Noticias en la página Axxón Página Axxón

09/Dic/08

Un raro cometa, posiblemente de otro sistema estelar

La extraña composición química de un cometa sugiere que la gota de hielo es una intrusa, posiblemente lanzada hacia nuestro Sistema Solar desde más allá, dicen ahora los astrónomos y añaden que el absurdo cometa los está forzando a crear una nueva categoría para esos objetos

Esta imagen tomada por la sonda espacial SOHO de la ESA / NASA,
dedicada a observar el Sol, revela al cometa Machholz 1 cerca del Sol el 8 de enero de 2002.
El coronógrafo de SOHO escondió el brillo del Sol, cuyo tamaño es indicado por el anillo interior.

El cometa, llamado Machholz 1, fue descubierto en 1986 por Donald Machholz de Loma Prieta, California. Desde entonces, el objeto helado ha hecho algunas apariciones, incluso uno en 2007.

"Una gran parte de los cometas de nuestro propio Sistema Solar ha escapado hacia el espacio interestelar, de modo que esperamos que muchos formados alrededor de otras estrellas también hayan escapado", dijo David Schleicher, astrónomo planetario en el Observatorio Lowell en Arizona. "Algunos habrán cruzado la trayectoria del Sol, y Machholz 1 podría ser un intruso interestelar".

Esta bola extraña, descrita en la edición de noviembre de la Astronomical Journal, podría arrojar luz sobre la formación y evolución de los cometas. Estas gotas de polvo y gases congelados podrían ser los cuerpos más antiguos y primitivos del Sistema Solar. De hecho, contienen el primer registro del material de la nebulosa que formó al Sol y los planetas.

Mediciones de la cabeza

Schleicher midió la cantidad de cierto carbono y otros compuestos en la coma o cabeza de Machholz 1 en 2007. Comparó la composición con la información de otros 150 cometas, y descubrió que Machholz 1 tenía una rara composición. En particular, el cometa contiene mucho menos de una molécula de carbono-nitrógeno llamada cianógeno, en un factor aproximado de 72 si se compara con el promedio encontrado en otros cometas. El cometa también contenía mucho menos de dos moléculas llamadas C2 y C3 (que tienen en su estructura dos y tres átomos de carbono, respectivamente) que un cometa promedio.

Schleicher propone tres situaciones que pueden ser responsables de la extraña química, aunque ninguna explicación destaca como correcta. "No estoy realmente emocionado con ninguno de los tres [escenarios]", dijo Schleicher a SPACE.com.

Una explicación posible es que Machholz 1 no se originó en el Sistema Solar, sino que escapó de la gravedad de otra estrella. En esta situación, el disco proto-planetario de la otra estrella (el disco de escombros del que se piensa se forman los planetas) puede haber tenido una menor cantidad de carbono, y entonces todos los compuestos de carbono tienen cantidades más bajas.

Varios cometas, previamente en nuestro Sistema Solar, han sido lanzados cuando sus órbitas entraron en contacto con la de Júpiter y su gravedad los expulsó.

Otra explicación posible para la anómala composición de Machholz 1 es que se formó dentro del Sistema Solar pero aun más lejos del Sol, en un entorno más frío o más extremo que otros cometas.

Una tercera posibilidad es que Machholz 1 se originara como un cometa denominado de cadena reducida de carbono, pero que esta química fue posteriormente modificada por el extremo calor y que por lo tanto el cianógeno también fue reducido. Mientras ningún otro cometa ha presentado cambios químicos debidos al calentamiento por el sol, la órbita de Machholz 1 lleva al cometa al interior de la órbita de Mercurio cada cinco años. (Los otros cometas se acercan aun más al Sol, pero no tan a menudo).

"Ya que su órbita es poco habitual, debemos sospechar que el repetido calentamiento a alta temperatura podría ser la causa de su composición anormal", dijo Schleicher.

Sin embargo, añadió, el único otro cometa, llamado Yanaka, que muestra menos cianógeno que el típico nunca llegó a esas altas temperaturas.

"Esto implica que la reducción [de cianógeno] no requiere reacciones químicas relacionadas con el calor extremo", dijo Schleicher.

Una clase propia

Los resultados ponen a Machholz 1 en una nueva clase de cometas. Hasta ahora, los astrónomos han amontonado cometas en una de dos clases, basadas en sus compuestos químicos.

La mayor parte de los cometas, considerados miembros de la clase "típica", han residido durante mucho tiempo en la Nube de Oort en los límites de nuestro Sistema Solar, pero se cree que se formaron originalmente entre los planetas gigantescos, en particular entre Saturno, Urano y Neptuno. Otros miembros de esta clase llegaron desde el cinturón de Kuiper, una región de objetos helados más allá de Neptuno (pero más interior que la Nube de Oort.)

La segunda clase incluye los cometas con diversas reducciones de ciertas moléculas de carbono, incluso las moléculas C2 y C3. Casi todos estos cometas (denominados cometas de cadena reducida de carbono) tienen órbitas que sugieren que llegaron desde el Cinturón de Kuiper. Por esta y otras razones, los científicos piensan que la reducción del carbono está asociada con las condiciones que existían cuando se formaron los cometas, quizás en una región exterior y más fría del Cinturón de Kuiper.

La nueva clase de cometas, que incluye a Machholz 1 y posiblemente a Yanaka, se caracterizaría por sus bajos niveles de al menos tres compuestos de carbono -C2, C3 y cianógeno. Y por ahora, estos cometas serán considerados de origen desconocido, dijo Schleicher.

Se espera una visión del cometa, en su órbita alrededor del Sol, otra vez en 2012; Schleicher espera que en ese momento los astrónomos apunten otros instrumentos hacia él para medir aun más moléculas que contienen carbono.

Fuente: Space. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Artículo original (inglés)
La NASA manda a la sonda Epoxi hacia el cometa Hartley 2
Aumentan las probabilidades de colisión de un asteroide con la Tierra
Una aficionada espía un 'fantasma cósmico' gaseoso