Los agujeros negros pueden formar anillos, hélices e incluso la forma de Saturno

La teoría de cuerdas implica que los agujeros negro pueden venir en todo tipo de formas y sabores, de acuerdo a un cosmólogo que ha catalogado todos los tipos conocidos

La teoría de cuerdas es la mejor aproximación de los físicos a una teoría unificada de todas las interacciones, y viene con algunas predicciones extrañas. Una de ellas es que el espacio-tiempo se compone de 10 dimensiones y no sólo de las cuatro con las que estamos familiarizados. Y esto plantea algunas cuestiones interesantes.

Una de ellas es lo que la forma de las singularidades se puede conformar en ese espacio de dimensiones superiores. En cuatro dimensiones, la única solución es esférica, y este es el tipo de agujeros negros que los cosmólogos han imaginado por todo el universo.

Pero con dimensiones superiores, hay todo tipo de soluciones distintas. Ya se había examinado la posibilidad de anillos negros, pero hoy María Rodríguez, del Instituto Max Planck de Física Gravitacional en Golm, Alemania, compila un catálogo de todas las especies conocidas de agujero negro.

Resulta que hay toda una fauna de soluciones diferentes para los agujeros negros. Aquí vemos sólo algunas: el Saturno negro, el anillo helicoidal negro, el di-anillo, el moño negro y el anillo negro bicicleta, así como otros más generales.

Si bien estas soluciones pueden existir matemáticamente, pueden o no existir en el universo real. De hecho, Rodríguez pudo elaborar ciertos criterios que se deben cumplir para que una solución tenga posibilidades de existir en el mundo real. Por ejemplo, un anillo negro sólo puede existir si hay suficiente repulsión centrífuga para evitar que se derrumbe.

Rodríguez remarca que la lista es incompleta. «El catálogo de especies diferentes (soluciones exactas) de un agujero negro muestra una estructura muy rica, pero parece lejos de estar completa».

Eso hace que sea un tema interesante para los cosmólogos ambiciosos. Pero cuidado: hay una buena razón para que la lista esré incompleta. Las soluciones en el espacio de dimensiones superiores resultan ser terriblemente difíciles de encontrar.

Sin embargo, sería bueno descartar toda posibilidad de su existencia, o trabajar en cómo se pueden distinguir por observación de los agujeros negros de entrecasa, esféricos y comunes.

Referencia de publicación: arxiv.org/abs/1003.2411 : On the Black Holes Species (By Means Of Natural Selection)

Fuente: Technology Review. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:

Esta entrada ha sido publicada en CIENCIA, Física y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.