¡ME GUSTA
AXXÓN!
 


Revista Axxón

 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

El principio Copernicano es un cimiento fundacional en la cosmología. Indica, abreviando, que no estamos en un lugar privilegiado del Universo. Un observador azaroso verá el mismo Universo que nosotros

El modelo cosmológico estándar satisface este principio en el espacio: en este momento, cualquier otro observador en el Universo va a ver el mismo Universo que nosotros (a grandes escalas). Igual que nosotros, ellos van a ver una distribución uniforme de galaxias y un cielo con una uniforme radiación de fondo de microondas (CMB), con similares anisotropías leves. Sin embargo, vivimos en un momento privilegiado: dentro de la historia del Universo, estamos justo en el momento en que la densidad de la energía oscura comienza a predominar sobre la densidad de la materia oscura. Esto es conocido como el problema de la “coincidencia” y se ha discutido y ha preocupado mucho.

Esta es una descripción gráfica:

Hoy estamos muy, muy cerca de donde se cruzan las líneas (desplazamiento al rojo igual a cero es en la actualidad; desplazamiento al rojo igual a 1000 es cuando se generó la CMB, en el Big Bang el corrimiento al rojo era infinito). No se puede ver el cruce de los trazos en el dibujo principal; se debe ir al recuadro inserto para ver el cambio increíblemente rápido en el desplazamiento al rojo = 1.

La semana pasada, en el grupo de trabajo del Instituto Yukawa, John Moffat recomendaba llamar «anti-copernicano» al modelo estándar a causa de este ajuste fino. Él quiso materializar un paso más adelante: si estamos por romper el principio Copernicano en el tiempo, ¿por qué no considerar seriamente romperlo, en cambio, en el espacio?

El principio Copernicano es una de esas raras cosas en la ciencia que es mezcla de ciencia y estética. No se puede representar en una ecuación. Y su aplicación está, a menudo, sujeta a la mirada del obsrevador. Por ejemplo, el gráfico de arriba parece un problema porque hemos usado el corrimiento al rojo en el eje X para representar el tiempo. Hay motivaciones físicas para usarlo, porque se relaciona con el tamaño del Universo, y es por lo tanto un referente para muchos procesos físicos relevantes. Si en cambio rotulamos el tiempo en la forma en que normalmente lo medimos (como si se hubiera estado aquí desde el Big Bang con un reloj de pulsera), se obtiene algo que parece mucho más razonable:

Así ya no estamos en un momento especial, y se esfuma el problema de la coincidencia. El Universo ha estado dominado por la energía oscura a lo largo de miles de millones de años y no estamos en ningún lugar cerca del punto especial de cruce.

Entonces, ¿cuál de los argumentos es el correcto?

Fuente: Blogs Discovery Magazine. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:


© Axxón




Noticias: Sección anterior, por tema
Ciencia - Cine - Espacio - Espectáculos - Historietas - Internet - Juegos
Libros - Literatura - Revistas - Sociedad - Tecnología - Televisión

Noticias en esta sección y la anterior, por año
2017 - 2016 - 2015 - 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - Anteriores

Google