Descubren cometa que estaba oculto a plena vista: asteroide cercano a la Tierra es en realidad un cometa - principal


¡ME GUSTA
AXXÓN!
 


Revista Axxón

 
Imprimir version limpiaVersion PDF de esta pagina 

Desde hace 30 años, un gran asteroide cercano a la Tierra paseó en su solitario e intrépido camino, pasando ante los ojos escrutadores de los científicos, ocultando algo para sí: 3552 Don Quijote, cuyo recorrido se extiende hasta la órbita de Júpiter, ahora parece ser un cometa

El descubrimiento resultó de un proyecto en curso dirigido por investigadores de la Universidad del Norte de Arizona utilizando el Telescopio Espacial Spitzer. Por medio de una gran cantidad de enfocada atención y un poco de suerte, encontraron evidencia de actividad cometaria que han evadido la detección durante tres décadas.

“Su órbita se asemejaba a la de un cometa, por lo cual la gente asumió que era un cometa que se había librado de todos sus depósitos de hielo”, dijo Michael Mommert, un investigador post-doctoral en la NAU que era un alumno Ph.D. del profesor Alan Harris del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) en Berlín, en el momento en que se llevó a cabo.

Lo que descubrieron Mommert y un equipo internacional de investigadores, sin embargo, es que Don Quijote no es en realidad un cometa muerto que ha derramado todo su dióxido de carbono y agua, lo que les da los cometas sus espectaculares colas.

En cambio, el tercer mayor asteroide cercano a la Tierra que se mueve por ahí, rodeando la Tierra con una órbita irregular prolongada, está “empapado”, dijo el profesor asociado NAU David Trilling. Las implicaciones tienen menos que ver con el impacto potencial, que es muy poco probable en este caso, y más con “el origen del agua en la Tierra”, dijo Trilling. Los cometas pueden ser la fuente de al menos parte de ella, y la cantidad que existe en Don Quijote representa alrededor de 100 millones de toneladas de agua… más o menos la misma cantidad que se encuentra en Lago Tahoe.

Mommert dijo que es sorprendente que Don Quijote no haya agotado la totalidad de su agua, en especial teniendo en cuenta que los investigadores asumieron que lo había hecho hace miles de años. Pero la búsqueda de evidencia de CO2, y, presumiblemente, agua, no fue fácil.

Durante la observación del objeto usando el Spitzer en agosto de 2009, Mommert y Trilling encontraron que era mucho más brillante de lo que esperaban. “Las imágenes no eran tan limpias como nos gustaría, por lo que las pusimos a un lado”, dijo Trilling.

Mucho más tarde, sin embargo, Mommert les dio una mirada más cercana, y sus socios en el Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica encontraron algo inusual cuando comparaban las imágenes infrarrojas del objeto: es decir, algo, cuando un asteroide no debería haber mostrado nada. La “emisión extendida”, dijo Mommert, indicó que Don Quijote tenía un coma —atmósfera visible de un cometa— y una tenue cola.

Mommert dijo que este descubrimiento implica que también puede haber presencia de hielo de dióxido de carbono y agua en otros objetos cercanos a la Tierra.

Este estudio confirmó el tamaño de Don Quijote y la baja reflectividad de la superficie, similar a la de los cometas. Mommert presenta las conclusiones del equipo de investigación esta semana en la Conferencia Espacial Planetaria Europea en Londres.

Fuente: Science Daily. Aportado por Eduardo J. Carletti

Más información:


© Axxón




Noticias: Sección anterior, por tema
Ciencia - Cine - Espacio - Espectáculos - Historietas - Internet - Juegos
Libros - Literatura - Revistas - Sociedad - Tecnología - Televisión

Noticias en esta sección y la anterior, por año
2017 - 2016 - 2015 - 2014 - 2013 - 2012 - 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - Anteriores

Google