Noticias en la página Axxón Página Axxón

06/Ene/09

La antigua Tierra era un yermo mundo acuático

La tierra seca podría ser una novedad. Hasta hace unos 2.500 millones de años, nuestro planeta estaba casi completamente cubierto con agua, según sugiere un modelo de la Tierra primitiva

Hoy, aproximadamente el 28% de la superficie de la Tierra está por encima del nivel del mar. No está claro cómo exactamente varió la proporción de tierra-mar a través de la historia de la Tierra, pero existe un acuerdo general en que la cantidad de corteza continental ha aumentado con el tiempo.

Ahora, los cálculos realizados por Nicolas Flament, de la Universidad de Sydney, Australia, y sus colegas sugieren que la Tierra era un mundo acuático hasta hace unos 2.500 millones de años, con tierra seca de apenas del 2% al 3% de su superficie (Earth and Planetary Science Letters, DOI: 10.1016/j.epsl.2008.08.029).

El equipo supuso que en ese entonces el manto terrestre era hasta unos 200° C más caliente que ahora, principalmente porque entonces había una mayor cantidad de elementos radioactivos que se descomponían y producían calor. Un manto más caliente habría producido una corteza sub-oceánica más caliente y más gruesa que hoy, manteniéndola más arriba con respecto a los continentes. Las cuencas oceánicas menos profundas resultantes habrían contenido menos agua, conduciendo a la inundación de lo que ahora es tierra. Además, el manto más caliente habría producido que la corteza continental de esa época se moviera lateralmente, haciéndola más baja y más plana que hoy, y por eso más propensa a ser inundada.

Entonces, a medida que el manto se enfriaba, la tierra habría aparecido gradualmente mientras los océanos se volvían más profundos y se formaban regiones de alto relieve sobre la corteza continental. El equipo cree que esta transición puede ayudar a explicar por qué aumentaron en este tiempo los niveles de oxígeno en la atmósfera. Durante el período de mundo acuático, todo el oxígeno producido por las bacterias mediante fotosíntesis habría sido agotado rápidamente a través de las reacciones con la materia orgánica en descomposición en los océanos. Cuando las nuevas tierras emergidas se erosionan, producen sedimentos que, una vez llevados al océano, habrían enterrado la materia orgánica, evitando cualquier reacción adicional con el oxígeno, y por lo tanto permitiendo su aumento en la atmósfera.

Esto, a su vez, habría permitido prosperar a los organismos que respiran oxígeno, dice el equipo. El sedimento erosionado también habría provocado una explosión de vida al fertilizar los océanos con fósforo -un importante nutriente. Y regiones costeras recién formadas habrían proporcionado una multitud de hábitats poco profundos para la fotosíntesis.

Stephen Mojzsis, de la University of Colorado, Boulder, está de acuerdo en que las primitivas regiones continentales pueden haber estado en su mayor parte inundadas en este momento. Sin embargo, sospecha que la proporción de tierra no era tan baja como del 2% al 3% porque muchas rocas de esta edad parecen haberse formado de sedimento tomado de tierra seca.

Fuente: New Scientist. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Artículo original (inglés)
La acidificación de las aguas oceánicas hace más vulnerables a los ecosistemas marinos
Extraño mundo hecho de "hielo caliente"
Nuestro mundo de agua fue hecho por asteroides
Cuentos relacionados:
Morir de tristeza