016  2015  2014  2013  2012  2011  2010  2009  2008  2007  2006  2005  2004  2003  2002