Noticias en la página Axxón Página Axxón

27/Feb/09

Extraña vida encontrada en los Grandes Lagos

Los científicos han encontrado algunas raras formas de vida en el Lago Huron. Las peculiares formaciones geológicas están sustentando plumas flotantes y alfombrillas púrpura de microbios que viven en enclaves del Gran Lago, informan los investigadores

La rara biología es más similar a la que encontramos en algunos de los ambientes más extremos de la Tierra.

Las muestras de agua de una de las áreas de sumidero son casi aguas puras subterráneas,
alimentando el crecimiento de las alfombrillas de cianobacterias púrpura.

Las alfombrillas están ubicadas a unos 20 metros por debajo de la superficie del Lago Hurón, el tercero en tamaño de los Grandes Lagos de América del Norte, donde los investigadores encontraron sumideros hechos por el agua al disolver partes de un antiguo lecho marino subyacente.

Alrededor de estos sumideros existen brillantes alfombrillas púrpura de cianobacterias, primas de los microbios encontrados en el fondo de lagos bajo el hielo permanente en la Antártida, y pálidas colas de caballo flotantes de otra vida microbiana. El agua allí es densa, libre de oxígeno y salada, y por lo tanto hostil a la mayor parte de las formas de vida más familiares y más grandes en los lagos.

Los científicos informan que algunos profundos sumideros actúan como cuencas para acunular plantas muertas en descomposición y material animal, y coleccionar un lodo negro y blando de sedimento cubierto por una película bacterial.

Estos ambientes son también similares a los existentes alrededor de las aberturas hidrotermales de aguas profundas y filtraciones frías, donde también fueron encontradas muchas formas raras de vida.

El sumidero de Middle Island está abierto al Lago Huron creando una gradiente de actividad biológica.
Se puede ver un ballenero de 9 metros en esta foto aérea.

En el agua sin oxígeno, la cianobacteria lleva a cabo la fotosíntesis usando compuestos del azufre más que del agua y libera sulfuro de hidrógeno, el gas con olor a huevo podrido. Donde los sumideros son más profundos todavía y la luz no llega, los microorganismos usan medios químicos en lugar de la fotosíntesis para metabolizar los nutrientes del azufre.

El agua subterránea debajo del Lago Huron está disolviendo los minerales del lecho marino muerto y los lleva al lago para formar estos ambientes exóticos y extremos, dijo Bopaiah A. Biddanda de la Grand Valley State University, en Muskegon, Michigan. Biddanda es uno de los jefes del estudio de estos ambientes raros.

"Está este lago de inmaculada agua dulce empuja materiales desde hace 400 millones de años en el lago", dijo Steven A. Ruberg co-líder del equipo del Great Lakes Environmental Research Laboratory de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Biddanda, Ruberg y sus colegas están tratando de comprender desde hace cuánto tiempo los minerales están depositados y que ahora están entrando en el lago y qué tan rápido llega el caldo salado que los contiene.

El trabajo, descrito en Eos, un boletín semanal publicado por la Unión Geofísica Estadounidense, también "podría conducir al descubrimiento de nuevos organismos y de procesos bioquímicos antes desconocidos, promoviendo nuestra exploración de la vida sobre la Tierra", dijo Biddanda.

Fuente: Live Science. Aportado por Graciela Lorenzo Tillard

Más información:
Más noticias de Ciencia en Axxón
Artículo original (inglés)
Expedición de la NASA al cenote más profundo del mundo
Científicos descubren universo desconocido de microbios en océanos
Un extraño calamar con "codos" filmado en un sitio de perforación