¡ME GUSTA
AXXÓN!
 


Revista Axxón

 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

¿Para qué sirve una mano sin nervios, que no puede decir lo que está sosteniendo; una mano que levanta una lata de refresco a sus labios, pero inadvertidamente la aplasta en el proceso?

Investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS) de Harvard han desarrollado un sensor táctil muy barato para manos robóticas que es lo suficientemente sensible para convertir una tosca máquina en una diestra manipuladora.

Diseñado por los investigadores del laboratorio Harvard Biorobotics en SEAS, el sensor, llamado TakkTile, tiene por objeto poner al alcance de inventores comerciales, profesores y entusiastas de la robótica lo que normalmente sería una tecnología de punta.

“A pesar de décadas de investigación, la detección táctil no ha pasado al uso general, porque ha sido cara y frágil”, explica el co-creador Leif Jentoft, un estudiante graduado de SEAS. “Normalmente cuesta alrededor de us$ 16.000, más o menos, poner sensores táctiles en una mano robótica experimental. Esto realmente limita la gente que puede utilizarlos. La tecnología tradicional también utiliza técnicas de construcción muy especializadas, que pueden ralentizar el trabajo. Ahora, Takktile cambia esto porque se basa en métodos de fabricación mucho más simples y más baratos”.

TakkTile lleva un dispositivo ya existente —un pequeño barómetro, que mide la presión de aire— y añade una capa de caucho sellada al vacío, lo que lo protege de hasta 9,5 kilos de presión directa. Jentoft y el co-creador Yaroslav Tenzer, becario postdoctoral, dicen que los chips pueden, incluso, sobrevivir al golpe de un martillo o un bate de béisbol. Al mismo tiempo, Takktile es lo suficientemente sensible para detectar un toque muy ligero.

El resultado, cuando se añade a una mano mecánica, es un robot que sabe lo que está tocando. Se puede sostener un globo sin reventarlo. Puede sostener una llave y utilizarla para abrir una puerta.

Más allá de la robótica, Jentoft y Tenzer sugieren que el sensor TakkTile podría ser utilizado en una amplia gama de dispositivos electrónicos. Un fabricante de juguetes podría hacer un perrito de peluche que responda a las caricias, un diseñador de dispositivos médicos podría crear una pinza laparoscópica lo suficientemente delicada para separar los tejidos durante la cirugía.

“No todo el mundo tiene capacidad de hacer la investigación ellos mismos, pero hay un montón de personas que podrían encontrar nuevas aplicaciones y formas de uso de esto,” dice Tenzer.

Los sensores pueden ser construidos usando un equipo relativamente simple, el proceso patentado se basa en métodos estándar utilizados en la fabricación de placas de circuito impreso, junto con el acceso a una cámara de vacío. Los pequeños barómetros están disponibles a bajo precio, ya que han sido ampliamente utilizados en teléfonos móviles y unidades de GPS que pueden detectar altitud.

Junto con su asesor, Robert D. Howe, Abbott y James Lawrence Profesor de Ingeniería de la SEAS, Jentoft y Tenzer están buscando oportunidades comerciales con la ayuda de la Oficina de Desarrollo de Tecnología de la Universidad de Harvard. Harvard planea licenciar la tecnología a las empresas interesadas en ofrecer sensores prefabricadas o en integrar sensores TakkTile en productos tales como robots, dispositivos de consumo y productos industriales.

Fuente: Science Daily. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:


© Axxón




Noticias: Sección anterior, por tema
Ciencia - Cine - Espacio - Espectáculos - Historietas - Internet - Juegos
Libros - Literatura - Revistas - Sociedad - Tecnología - Televisión

Noticias en esta sección y la anterior, por año
2016 - 2015 - 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - Anteriores

Axxón, Ciencia Ficción: una lista de e-mail donde podemos conversar de los temas que nos interesan
Este grupo funciona en Grupos Yahoo! ar.groups.yahoo.com

Google