Noticias en la página Axxón Página Axxón

15/Ene/09

Formas de vida: un protozoo interpreta de otro modo el código genético

El protozoo Euplotes crassus viola el código genético. Una de las combinaciones de tres bases del ADN además de corresponder al aminoácido habitual tiene otro significado para él y a veces le hace corresponder un aminoácido diferente. Este descubrimiento obligará a cambiar los libros de texto

Un error típico que se puede encontrar en los medios, incluso en los autocalificados como serios, es el de llamar código genético al genoma particular de una especie o de un individuo. Pero el código genético es universal e independiente del individuo o especie considerada. Para cualquier especie de ser vivo este código se encarga de traducir la información genética a proteínas de manera específica.

Un gen es un "frase" con significado genético que determina una proteína. Sus palabras están formadas por grupos de tres letras (tres bases del ADN) y a cada uno de estos tripletes le corresponde una aminoácido en concreto. Y una secuencia de aminoácidos forma una proteína. El código genético se encarga de decir qué aminoácido corresponde a cada uno de estos tripletes. Esto ha constituido un dogma de la Biología durante 4 décadas.

Ahora resulta que hay un organismo, un protozoo denominado Euplotes crassus, que viola el código genético. Una de las combinaciones de tres bases del ADN además de corresponderse al aminoácido habitual tiene en su caso otro significado y a veces se le hace corresponder un aminoácido diferente. Este triplete tiene, por tanto, dos significados en este caso.

Recordemos cómo se lee la información genética. Ésta está almacenada en el ADN en forma de las bases A, C, G y T (adenina, citosina, guanina y timina). Esta información es leída por moléculas de ARN (éste utiliza el uracilo ‘U" en lugar de timina ‘T" además de las otras tres bases) que viaja hasta los ribosomas con esos datos para que allí se construyan las proteínas. Es en los ribosomas donde se produce la traducción. Así por ejemplo el codón AAG será traducido por el aminoácido lisina (Lys) o el codón AGA por arginina (Arg). Como hay más combinaciones de tres bases escogidas de entre cuatro posibles (en total 64 codones) que aminoácidos usados en los sistemas biológicos (22 en total) hay combinaciones diferentes que producen el mismo aminoácido, pero dada una combinación en concreto le corresponde uno y solo un aminoácido. Bueno, excepto para E. crassus.

Vadim Gladyshev y sus colaboradores de University of Nebraska han descubierto que este protozoo puede codificar dos aminoácidos con el mismo codón. UGA es traducido al aminoácido cisteina (Cys) para todos los organismos, pero en E. crassus los investigadores quedaron sorprendidos al comprobar que además era traducido por selenocisteina (Sec). Es el primer caso conocido de este tipo de violación del código genético.

El truco genético se realiza al parecer gracias a un elemento que se encuentra al final del ARN mensajero. Este elemento produce un bucle o lazo en el ARN que interacciona con los ribosomas y cambia el mensaje del codón UGA.

Sobre la posibilidad de que esto suceda en otras especies, los expertos especulan que es posible que haya variaciones de este mecanismo por ahí, pero de momento no hay pruebas en este sentido.

De momento, eso sí, habrá que cambiar los libros de texto para poder introducir esta excepción.

Fuente: NeoFronteras. Aportado por Gustavo A. Courault

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Descubren funcionalidad de parte del ADN basura
El ADN forma nudos muy complejos: lo descubre equipo dirigido por español
El "ADN basura" nos hizo humanos