Un microcuásar forma una nebulosa con forma de manatí gigante - principal


¡ME GUSTA
AXXÓN!
 


Revista Axxón

 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

Una nueva visión de los restos de una supernova de hace unos 18.000 años conseguida con el Very Large Array (VLA) de la National Science Foundation (NSF) proporciona más pistas sobre la historia de esta nube gigante que se asemeja al manatí de Florida. W50 es uno de los restos más grandes de supernovas nunca vistas por el VLA, que con casi 700 años luz de diámetro cubre dos grados en el cielo, que es el lapso de cuatro lunas llenas

La enorme nube W50 formada cuando una estrella gigante, hace 18.000 años luz de distancia en la constelación de Aquila (El Águila), explotó como una supernova hace alrededor de 18.000 años, enviando sus gases exteriores hacia el exterior en una burbuja en expansión.

La reliquia que queda, una masa de materia comprimida por la gravedad que muy probablemente sea un agujero negro, se alimenta del gas de una estrella compañera muy próxima. El gas canibalizado es recogido en un disco alrededor del agujero negro. El disco y la red de poderosas líneas del campo magnético del agujero negro actúan como una estructura gigante de encauzamiento, arrastrando las partículas cargadas desde el disco y canalizándolas hacia el exterior en forma de potentes chorros, que viajan casi a la velocidad de la luz.

Este sistema formado por un agujero negro y la estrella que lo alimenta brilla en ondas de radio y en rayos X, y se conoce colectivamente como la microcuásar SS433 y con el tiempo, los chorros de la microcuásar han forzado un camino a través de los gases en expansión de la burbuja W50, eventualmente perforándola hacia fuera a cada lado. Los chorros también se tambalean como una peonza inestable, y abren nítidas formas de sacacorchos a través de las hinchadas protuberancias. Los objetos astronómicos que brillan en la gama óptica, visibles al ojo y los telescopios ópticos, son conocidos a menudo por sus semejanzas con objetos terrenales, como la Galaxia del Remolino y la Nebulosa Lechuza. La invisible W50 tiene un nombre menos pegadizo por ser la fuente de radio número 50 entre las que figuran en el Catálogo de Westerhout, creado en 1958 por el astrónomo holandés Gart Westerhout.

Cuando la gran imagen del VLA de W50 llegó a la oficina del director de la NRAO, la asistente ejecutiva del director, Heidi Winter, vio la semejanza con un manatí, los mamíferos marinos en peligro de extinción conocidos como “vacas marinas” que viven en aguas tanto dulces como saladas, cerca de las costas de América y África.

Los manatíes de Florida miden unos 10 metros de largo, pesan unos 500 kilogramos, y pasan hasta ocho horas al día pastando en las plantas marinas, y ocupan el resto del día descansando, muchas veces sobre la espalda, con sus aletas cruzadas sobre sus vientres, una actitud que se asemeja a la forma de W50. Además, los encuentros de estos mamíferos con las hélices de los barcos lesionan a muchos de estos animales herbívoros, haciéndoles profundas cicatrices, que exhiben una apariencia similar a los arcos realizados por los jets de gran alcance en el remanente de la W50.

Gracias a la sugerencia de la Sra. de Winter, el National Radio Astronomy Observatory ha adoptado un nuevo apodo para W50: la Nebulosa de Manatí. En colaboración con los Servicios de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos, NRAO dará a conocer esta nebulosa al público durante el Festival Anual de Manatee en Crystal River, Florida, en una época en la que se puede avistar la mayor concentración natural de manatíes en el mundo.

Fuente: Varios medios. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:


© Axxón




Noticias: Sección anterior, por tema
Ciencia - Cine - Espacio - Espectáculos - Historietas - Internet - Juegos
Libros - Literatura - Revistas - Sociedad - Tecnología - Televisión

Noticias en esta sección y la anterior, por año
2017 - 2016 - 2015 - 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - Anteriores

Google