Noticias en la página Axxón Página Axxón

05/Ene/09

¿Chocó un cometa contra la Tierra hace 12.000 años?

Los nano-diamantes encontrados a través de Norte América sugieren que un cambio climático muy importante pudo haber sido provocado desde el cosmos

¿Impacto profundo? Esta banda de 40 centímetros de sedimento oscuro
descubierto en Murray Spring, Arizona, puede indicar un impacto cósmico
o una explosión que inició un período de enfriamiento global y
una extinción masiva en Norte América.

Hace unos 12.900 años, empezó de repente un enorme enfriamiento global junto con el fin de aproximadamente 35 especies de mamíferos diferentes, incluso el mamut, y también la llamada cultura de Clovis de norteamericanos prehistóricos. Se propusieron varias teorías para la extinción que van desde un cambio climático repentino hasta un exceso de cacería cuando los humanos quedaron libres en las regiones salvajes de América del Norte. Pero ahora, los nano-diamantes encontrados en los sedimentos de este período apuntan a una alternativa: una enorme explosión o explosiones por un cometa fragmentario, similar pero aun mayor que el evento de Tunguska de 1908 en Siberia.

Los sedimentos de seis sitios de América del Norte: Murray Spring, Arizona; Bull Creek, Oklahoma; Gainey, Michigan; Topper, South Carolina; Lake Hind, Manitoba; y Chobot, Alberta; contenían diamantes tan diminutos que sólo ocurren en sedimentos expuestos a temperaturas y presiones extremas, como las de una explosión o impacto, de acuerdo con nueva investigación publicada hoy en Science.

El descubrimiento respalda a una teoría anticipada el año pasado en que algún tipo de impacto cósmico o impactos -un cometa fragmentado que explota en la atmósfera o que cae sobre los océanos- inició el período de enfriamiento de más de 1.300 años en el hemisferio norte, conocido como Younger Dryas por la abundancia de polen de una flor alpina encontrada durante el intervalo. (Dryas III / Zona de Polen III)

El período de enfriamiento interrumpió un calentamiento prolongado de una edad de hielo pronosticada por leves cambios en la órbita terrestre (conocidos como ciclos de Milankovitch) que continúa hoy. Y aun queda una inexplicable anomalía en el registro del clima.

Pero una serie de fragmentos cometarios que estallaran sobre América del Norte podrían explicar una capa de suelo inmediatamente antes del enfriamiento, y que contiene niveles inusitadamente altos de elemento de iridio -un elemento más común en los vagabundos cósmicos como los meteoroides que en la corteza terrestre. Si se suma el hecho de que esta capa existe directamente antes de la extinción de al menos 35 géneros de mamíferos grandes, incluso los mamuts, es una fehaciente prueba circunstancial de un evento cósmico.

"Hallamos muy fuertes indicadores de impacto en los sedimentos directamente arriba, y a menudo como envoltura en el caso de Murray Spring, los restos de estos animales y de la gente que los estaban cazando", dice Doug Kennett, arqueólogo y co-autor del estudio, de la Universidad de Oregon en Eugene, el hijo en el equipo de padre e hijo que promueve la nueva teoría de impacto. "¿Es un cometa? ¿Es una condrita carbonácea? ¿Estaba fragmentado? ¿Estaba enfocado? Sobre la base de la distribución de los diamantes, indudablemente tenía una gran escala".

Las búsquedas preliminares en terrenos más alejados -Europa, Asia y Sudamérica- resultaron tener minerales y elementos similares en los sedimentos de la misma era, dice Kennett, y su propio trabajo sobre las Channel Islands de California cuenta un relato de un masivo incendio, seguido por erosión y un cambio total en la flora de la región.

"Es compatible con un cuerpo fragmentario que se rompe con el impacto del aire y posibles impactos superficiales en varias partes de Norte América. Podía ser encima de la lámina de hielo o cerca de la costa en el océano", dice, explicando por qué no ha sido encontrado hasta la fecha ningún cráter de impacto. "Los efectos inmediatos en la tierra incluyen altas temperaturas y presiones que provocan transformaciones muy importantes en la vegetación, volteando árboles pero también quemándolos".

Y eso haría que el cambio climático del Younger Dryas se convirtiera en un primo cercano al impacto del enorme asteroide que barrió a los dinosaurios hace 65 millones de años. "Éste es un evento que ocurrió en un día", señala Kennett. "Vamos a necesitar registros climáticos de alta resolución, registros arqueológicos, registros paleontológicos para tratar de explorar los efectos".

Fuente: Scientific American. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Artículo original (inglés)
Diamantes cósmicos pueden estar escondidos en "cebollas de carbono"
Sorpresas por el raro contenido revelado en el impacto contra el cometa Tempel 1
El siglo VI fue marcado por el impacto de un cometa
Más pruebas del impacto cometario que eliminó a los mamuts
Un cometa pudo haber explotado hace 12.900 años sobre Norteamérica