Planetas como la Tierra pueden estar protegidos de ser chamuscados por su sol - principal


¡ME GUSTA
AXXÓN!
 


Revista Axxón

 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

Como son mucho más frías que nuestro Sol, un planeta habitable tiene que orbitar mucho más cerca que la Tierra de una estrella enana tipo M- Esto los pone en gran peligro de sufrir llamaradas y radiaciones. Un nuevo estudio indica que los planetas pueden estar protegidos de la actividad solar, y son seguros para la vida

Muchos de los soles de nuestra galaxia han destruido la atmósfera de los planetas de tipo terrestre que los orbitan; o mejor dicho, esto es lo que temían los astrobiólogos que debía pasar. En la Vía Láctea, señalan, dominan las estrellas enanas M: soles violentos, imprevisibles, que con frecuencia lanzan partículas de alta energía y erupciones solares al espacio. Debido a que son mucho más frías que nuestro Sol, un planeta potencialmente habitable tendría que orbitar mucho más cerca de ellas que la Tierra, quedando justo en la zona de peligro. Pero un nuevo estudio indica que estos planetas pueden estar protegidos de forma inesperada de la actividad solar, manteniendo segura a la vida.

“En general, se trata de una excelente noticia para los cazadores de planetas”, dice Alan Boss, un científico planetario del Instituto Carnegie para la Ciencia en Washington, DC, quien no participó en el estudio y que es parte de la misión Kepler de la NASA para buscar planetas como la Tierra. “Esto da mayor respaldo al caso de que es muy probable que el primer mundo realmente habitable que encontremos estará alrededor de una enana M cercana”.

¿Zona de peligro? La cercana estrella enana de tipo M Gliese 581 y algunos de sus planetas. Un nuevo estudio indica que los soles como éste no puede ser tan perjudiciales para los mundos habitables como se pensaba. Crédito: ESO / L. Calçada

Las enanas M suponen al menos el 70% de las estrellas de la Vía Láctea. Sus masas van desde aproximadamente la mitad a una vigésima parte de la masa de nuestro Sol, pero lo que les falta de tamaño a las enanas M lo compensan en longevidad. Los astrónomos estiman que estas estrellas pueden quemar durante 40.000 millones a 100.000 millones de años, dándole a un planeta habitable mucho tiempo para que evolucione la vida. (La vida de nuestro propio Sol, una estrella de clase G, es de unos 10 mil millones de años.) Pero al menos durante los primeros mil millones de años de sus vidas, las enanas M también lucen enormes campos magnéticos, que habitualmente interactúan con sus atmósferas para crear eyecciones de masa coronal, enormes disparos de materia desde la corona altamente ionizada de la estrella, y destellos ricos en protones.

Para saber si esta barbacoa solar asaría los mundos habitables cercanos, los investigadores dirigidos por la astrobiólogo Antígona Segura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Ciudad de México eligieron utilizar un modelo de computadora. El equipo simuló cómo una llamarada en AD Leonis (AD Leo), una enana M ubicada a 16 años luz de la Tierra, habría afectado en el 1985 a un hipotético planeta de tipo terrestre que orbitaba a 0,16 unidades astronómicas de la estrella. Esto es menos que la mitad de la distancia media de Mercurio alrededor del sol.

La simulación, cuyos resultados se publican en Astrobiology, indica que una estrella tipo M no es tan peligrosa para la vida como se temía. Cuando la radiación UV incide en la atmósfera planetaria disocia las moléculas de agua produciendo oxígeno libre que es transformado el ozono y este ozono protege la vida de esas mismas radiaciones. De este modo, la radiación UV crea más moléculas de ozono que las que destruye. En un hipotético planeta de ese tipo no se sentiría más UV que en un típico día soleado sobre la Tierra.

Los resultados son noticias especialmente buenas, dice Segura, porque AD Leo es una estrella joven, con menos de 300 millones de años, siendo es una de las enanas M más activas que conocemos. El estallido de 1985 fue 1000 veces más enérgico que un estallido típico de nuestro Sol. Así que esto da bastante margen para la vida en otras estrellas de este tipo.

Marcos Giampapa, un astrónomo del National Optical Astronomy Observatory en Tucson, Arizona, alaba la obra, calificándola de “muy interesante y oportuna”. Pero señala que la mayoría de las estrellas enanas M son más frías que AD es Leo. Los planetas como la Tierra tendrían que orbitan más cerca de estas estrellas y por lo tanto podrían verse afectados por una actividad más fuerte que el hipotético planeta en este estudio. En ese caso, dice, la atmósfera del planeta no puede quedar tan ilesa.

Fuente: Science. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:


© Axxón




Noticias: Sección anterior, por tema
Ciencia - Cine - Espacio - Espectáculos - Historietas - Internet - Juegos
Libros - Literatura - Revistas - Sociedad - Tecnología - Televisión

Noticias en esta sección y la anterior, por año
2017 - 2016 - 2015 - 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - Anteriores

Google